Opinión

2017: mucho más que Trump y el ‘procés’

Ha aumentado la desigualdad y el calentamiento global ha causado estragos cada vez más tangibles y cercanos. Desde Ethic repasamos los acontecimientos del último año.

Artículo

Luis Meyer
¿QUIÉRES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 25 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
Dic
2017

La primera mitad del año fue el estreno de la legislatura de Donald Trump y sus primeras extravagancias; la segunda, la crisis catalana. Ambos escenarios han colmatado a los medios generalistas y dejado poco espacio para el resto de la actualidad. En muchos casos, la que realmente interesa a la sociedad, la que afecta directamente a los ciudadanos. Sigue creciendo la brecha entre pobres y ricos, y el cambio climático empieza a mostrar su peor cara, como preludio de lo que se nos avecina. Una serie de autos y sentencias judiciales han confirmado en 2017 que la corrupción, en nuestro país, es mucho más que algo «de unos pocos políticos» (como los propios políticos insisten machaconamente), y se trata realmente de un mal endémico que carcome los pilares de nuestra estructura democrática.

Pocas de estas cuestiones han merecido siquiera una portada. Muchas ha estado relegadas a espacios residuales tanto en medios escritos como en televisión y radio. En Ethic las repasamos y les damos, hoy, el lugar que se merecen.

Cambio climático

2017 ha sido uno de los tres años más cálidos desde que se tienen registros en todo el planeta, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Conviene hacer hincapié en que estas temperaturas récord se han alcanzado tanto en el medio terrestre como en el marítimo. El grosor de las cubiertas de hielo de la Antártida y el Ártico está en mínimos históricos, según los datos de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA).

El año pasado fue uno de los tres más calurosos de la historia

Es un escenario que ya afecta a todos, y empieza a incidir en nuestro país con especial fiereza. Somos uno de los territorios de Europa más expuestos a una sequía: la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ha anunciado recientemente que los 11 primeros meses del año en España fueron los más cálidos desde que hay registros. Nunca antes, desde que podemos medirlo, ha hecho tanto calor en España.

El sector agrícola ha sido uno de los principales afectados: el año pasado se destruyeron muchos puestos de trabajo, y los niveles de temporalidad llegaron al 61,2%, casi un 10% más que en 2008. La sequía ya ha pasado factura en la vendimia, en la recogida de los cítricos, en la aceituna de mesa, los productos hortofrutícolas, la remolacha y las frutas de verano. Esto afectará directamente al bolsillo de los ciudadanos: el sector ya augura subidas de precios en estos y otros productos.

A esto hay que sumar los virulentos incendios que asolaron el pasado otoño el noroeste peninsular. Un mar de llamas que devastó miles de hectáreas, llevándose con ellas decenas de víctimas mortales en Portugal y Galicia. Los trágicos acontecimientos pusieron de relieve la necesidad de adaptar la campaña de prevención de incendios forestales al cambio climático.

La mayoría de científicos ya establecen relaciones de causa efecto entre el calentamiento global provocado por la acción humana y los desastres naturales que asuelan poblaciones enteras. 2017 ha sido el año con mayor número de huracanes, desde que se tienen registros. Las islas del Caribe fueron azotadas por el Irram y el María, con vientos que llegaron a los 260 km/h y dejaron cientos de muertos a su paso. En el sur de Asia, las inundaciones provocadas por las lluvias monzónicas han provocado miles de víctimas, muchas mortales.

México fue sacudido por un terremoto de 7,1 de magnitud que causó al menos 273 muertes, apenas 12 días después de sentir el mayor sismo en un siglo, de 8,2, que mató cerca de 100 personas en el sur del país. También parte de la comunidad científica relaciona el cambio climático con los movimientos telúricos, como contamos en Ethic hace unos meses.

Desigualdad

Este año tiene el desdoro de ser en el que más se ha ensanchado la brecha entre pobres y ricos. Tal y como denunció Oxfam ante el Foro Económico Mundial de Davos, los ocho principales multimillonarios en todo el mundo acaparan una fortuna de 426 mil millones de dólares, mientras que los 3.600 millones de personas más pobres, en total, ni siquiera llegan a esa cifra. En 2017, uno de cada 10 habitantes del planeta sobrevive con menos de dos dólares al día.

La desigualdad en el mundo ha marcado picos históricos

En España también ha aumentado esta brecha, y una de las consecuencias más lacerantes ha sido la pobreza energética (cuando una familia no puede permitirse servicios básicos como luz o calefacción), que este año ha alcanzado cotas aún más dramáticas: afecta ya a caso cinco millones de personas, y uno de cada 10 hogares tiene dificultades para mantener su casa suficientemente caldeada en invierno, según los últimos datos de Eurostat. La media se acentúa más en los hogares en los que vive un adulto mayor de 65 años: uno de cada siete sufren pobreza energética. La Administración ha aprobado este año medidas para paliar esta situación, como el bono social o nuevas normas que obligan a las eléctricas a conceder un plazo de hasta cuatro meses antes de cortar el suministro por impago.

Corrupción

Curiosamente, 2017 era un año muy esperado: el de las vistas orales por la Gürtel (incluido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy) y la apertura de procesos sonados como los ERE de Andalucía. Sin embargo, todo ha quedado opacado por la resonancia del ‘procés’ catalán. Han sucedido en las sedes judiciales hechos escandalosos, como la confirmación, por parte de una juez, de que el PP se ha financiado con dinero negro, o que ha destruido pruebas. Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, fue enviado a prisión incondicional por, presuntamente, estar al frente de una organización criminal que desviaba fondos públicos.

Y Manuel Chaves y José Antonio Griñán (PSOE), expresidentes de la Junta de Andalucía, se han sentado en el banquillo para declarar, como acusados, en el proceso de los ERE, por el que Anticorrupción pide, para ellos, diez y seis años de cárcel, respectivamente. En 2017 se han contabilizado 11.500 cargos públicos detenidos o imputados en los últimos 10 años.

Este año, en fin, España ha batido récords en el ranking de corrupción: en el informe de Transparencia Internacional estamos a la cola de Europa, por detrás de Eslovenia y Lituania.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME