Opinión

¿Cómo capturan las empresas el valor de la sostenibilidad?

La sostenibilidad es un elemento significativo en la cultura corporativa de cada vez más empresas y se presenta como aliada para generar compromiso en los empleados, además de involucrar a los clientes en las líneas de acción empresarial. Visualizar y entender las prácticas de estas compañías es fundamental para que aquellas más rezagadas se sumen finalmente a esta transformación.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
07
Jul
2021

Artículo

¿Qué marca la diferencia entre un programa de sostenibilidad que crea valor de negocio y uno que no es capaz de hacerlo? La respuesta la encontramos en esas prácticas que distinguen a las empresas capaces de crear valor a través de lo verde, y el resto. Así lo demuestran los resultados de una encuesta global elaborada por la consultora McKinsey & Company: las compañías que apuestan por la sostenibilidad aplican un conjunto distintivo de prácticas de gestión. Comprenderlas es la clave para promover el mismo efecto en aquellas que todavía no lo han conseguido. Pero ¿cuáles? Las descubrimos a través de los resultados.

Perspectiva optimista

Las empresas líderes abrazan la sostenibilidad también como posibles oportunidades incrementales de negocio. Creen firmemente que los programas de sostenibilidad generan ingresos adicionales, ahorros de costes y otros beneficios que crean valor para los accionistas y stakeholders, además de la sociedad. El 22% de los encuestados afirma que la implementación de políticas de sostenibilidad ha generado valor en sus empresas en los últimos cinco años. Casi el doble, el 40%, espera que los programas de sostenibilidad de sus empresas generen valor en cinco años. Este grupo destacado incluye encuestados de sectores como la automoción, la energía eléctrica y gas natural, o el petróleo; así como la industria de viajes, transporte y logística, que desempeñan un papel fundamental para atacar el cambio climático.

Intención estratégica y con propósito

Las compañías líderes en creación de valor a través de la sostenibilidad establecen prioridades en su agenda estratégica y abordan los posibles problemas a nivel organizacional para alinearse con sus metas, misión o valores, y tener un impacto tangible y positivo en un tema concreto –no, simplemente, para cumplir con requisitos legales de la industria. Se estima que una inversión de 28 billones de euros en tecnologías limpias es necesaria para lograr la transición a una Europa de emisiones netas nulas en 2050. Esto presentaría oportunidades estratégicas concretas en todas las industrias, desde la electrificación del transporte y nuevas tecnologías de baterías, a la infraestructura de distribución de hidrógeno para la industria y la eficiencia energética residencial. En el corto y medio plazo, las empresas podrían hacer uso de parte de los 673.000 millones de euros de fondos europeos destinados para la transición Sostenible y Digital y capturar estas oportunidades.

Enfoque claro

Para implementar estrategias de sostenibilidad, las compañías las traducen en términos concretos: establecen metas y objetivos claros y desarrollan indicadores para monitorear sus resultados. Entre un 40% y un 50% de los encuestados sostienen que sus empresas tienen una clara estrategia de sostenibilidad, con objetivos e indicadores específicos. Esto se compara con una media de 30% para los empleados de las empresas restantes.

Involucración de los empleados

Casi el seis de cada diez encuestados afirman que la sostenibilidad es parte de su cultura corporativa. Así, los empleados reciben formación sobre la integración de prácticas de sostenibilidad en su trabajo y comprenden el valor estratégico para sus empresas. Los incentivos son un factor adicional: una mayor proporción de encuestados en las empresas líderes afirma que sus organizaciones tienen en cuenta el desempeño relativo a objetivos de sostenibilidad a la hora de determinar la compensación y programas de carrera de los empleados.

Satisfacción de las expectativas del cliente

Por otro lado, una gran mayoría de empresas líderes se esfuerza por entender las expectativas de sus clientes e incorporar sus perspectivas en el diseño de productos y en las campañas de marketing, incluso creando nuevos modelos de negocio y marcas sostenibles. Por ejemplo, cuatro de cada diez encuestados afirman que sus empresas incluyen la opinión de los clientes en los atributos de sostenibilidad de sus productos, frente al 27% en las empresas restantes.

Colaboración en las cadenas de suministro y distribución

En última instancia, para gran parte de las empresas, una aspecto sustancial del impacto en sostenibilidad deriva de sus cadenas de suministro y distribución, así como de sus socios empresariales. Las empresas líderes encuestadas realizan mayores esfuerzos en garantizar prácticas sostenibles en estas áreas, gestionando o monitoreando no sólo el impacto propio sino también el de sus proveedores, y trabajando conjuntamente. El porcentaje de empleados que sostiene que sus empresas integran la visión de sostenibilidad en su trabajo con proveedores y socios empresariales, y en sus redes de transporte y distribución, es entre 10 y 20 puntos superior al de las empresas líderes restantes.

Como conclusión, para focalizar los esfuerzos de sostenibilidad, optimizar resultados y crear valor, es recomendable que las empresas establezcan la sostenibilidad como prioridad estratégica. Además, es favorable que aborden los problemas de sostenibilidad como oportunidades comerciales que crean valor para el accionista, para la organización y para otros stakeholders –más allá de la sociedad– de forma amplia e integran la responsabilidad sobre los resultados en sostenibilidad en toda la organización. Finalmente, es aconsejable que busquen impacto en la colaboración con otras empresas y coaliciones industriales para establecer nuevos estándares, promover la innovación tecnológica y abogar (si es necesario) por cambios en la regulación.


Joseba Eceiza es socio de McKinsey & Company.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La fiebre de la colaboración

Carlos Buhigas Schubert

Colaborar de manera eficaz exige, antes de nada, la voluntad de trascender la moda e integrar una lógica particular.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.