Sociedad

El ¿imparable? atractivo de las caravanas

En España, donde más de 300.000 caravanas recorren nuestras autopistas, llevar la casa a cuestas está convirtiéndose en una de las opciones predilectas de una generación que solo conoce la vida entre crisis.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
May
2022
caravanas

Cuando Álvaro mira hacia atrás le resulta imposible no recordar el momento en que su vida era «guiada por el viento y por su espíritu libre». Aunque nació hace 35 años en Argentina, Álvaro ha vivido también en Bolivia y en Perú, e incluso ha pateado media España y Portugal, recorriendo miles de kilómetros con una furgoneta que convirtió en caravana. Ahora mismo vive en la sierra madrileña y es propietario de un bar en la capital española, pero no descarta que un día la ruta y el viento vuelvan a llamar a su espíritu libre para seguir recorriendo el mundo con su anhelada caravana.

La historia de este bonaerense está lejos de ser un caso aislado. Al menos en España, donde según los datos de la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR) hay 234.000 caravanas, 83.000 autocaravanas y 15.200 campers matriculadas. Estas cifras colocan al país en el tercer puesto –solo superados por Alemania y Francia, que nos doblan– de la clasificación europea de mayor parque vehicular de gente que, como Álvaro, viaja y vive con la casa a cuestas.

Aunque actualmente un tercio de las caravanas matriculadas en España son extranjeras, el boom de la industria continúa desde que en 2013 comenzó el repunte comercial tras la debacle causada por la crisis financiera de 2008. El caravaning se ha convertido no solo en una de las opciones de desplazamiento turístico, sino también en una forma de vida que da pie al nuevo nomadismo de una generación de jóvenes que solo conoce la vida entre crisis.

Actualmente, en España hay 234.000 caravanas, 83.000 autocaravanas y 15.200 ‘campers’ matriculadas

Uno de los datos más evidentes al respecto surge en 2018, año en que el número de matriculaciones creció un 347%, convirtiéndose en uno de los mejores en crecimiento proporcional. No obstante, pronto sería superado como año de mayor número bruto de matriculaciones, ya que al año siguiente se batiría un nuevo récord, con 9.014; es decir, casi 2.000 más que el año anterior. Desde la recuperación económica, y hasta la actualidad, el crecimiento en España ha sido sostenido.   

Y la carrera continúa: como en muchos otros sectores, el frenazo económico causado por la pandemia se tradujo en pérdidas importantes, pero en el mismo año en que surgía la covid-19 se matricularon 8.124 vehículos, un dato que por poco no supera la propia cifra del año pasado, con 8.575. Según sostienen en ASEICAR, «es la oferta turística vacacional que más ha crecido en España en los últimos 10 años». 

Un fenómeno ‘millennial’ cada vez más familiar

El perfil del aficionado al caravaning también ha cambiado. Tradicionalmente, el gremio lo componían matrimonios de personas con un alto poder adquisitivo que rondaban los 55 años, pero ahora cada vez son más las familias compuestas por personas con menos de 45 años. Y no solo eso: cada vez más gente asume el caravaning como un modus vivendi. 

Es por ello que este medio de viaje –y vivienda– se está convirtiendo en otro de los iconos de la generación millennial. Ejemplo es, de nuevo, Álvaro: aunque él era muy joven, aún recuerda bien el derrumbe económico –marcado por el ‘corralito’– que vivió su país natal en 2001. Ahí entendió que el mundo estaba cambiando: para viajar y vivir habría que echar a andar la imaginación y buscar nuevas maneras de hacerlo. Exactamente lo mismo parece plantearse la generación que ahora está marcada por la crisis pandémica. A este respecto, son clarificadores los datos de Camplify, la plataforma de alquiler de caravanas, que muestran que más del 60% de los alquileres y el 36% de los propietarios corresponden a personas nacidas entre 1981 y 1996. En España, esta opción ha penetrado el gusto de las nuevas generaciones incluso más que en países como Inglaterra (45%), Australia (44%) o Nueva Zelanda (50%). Poco a poco, se adentran al futuro a cuatro ruedas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.