Ciudades

OFRECIDO POR
Banner

Moverse seguro es moverse sostenible

El cambio en el paradigma de la movilidad implica nuevos vehículos y medios de transporte, pero también nuevas maneras de gestionar estos emergentes patrones de circulación. Poner el foco en la innovación es clave para estar a la altura de las necesidades.

Ilustración

Yvonne Redín
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Semana Europea de la Movilidad Sostenible

Ilustración

Yvonne Redín

Si se usan los parkings de los centros comerciales como guía para comprender cómo está cambiando la sociedad –al fin y al cabo, por los grandes centros de compras pasa una muestra variada de la población–, se comprobará que la forma en que nos movemos está en pleno proceso de transformación. Ahora, en un lugar bien visible, se guardan plazas para los vehículos eléctricos, con su enchufe de cortesía esperando a ser usado. Da igual lo antiguo que sea el centro comercial en el que se esté: se habrán hecho las obras necesarias para tenerla. 

El paradigma de la movilidad está en pleno proceso de transformación. Según datos de ANFAC, en los primeros meses de 2022 las cifras de matriculación de vehículos eléctricos en España crecieron en un 84,72%. Las matriculaciones de vehículos híbridos son, con su 24,13% del total, bastante cercanas a las de coches diésel (29,1%) o de gasolina (35,71%). Y aún reconociendo que hay quienes insisten en que esas cifras todavía no son suficientes para cumplir los objetivos verdes, esto augura una transformación profunda en el sector. 

En los primeros meses de 2022 las cifras de matriculación de vehículos eléctricos en España crecieron en un 84,72%

Además, el cambio no viene únicamente marcado por el salto a los coches eléctricos, sino por la incorporación de muchas otras prácticas y medios más respetuosos con el medio ambiente en los patrones de movilidad. Las ciudades están empezando a trabajar para ser mucho más amistosas para los ciudadanos de a pie, con peatonalizaciones, ajustes en las velocidades máximas o apuestas por modelos completamente nuevos, como la ciudad de los 15 minutos. El objetivo, sin embargo, siempre es el mismo: si puedes acercarte andando, no lo hagas en coche

Al mismo tiempo, no solo se intenta potenciar el uso del transporte público –una muestra son las medidas de descuento aprobadas para estos meses– sino que también se incorporan más alternativas al coche «de siempre», recuperando medios de transporte y añadiendo novedades. 

Así, y a pesar de que tuvo que enfrentarse a problemas por la crisis de desabastecimiento, la industria de la bicicleta ha cerrado en el último año un récord de ventas. De hecho, según datos de un estudio realizado por la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, la bici eléctrica es el vehículo eléctrico preferido en nuestro país. Solo hay que situarse en un punto de observación en alguna zona céntrica de una localidad española para ver cómo cada vez es más habitual cruzarse con personas que se mueven de un punto o a otro de la urbe en bicicleta o en patinetes eléctricos –Barcelona y Madrid son dos de las ciudades en las que se usan más patinetes compartidos del mundo, por ejemplo–, priorizando medios de transporte diferentes a los automóviles y reduciendo el uso de carburantes. 

A pesar de la crisis de suministros, la comercialización de bicicletas en España batió un nuevo récord de cifras en 2021

En el futuro se les sumarán más alternativas, desde medios sin conductor a vehículos alimentados con hidrógeno. Estos últimos ya operan de forma experimental en algunas ciudades en sus líneas de autobuses urbanos. Las pruebas de nuevas formas de movilidad se suceden. Estos días, por poner una muestra, circula por el puente internacional que une Valença, en Portugal, con Tui, en Galicia, un coche autónomo controlado vía 5G. Es un experimento, pero las autoridades de la ciudad ya valoran su potencial para integrarlo como medio de transporte de un lado a otro de la frontera

Imaginar cómo será el futuro no es complicado: el transporte será cada vez más variado, más adecuado a las necesidades de la ciudadanía y más respetuoso con el medio ambiente. Esta transformación cambiará cómo nos movemos y el impacto que tenemos en el entorno, pero también implicará nuevas necesidades: moverse de forma sostenible también debe suponer moverse de forma segura. Para lograrlo, no solo habrá que cambiar los trazados urbanos o educar a la ciudadanía en nuevos patrones de seguridad vial, también habrá que crear nuevas soluciones a medida en el entorno de los seguros. 

Sostenible y segura

«La nueva movilidad necesita ser una movilidad más segura», apuntaba el pasado verano durante el Global Mobility Call, el primer congreso de movilidad sostenible y que busca situar a España como referente en ese terreno, el presidente de MAPFRE, Antonio Huertas. La compañía tuvo un papel destacado en el congreso, participando en diferentes ponencias y debates y presentando sus últimas novedades. 

Antonio Huertas: «La nueva movilidad necesita ser una movilidad más segura»

Más allá de contar con una estrategia corporativa de sostenibilidad que establece el funcionamiento interno la empresa, también está cambiando cómo hace las cosas al nivel de los seguros para que estos respondan a las necesidades que está generando este cambio de paradigma en la movilidad y las inquietudes de los consumidores. Como señalaba Huertas durante el congreso, están trabajando para «contribuir al desarrollo de esa innovación» que está llamada a modificar por completo cómo nos movemos. 

Para impulsar la movilidad sostenible, se debe trabajar desde diferentes vías. Esto es, no solo se debe cambiar cómo y qué se asegura, sino también potenciar la innovación a otros niveles. Desde MAPFRE, por ejemplo, trabajan en la reducción de los niveles de emisiones contaminantes en su centro de I+D, CESVIMAP, investigando nuevas formas de movilidad o potenciando la economía circular extrayendo materiales recuperables de los vehículos en desuso, como hacen en su centro autorizado, CESVIrecambios. Sus cálculos son optimistas: hasta el 85% del peso del automóvil podría reintegrarse en el ciclo de vida

Sus acciones también llegan al consumidor final. Además de concienciar a los conductores sobre la importancia de la movilidad sostenible con campañas en redes sociales, MAPFRE ha creado una póliza específica para vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Y la actualización en los seguros puede ir mucho más allá: en el Global Mobility Call, se habló, por ejemplo, de pólizas ecológicas o de pago por uso. Estamos tan solo al comienzo de la carretera.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.