Economía

Bancos por (y para) las personas

Aunque las entidades bancarias sean esenciales para el quehacer cotidiano de millones personas, estas continúan siendo percibidas de la misma forma que en 2008. ¿Cómo crear organismos que se centren en las necesidades reales de nuestra sociedad?

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
10
May
2022
bancos
Detalle del denominado ‘Toro de Wall Street’.

El negocio bancario lleva ya varias décadas en transformación. Los mercados, cada vez más globales, han provocado un intenso proceso de concentración en el sector, pero también ha habido cambios vertiginosos en otros ámbitos, como la digitalización, la financiarización de la economía o las nuevas necesidades financieras de empresas y familias. La percepción es que actualmente el sector bancario está compuesto por grandes corporaciones que en muchos casos operan a nivel global y que el antiguo concepto de banca de proximidad, cercana a la persona de pie y al pequeño negocio, ha quedado muy atrás. Sin embargo, es en esta cercanía a la realidad del día a día donde la actividad de banca minorista puede desplegar prácticas efectivas para reducir la desigualdad. 

El informe presentado recientemente por Oxfam Intermón en colaboración con Triodos Bank, Banca minorista y desigualdad económica, desgrana algunas de esas prácticas que las entidades pueden poner en marcha a la hora de relacionarse con tres grupos de actores: clientes, empleados y administraciones. 

Con respecto a las personas que trabajan en los propios bancos, las recetas son realmente las mismas que se pueden aplicar a una empresa de cualquier otro sector, ya que apelan a derechos laborales básicos. Las entidades han de garantizar los estándares laborales fundamentales –tal y como los define la OIT– y mantener un clima de diálogo social abierto y fluido con los representantes de los trabajadores, pero también se ha de poner el foco en las brechas salariales. No solo la brecha de género, que sin duda ha de tener un abordaje específico y cuidadosamente articulado, sino también aquellas de carácter vertical; es decir, aquellas situadas entre puestos de mayor y menor retribución. Una posibilidad en este sentido es crear sistemas para redistribuir una parte de los beneficios –o incluso de la propiedad de la compañía– entre todas las personas que trabajan en ella.

Otro ámbito en el que las entidades pueden jugar un papel importante en favor de la equidad es el de la fiscalidad. Resulta esencial que los bancos, al igual que cualquier otra empresa, sigan unas políticas fiscales responsables que alineen el pago de impuestos con la actividad económica que desarrollan en cada territorio, con una renuncia explícita al uso de paraísos fiscales. La mejor forma de mostrar que sus prácticas fiscales son responsables es aportando información pública y completa sobre ellas; es decir, un ejercicio esencial de rendición de cuentas. Los bancos han de aplicar este compromiso con la responsabilidad fiscal no solo en su propia operativa, sino también en su oferta comercial, renunciando a ofrecer productos y servicios financieros que promuevan la elusión de impuestos. 

Resulta esencial que los bancos sigan unas políticas fiscales responsables, renunciando explícitamente al uso de paraísos fiscales

No obstante, el lugar donde los bancos minoristas pueden jugar un papel diferencial y determinante en la reducción de la desigualdad es en la interacción con los clientes. Este impacto puede surgir fundamentalmente a través de políticas y prácticas de inclusión financiera –como el fácil acceso al crédito– de grupos vulnerables, utilizando su política de concesión de créditos como herramienta de cambio empresarial. Para llegar a este punto resulta imprescindible una mayor personalización de los servicios y productos que ofrecen, lo que implica un estudio pormenorizado para cada tipología cliente. La inclusión también pasa por eliminar barreras: estos días, por ejemplo, se habla bastante de cómo los servicios bancarios digitales suponen un gran obstáculo para la población de mayor edad, una situación especialmente problemática para aquellos que viven en zonas rurales.

Dado que los bancos minoristas no solo sirven a clientes particulares, sino también a pequeñas y medianas empresas, la política de concesión de créditos puede resultar una gran palanca de cambio en comportamientos empresariales. Las entidades tienen la posibilidad de centrarse en ofrecer créditos a pymes con un impacto social que contribuya a reducir la desigualdad económica, ofreciendo trabajo e ingresos en regiones con un alto nivel de desempleo o incluso a grupos vulnerables en el mercado laboral, como es el caso de los individuos discapacitados, las personas mayores y los refugiados. Incluso pueden fomentar el tránsito hacia prácticas empresariales responsables, desarrollando e implementando políticas de préstamo que busquen promover aquellas actividades que ayuden a disminuir la desigualdad, apoyando –y exigiendo– a las pymes para que implementen políticas sobre igualdad de género, para que realicen un impacto social positivo o implementen unas buenas condiciones laborales en la empresa.

Al fin y al cabo, de lo que estamos hablando es de que los bancos no pierdan de vista las necesidades reales de las personas, de la necesidad de centrarse en contribuir a un desarrollo inclusivo que llegue a todo el mundo. Tras la crisis de 2008, la reputación del sector bancario quedó bastante en entredicho, y desde entonces muchas personas perciben que los bancos siguen inmersos en unas dinámicas lejanas cuando su actividad, de hecho, resulta esencial para su quehacer cotidiano. Todo aquello que los bancos puedan hacer para revertir esa impresión redundará en una mayor licencia social para operar.


Miguel Alba es Investigador en Desigualdad y Sector Privado en Oxfam Intermón.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.