Agua

POWERED BY

Regenerar agua para recuperar vida

Al destruir una barrera artificial de 140 metros instalada en el río Jarama, Heineken España recuperará 500 millones de litros de agua que ayudarán a regenerar la biodiversidad en la zona facilitando su inundación natural.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Agua

Artículo

No es ningún secreto que los seres vivos somos, básicamente, agua. Esto ha sido –en parte– gracias al agua líquida que apareció la vida en la Tierra hace millones de años y, por ella, que todos los seres vivos de este mundo podemos seguir existiendo. A veces la observamos cuando nos sentamos frente a un atardecer frente al mar o pasamos cerca de la fuente que protagoniza la plaza de nuestra ciudad, pero este líquido fundamental para la vida alcanza mucho más de lo que podemos llegar a ver. Además de sus propiedades para la existencia orgánica, el agua también compone desde la ropa que usamos hasta el alimento en nuestro plato. Vivimos de ella y, precisamente por eso, el aumento de la demanda de agua pone cada vez más presión sobre este recurso que, aunque pueda no parecerlo, es finito.

Algunas compañías, como la cervecera Heineken España, ya plantan cara a este problema con iniciativas como el Proyecto Jarama, cuyo objetivo es restituir a la cuenca del río Jarama de manera natural 500 millones de litros de agua. Una cantidad equivalente a dos mil millones de cañas de cerveza, que hará que su fábrica de San Sebastián de los Reyes alcance el balance hídrico neutro este mismo año.

La ambición de la compañía de elaborar cervezas que le gusten al mundo, a las personas y al planeta, se centra en tres batallas: lograr ser cero emisiones, maximizar la circularidad y proteger las fuentes de agua. Asumen así un enfoque integral que va más allá de la eficiencia y se preocupa de la circularidad del agua y el balance hídrico, teniendo en cuenta el incalculable valor del agua el territorio, ya que la escasez de agua afecta a la salud, a la educación, a la igualdad, a la alimentación, a la economía e incluso al empleo de las personas. De esta forma contribuyen a la consecución del ODS 6 (garantizar el agua y el saneamiento para todos) –uno de los pilares más importantes de la Agenda 2030 de Naciones Unidas–, la Década para la Restauración de los Ecosistemas y el futuro de España, donde más del 75% del territorio está en riesgo de desertificación y las previsiones apuntan a recortes agudos en el suministro de agua para 2040.

Más del 75% del territorio español está en riesgo de desertificación

Tal y como señala Carmen Ponce, directora de Relaciones Corporativas de Heineken España, «En nuestra ambición por ser la cervecera más verde, en la familia HEINEKEN España llevamos años trabajando para combatir el cambio climático con menos CO2 y más H2O. El agua es un elemento indispensable para la vida y para la elaboración de cerveza, por eso nuestro compromiso es devolver a las cuencas que nutren nuestras fábricas cada gota de agua que contienen las cervezas que elaboramos en España. Un compromiso que hoy estamos más cerca de lograr, gracias a la colaboración público-privada, con soluciones basadas en la naturaleza».

Fruto de este compromiso, Heineken España lleva años trabajando para cuidar las fuentes de agua. Actualmente utiliza 3,37 litros de agua para elaborar un litro de cerveza y pretende seguir reduciendo esta cantidad para hacer que en 2030 se limite a 2,6 litros de agua. Sus esfuerzos para consumir menos agua se centran en los procesos de limpieza y mantenimiento en fábricas, a los que se dedican 1,8 litros de agua por litro de cerveza (un 31% menos que en 2008). Esta agua ya se trata al 100% para devolverla al entorno con la calidad necesaria. Pero hay una parte del agua, la que contiene la botella y la que se evapora en el proceso de elaboración de (1,5 litros de agua por litro de cerveza), que Heineken no puede dejar de consumir. Por eso ha asumido la responsabilidad de devolver también esta cantidad a su fuente de origen, mediante soluciones basadas en la naturaleza, para que sus cuatro fábricas logren el balance hídrico neutro.

El Proyecto Jarama recuperará una cantidad de agua equivalente a dos mil millones de cañas de cerveza

Las actuaciones del Proyecto Jarama, desarrollado junto a la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, se centran en la ribera del río Jarama a su paso por Belvis, en el término municipal de Paracuellos del Jarama y a menos de cinco minutos de la fábrica de Heineken en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Gracias a esta iniciativa, el equivalente a toda el agua que contienen las cervezas elaboradas en esta fábrica se restituirá de manera natural a la cuenca del río, ayudándole a recuperar su estado fluvial óptimo. Además, beneficiará el acuífero y la biodiversidad de las lagunas de Belvis del Jarama, un espacio natural protegido incluido en el Catálogo de Humedales de la Comunidad de Madrid y en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas.

Para lograrlo, Heineken está retirando un tramo de 140 metros del muro que impedía la inundación natural de la llanura aluvial de Belvis del Jarama, una construcción artificial levantada a finales del siglo pasado. Ahora, cuando el río crezca, convertirá esta llanura en una laguna estacional: un nuevo depósito natural de agua que recargará el acuífero y las reservas subterráneas con 500 millones de litros de agua cada año, una estimación que cuenta con el aval científico de la Universidad Complutense de Madrid.

Sus beneficios también incluyen un menor riesgo de inundaciones para las localidades cercanas al disminuir el caudal máximo del río. Así como una mejor calidad del agua, que tras ser filtrada por el suelo, aflora a la superficie y se queda en el territorio mejorando el estado de las Lagunas permanentes de Belvis y multiplicando por 10 la lámina de agua, que pasará de 4 a 50 hectáreas. Además, contribuye a conservar el humedal favoreciendo la biodiversidad y el hábitat de animales como la garza real y especies amenazadas como el aguilucho lagunero o el martín pescador. Para ello, Heineken España limpiará la zona de residuos y plantas invasoras y exóticas y la repoblará con especies de flora autóctona de agua dulce y plantas de ribera como sauces, álamos y olmos resistentes a la grafiosis. Además, creará refugios para aves insectívoras, insectos y anfibios.

A este proyecto, se le suman los proyectos Doñana y Albufera sumando tres iniciativas ubicadas en ecosistemas de alto valor ecológico que van a restituir a las cuencas de los ríos Guadalquivir, Júcar y Jarama toda el agua que contienen las cervezas elaboradas por Heineken España. Gracias a estos proyectos, la cervecera ya tiene un balance hídrico neutro en Andalucía y la Comunidad Valenciana y este mismo año hará realidad su compromiso a nivel nacional con el Proyecto Jarama, convirtiendo a España en el primer país europeo donde la compañía lo consigue casi una década antes de la fecha que la compañía se ha marcado a nivel global para países con alto estrés hídrico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

El agua es la respuesta

Ángel Simón

La pandemia ha puesto en evidencia lo que ya sabíamos: que el agua es un bien esencial.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.