Ecotrends

Del café a la taza

Conocemos bien el problema de los vasos de papel de un solo uso —que raras veces se fabrican con materiales reciclados— y a estas alturas somos conscientes de su enorme impacto medioambiental.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
07
junio
2024

Conocemos bien el problema de los vasos de papel de un solo uso —que raras veces se fabrican con materiales reciclados— y a estas alturas somos conscientes de su enorme impacto medioambiental. En Alemania, por ejemplo, donde son éticamente producidos, se utilizan unos 320.000 cada hora, lo que supondría casi 3.000 millones de tazas al año en un solo país.

Ante esta realidad, en 2015, surge Kaffeeform, cuando el diseñador industrial Julian Nachtigall-Lechner experimentaba con una fórmula para reciclar los posos de café —un material de desecho fácilmente disponible— y transformarlos en un material sostenible como alternativa al plástico.

Se puede dar una segunda vida a los posos de café, transformándolos en bellos objetos de uso cotidiano

La Weducer Cup (contracción de we, «nosotros», y reduce, «reducimos») está disponible en tres tonos inspirados en la naturaleza: «cardamomo» (caqui), «nuez moscada» (beis) y «cayena» (terracota). Así, se les da una segunda vida a esos posos de café, transformándolos en bellos objetos cotidianos con un nuevo propósito. Están compuestos de materiales de base biológica, con productos de desecho recuperados, componentes reciclados y polímeros de origen vegetal. No contienen resina de melamina ni plásticos nefastos a base de petróleo como el BPA.

El nuevo Weducer Cup Refined es un poco más grande (350 mililitros) y viene con una tecnología de doble pared para una mejor retención del calor: la capa exterior oscura está hecha del icónico material de los posos de café, mientras que la colorida capa interior y su tapa son fabricadas a base de fibra de madera.

Además de ser fans de su estilo retro atemporal y de su tacto, nos gusta que sean livianos pero robustos y duraderos a la vez, veganos y libres de crueldad, aptos para lavavajillas y a prueba de caídas desde la bici (hasta 1,5 metros de altura). Para tomar al fresco tu bebida favorita, pero también ese snack que nunca sabes cómo transportar.


Para saber más: kaffeeform.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Breve historia del café

Fernando Mérida

¿Cómo se convirtió una pequeña semilla etíope en la bebida que mantiene despierto al planeta?

La empresa humana

Ignacio Cayetano

La revolución tecnológica provoca sentimientos encontrados: de la fascinación al pavor.

Tecnología para curar al mundo

Ignacio Cayetano

La medicina de las próximas décadas no tendrá nada que ver con la actual. La innovación tecnológica lo cambiará todo.

COMENTARIOS

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME