Biodiversidad

OFRECIDO POR
Banner

Ovejas, murciélagos y placas solares: por una convivencia entre energía y biodiversidad

Biodiversidad y energía renovable son compatibles, proyectos como los ‘agrivoltaicos’ consiguen generar entornos de convivencia entre generación energética, impulso a la economía local y protección de especies amenazadas.

Artículo

Ilustración e infografía

Matilda Lombas
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
biodiversidad

Artículo

Ilustración e infografía

Matilda Lombas

Desde que el cambio climático se coló entre los puntos prioritarios de la agenda política mundial, los grandes líderes empezaron a adoptar medidas para proteger al planeta de nuestras propias acciones. A pesar de no hacerlo al ritmo que demanda la ciencia, hay razones para creer que, paulatinamente, la salud de la Tierra irá mejorando. Entre todas ellas, destaca la sustitución de combustibles fósiles por energía verde, un cambio que continúa consolidándose con la intención de convertirse en la principal fuente de energía. De hecho, 2021 fue un año récord para este sector a nivel global, con un incremento de casi el 5% con respecto al año anterior. Si establecemos un ranking por países en todo el mundo, España ya ocupa el octavo lugar (de 195) en cuanto a mayor potencia instalada de este tipo. Ahora bien, si los datos en este sentido son optimistas, aún quedan grandes desafíos por delante: la sostenibilidad es una carrera de fondo, que además exige velocidad.

La red de líneas de transporte eléctrico tiene un «enorme potencial» para su adecuación como corredores ecológicos para la pequeña fauna

El impacto degenerativo del cambio climático –impulsado, principalmente, por la quema artificial de combustibles fósiles en los últimos siglos– en los ecosistemas es evidente: sus efectos interrumpen un 80% de los procesos biológicos que tienen lugar en la Tierra. Pese a la urgencia de transitar hacia fuentes de energía renovables, hace poco más de un año, 23 expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) alertaban de la necesidad de una expansión ordenada de las energías renovables para evitar daños irreversibles en la biodiversidad. Por este motivo, la aspiración de instituciones públicas y privadas se ha centrado en minimizar el impacto que pueda ocasionar la actividad industrial en una zona geográfica específica, y es que transición energética y preservación de la biodiversidad no tienen por qué avanzar enfrentadas. Por ejemplo, según un estudio realizado por la Estación Biológica de Doñana, la red de líneas de transporte eléctrico tiene un «enorme potencial» para su adecuación como corredores ecológicos para la pequeña fauna, ya que se puede acondicionar la base de las torres de alta tensión para aumentar la biodiversidad local y conectar poblaciones fragmentadas.

Del mismo modo, la compañía eléctrica española Endesa tiene en marcha desde hace varios años un Plan de Conservación de la Biodiversidad con el que, trascendiendo la idea de coexistencia entre las centrales de generación y la diversidad biológica, se busca la protección activa tanto de la fauna y la flora como de la economía agrícola rural. Esta estrategia empresarial, que actualmente sobrepasa los requerimientos ambientales obligatorios, sigue varias líneas de actuación, como aumentar la capacidad de acogida de biodiversidad mediante el acondicionamiento físico de los terrenos donde operan, o preservar y mejorar los hábitats de especies autóctonas a la vez que controlan las especies invasoras.

Energía y biodiversidad

Proyectos para proteger la biodiversidad

Endesa es la primera empresa del sector energético español que ha conseguido renovar por cuarto año consecutivo los tres sellos del registro de la Huella de Carbono. Para alcanzar el objetivo de que la industria energética sea respetuosa con el medio ambiente, la compañía posee ya diversos proyectos de protección de la biodiversidad por todo el país. Entre ellos están los agrivoltaicos (término nacido de la fusión entre «agricultura» y «energía fotovoltaica»), en los que la generación de energía y de cultivos convergen en un mismo espacio, recuperando el uso del suelo y habilitando un espacio para especies protegidas. Es decir, se utiliza parte del terreno de las plantas fotovoltaicas para sembrar frutas, verduras o tubérculos, conviviendo perfectamente. Por otra parte, hay en funcionamiento un plan de protección de aves en el parque solar de Totana, Murcia, donde se han destinado un espacio equivalente a 8 campos de fútbol para crear una isla ecológica que sirva de refugio para más de 25 especies de aves, algunas de ellas amenazadas. También las ovejas y abejas pueden compartir espacio con placas solares. Con respecto a las primeras, los pastores locales de Totana, Carmona y Badajoz ya llevan sus rebaños a pastar en terrenos de las plantas fotovoltaicas de Endesa, donde los ovinos se alimentan de plantas silvestres, desbrozando de forma natural el espacio destinado a las estaciones solares. Con las abejas ocurre algo similar: en la planta de Carmona se han colocado, en colaboración con un apicultor de la zona, hasta 30 colmenas para incrementar el grado de polinización de los cultivos cercanos.

El Proyecto Endesabats busca dar refugio a los murciélagos en instalaciones hidráulicas

Pero en lo que respecta al impacto de las plantas de generación de energía renovable en la fauna cabe destacar especialmente un caso: el de los murciélagos. Su creciente declive e importancia ecológica les convierten en un mamífero que, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), urge proteger. Como respuesta a este problema, surgió el Proyecto Endesabats: en él, junto al Laboratorio de Biodiversidad y Conservación Animal del Centre Tecnològic Forestal de Catalunya, Endesa recopila los datos necesarios para adecuar las instalaciones hidráulicas y favorecer, así, a las colonias de murciélagos, dándoles refugio y ayudándoles a realizar su ciclo vital.

Con todas estas iniciativas, Endesa se alinea con el Pacto Verde Europeo, el cual establece una hoja de ruta para lograr la neutralidad climática en 2050. Aún así, la compañía quiere adelantar hasta 2040 la reconversión hacia una empresa completamente descarbonizada, haciéndolo a través del desarrollo de la energía renovable y la apuesta por la electrificación del consumo energético. Este objetivo estará respaldado por los fondos Next Generation EU, el plan europeo de ayudas pospandemia que concederá a España más de 70.000 millones de euros durante los próximos tres años. Del total, el 37% irán destinados a proyectos como los de Endesa, que favorecen la transformación energética del país. Con el trabajo de todos, en 2030 podríamos conseguir que casi tres cuartos de la electricidad total generada en España provenga de fuentes renovables. Es un plan ambicioso, pero no imposible: con todo lo que hemos conseguido hasta ahora es, definitivamente, alcanzable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Cambio climático y pandemias

Pedro Sánchez Felguera

Reducir el riesgo de que se dé otra pandemia dependerá de nuestra capacidad de proteger los ecosistemas.

UN CONTENIDO DE
Cabecera

Un país hecho mosaico

Nacho Hernández

‘Spain Travel Guide’ es un recorrido por España a través de 18 historias que nos hablan de la esencia del territorio.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.