Ecotrends

Sorbos a favor del mar

La marca Sorbos se presenta como una alternativa comestible y biodegradable a los millones de pajitas de plástico que van a parar a los océanos.

Artículo

Ethic
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
27
Mar
2019
sorbos

Un mar de plástico. Esta expresión, casi poética–y que hace alusión a una serie de televisión española–, esconde una dura realidad detrás de la literatura. Y es que, cada año, ocho millones de residuos plásticos van a parar a los océanos. Cerca del 4% de estos deshechos son pajitas: productos que usamos durante un brevísimo lapso de tiempo, pero que navegan durante décadas en nuestras aguas. Reducir su consumo requiere tiempo y un titánico esfuerzo de transformación y educación social. A la espera de un nuevo paradigma en el que los plásticos no tengan lugar, es lógico preguntarse: ¿puede la innovación ofrecer soluciones alternativas?

A la luz de estas preguntas nació Sorbos, la primera pajita comestible y aromatizada del mercado. Fruto de la investigación científica liderada por un grupo de expertos en ingeniería alimentaria de la Universidad de Barcelona, se presenta como una verdadera alternativa a las pajitas de plástico.

Las pajitas son comestibles y 100% biodegradables

Comercializada en ocho sabores diferentes, Sorbos tiene rigidez suficiente como para soportar su inmersión en bebidas frías o con hielo durante 25 minutos. Una vez haya cumplido su misión, se puede comer o tirar: como es 100% natural, es totalmente biodegradable. Como valor añadido, las pajitas de Sorbos se pueden personalizar con serigrafías hechas en tinta comestible y libres de alérgenos.

Cuando se trata de medidas que promueven una mayor sostenibilidad medioambiental, su repercusión va ligada al grado de concienciación social con un determinado modo de consumo. Mientras que, a nivel global el consumo de pajitas aún es habitual, un año después de su nacimiento, Sorbos ha conseguido vender más de 3,5 millones de unidades en 10 países diferentes. Estas cifras –aunque todavía alejadas de esas 500 millones de unidades que se usan a diario solo en Estados Unidos–, prevén un futuro cercano en el que las pajitas de plástico sean, si no eliminadas, sustituidas por otras menos peligrosas para el medio ambiente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aromas que curan

Pranarôm, desde su laboratorio de aromaterapia científica, desarrolla aceites esenciales 100% sin químicos y en frío.

La vida sobre ruedas

Alegría Bikes apuesta por la bicicleta artesana y de calidad para lograr una movilidad y una ciudad sostenibles.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME