Economía

POWERED BY

La lucha climática: un factor crítico para la salud de las compañías

El KPMG Survey on Sustainability Reporting 2020 concluye que, mientras la mayoría de las empresas han aumentado considerablemente su compromiso medioambiental, todavía queda mucho recorrido en materia de igualdad.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Ene
2021
financiera

En la lucha contra el cambio climático, para evitar las catastróficas consecuencias del aumento de la temperatura terrestre, todos los actores de la sociedad deberían remar en la misma dirección. Sin embargo, hasta hace no demasiado tiempo, renunciar a un porcentaje de los beneficios por cuestiones medioambientales no era un debate abierto entre las grandes corporaciones. Afortunadamente, eso parece que ha empezado a cambiar. Según el nuevo informe KPMG Survey on Sustainability Reporting 2020  en el que se han analizado 85 de las 100 mayores empresas españolas por ingresos, el 64% de las compañías encuestadas que publican información no financiera reconocen en sus reportes el cambio climático como un riesgo para su negocio, lo que sitúa a la lucha climática en primera línea de los grandes motores económicos. El informe se basa en las cuestiones que las empresas españolas estudian en sus Informes de Sostenibilidad, de Responsabilidad Social Corporativa o Estados de Información No financiera y que muestra cómo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas se han convertido en una forma de estructurar el reporting.

«En los últimos años también el reporting no financiero ha dado un importante salto cualitativo en nuestro país. Ello ha sido consecuencia tanto de la Ley 11/2018 [de Información No Financiera y Diversidad] como del creciente interés de los mercados y de la opinión pública por el desempeño de las compañías en cuestiones no financieras. Hoy ya nadie discute que cuestiones como el cambio climático o la protección de los derechos humanos son factores críticos de negocio para la salud a largo plazo de las compañías. La pandemia ha servido para reforzar esa percepción y, por ende, el interés de los reguladores, de los mercados y de la opinión pública por el desempeño de las organizaciones en materia de sostenibilidad», asegura Ramón Pueyo, socio responsable de KPMG IMPACT y Transformación Sostenible de KPMG en España.

El 84% de las compañías que publican información no financiera vinculan los ODS con la actividad de su negocio

Los resultados muestran que el 84% de las compañías que publican información no financiera vinculan los ODS con la actividad de su negocio, mientras que en 2017 apenas lo hacía el 53%, según el análisis realizado por KPMG. La inclusión de los ODS en el reporting de información no financiera puede hacerse de manera general, utilizando los Objetivos como guía para incluir contenido de sostenibilidad, o de manera explícita, mencionando únicamente aquellos que son relevantes para el negocio de la compañía. Respecto a la relación entre los indicadores de negocio y su impacto en los ODS, de las 71 corporaciones que incluyen estos objetivos en sus publicaciones, un 77% de ellas los vinculan con los objetivos de desempeño del negocio. Por otro lado, el 6% de las compañías que incluyen a los ODS en sus reportes presentan los impactos negativos y positivos que la actividad de su negocio tiene sobre los ODS.

Así, y en relación con el ODS número 13 (Acción por el clima), el 54% de las compañías que publican información no financiera incluye el alcance 3 (que abarca toda la cadena de valor) en su cálculo de la huella de carbono. Por otra parte, el 33% reporta sus riesgos y oportunidades climáticas de acuerdo con las recomendaciones del TCFD; el 25% enlaza sus objetivos de reducción con la iniciativa Science-Based Targets (SBT); y tan sólo el 2,4% publica su alineamiento con la Taxonomía de la UE.

Hacia la reducción de la brecha salarial

En el reporting de información no financiera cobran gran relevancia los asuntos relacionados con la gestión de los Recursos Humanos de las compañías. La Ley de Información No Financiera y Diversidad así lo recoge en sus requerimientos, que abarcan temáticas sociales y relativas al personal de las empresas. Según este informe, el 48% de las compañías incluyen un promedio anual de contratos en su plantilla. Además, esta ley solicita a las empresas que se incluyan en sus publicaciones asuntos relativos a las medidas adoptadas para promover la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres. Los resultados del informe muestran que un 61% de ellas reportan la metodología de cálculo de su brecha salarial. De estas 52 compañías, 25 calculan la brecha salarial con base en el promedio de retribuciones entre hombres y mujeres y cuatro realizan la mediana de salarios brutos.

La brecha salarial ajustada cuantifica la diferencia de remuneraciones para un mismo puesto de trabajo en una compañía. Según los resultados de este análisis, únicamente el 32% de las corporaciones analizadas incluyen este indicador en sus publicaciones. Además, se han identificado a aquellas que incluyen medidas para corregir la brecha salarial entre sus empleados. Los resultados muestran que la proporción de compañías que publican alguna de estas acciones para mejorar su posición de retribuciones es muy baja, solo el 18%, mientras que los que publican objetivos de reducción de la brecha representan el 13%.

Ética e integridad o cómo mejorar la transparencia

La información sobre prevención de la corrupción y soborno que se incluye en los reportes de información no financiera y de sostenibilidad es uno de los indicadores clave en cuanto a buen gobierno y conducta ética de las organizaciones. Constituye un elemento clave para poder examinar la cultura de la compañía, gestionar la reputación y el valor de marca, y es un aspecto clave para los stakeholders. La CNMV, en su informe sobre la supervisión de la información no financiera, estableció lo relativo a la prevención de la corrupción y el soborno como un área del reporting que presenta con frecuencia poca concreción y detalle. Como consecuencia, recomendó aportar un mayor nivel de detalle sobre diferentes aspectos.

De las empresas que publican información no financiera, un 41% de ellas mencionan en sus publicaciones el papel del Consejo de Administración en lo que se refiere a la prevención de ambos aspectos, mientras que, por otro lado, un 54% reportan específicamente el número de casos de corrupción detectados. Por el contrario, son un 34% de las compañías las que no reportan sobre ninguno de ambos aspectos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La era del propósito

Ignacio Cayetano

El propósito ya no se basa exclusivamente en el negocio, sino que incluye valores sociales, éticos y medioambientales.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.