Medio Ambiente

2022, un año de avances en la transformación sostenible

Durante estos últimos meses hemos dejado atrás la incertidumbre para retomar, por fin, el camino de la transformación. Así lo demuestra la voluntad de todos los actores, especialmente los corporativos: el 89% de las empresas de nuestro tejido económico afirma realizar acciones que contribuyen a la realización de los ODS.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
30
Dic
2022
transformación

Artículo

Si el 2021 fue bautizado como el año de la reconstrucción, el 2022 se ha asentado como el inicio de la transformación sostenible. Una transformación muy esperada y, sobre todo, necesaria, si tenemos en cuenta que nos encontramos a tan sólo 7 años de que se cumpla el plazo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y todavía nos queda por lograr la mayor parte de las metas: aunque se han registrado avances, también ha habido retrocesos, especialmente en ODS como el de la pobreza.

Así, al cierre de 2022 no nos encontramos en buena posición para cumplir los ODS, pero sí que estamos empezando a ver algunos signos de transformación real que mantienen nuestra esperanza sobre un futuro mejor.

Entre ellos, hemos vivido el primer año de andadura de algunas políticas, como la taxonomía verde, esa lista tan esperada por los grupos de interés e inversores para catalogar los productos y servicios que son sostenibles a nivel medioambiental. Entre sus resultados, encontramos que un 64% de las empresas del IBEX35 han reportado ingresos en las actividades elegibles de la taxonomía europea, un porcentaje que promete aumentar en los próximos años debido al auge de las finanzas sostenibles.

Este año también ha puesto de manifiesto que este tipo de normativas van en aumento (y que serán cada vez más en número y exigencias a las empresas). De hecho, entre otras, se han aprobado la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, la Ley Europea sobre Igualdad en los Consejos de Administración y la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa. Asimismo, nos encontramos en un proceso de regulación de diligencia debida muy avanzado que revolucionará la gestión empresarial de los derechos humanos. De este modo, parece haberse acabado la era de la voluntariedad en cuanto a sostenibilidad empresarial se refiere: por ley, y quieran o no, las empresas serán más sostenibles.

Un 64% de las empresas del IBEX35 han reportado ingresos en las actividades elegibles de la taxonomía europea

La buena noticia que también ha revelado 2022 a través de nuestra consulta, el mayor proceso de escucha empresarial sobre ODS, es que no habrá que esperar a la aplicación de muchas de estas leyes para ver resultados en la transformación sostenible de las empresas, ya que la mayoría de nuestro tejido empresarial ya muestra un compromiso firme con la Agenda 2030. De hecho, el 89% de las empresas afirma realizar acciones que contribuyen a los ODS. En este caso, uno de los retos está en las pymes y en desarrollar su trabajo en sostenibilidad de una manera estructurada, ya que un 76% de ellas no dispone de un plan con objetivos que guíe su contribución a este marco. Esto provoca que existan brechas en la aplicación de medidas sostenibles en estas empresas en comparación con las de mayor tamaño, lo que denota que no se está aprovechando al máximo el potencial de las pymes para lograr la transformación real de la economía. Pero la voluntad de acelerar en estas empresas existe, por lo que se esperan grandes avances en 2023, gracias en parte a los espacios y recursos que desde iniciativas como el Pacto Mundial de la ONU ponemos a su disposición, como nuestro nuevo espacio web para pymes.

Por último, este año hemos asistido a un gran hito para la salud de nuestro planeta: la ONU ha reconocido formalmente el acceso a un medio ambiente sano como un derecho universal. Esta resolución promete ayudar a reducir las injusticias medioambientales, a cerrar las brechas de protección y a empoderar a las personas, especialmente a aquellas que se encuentran en situaciones vulnerables. Además, es el primer año tras la pandemia en el que se han conseguido celebrar las tres conferencias en materia ambiental que abarcan océanos, cambio climático y biodiversidad, reuniendo a líderes empresariales, institucionales y gubernamentales de todo el mundo para trabajar por el cuidado del planeta.

Así, tras unos años de incertidumbre, parece que comenzamos a ver una transformación real –aunque todavía tímida– de la economía hacia un sistema más sostenible y resiliente. Voluntad existe por parte de todos los actores, ahora solo falta acelerar. Como directora ejecutiva en España de la iniciativa líder en sostenibilidad del mundo, confío en que este es el inicio de una carrera de fondo que nos hará mejorar en nuestras metas globales y alcanzar el mundo que queremos.


Cristina Sánchez es directora ejecutiva de Pacto Mundial de Naciones Unidas España.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.