Ecotrends

Bolsas plantables: una alternativa real al plástico

La empresa española SHEEDO lanza una bolsa fabricados con papel de semillas y algodón residual de la industria textil.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Jun
2019
bolsas

¿Sabías que cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y, al año, se usan 500.000 millones de bolsas? Los podemos encontrar en la playa, en las rocas, flotando en el agua e incluso en las zonas más profundas. Desde el Ártico hasta la Antártida, en zonas pobladas y en islas deshabitadas. Cada año, los mares y océanos son receptores de hasta 12 millones de toneladas de basura perjudicando la salud de los ecosistemas acuáticos y la supervivencia de las especies que los pueblan.

Con el objetivo de olvidarnos de una vez por todas de las bolsas de plástico, la empresa SHEEDO ha lanzado al mercado una innovadora bolsa hecha de papel con semillas que no necesita talar árboles para su fabricación. Un producto elaborado artesanalmente con algodón residual de la industria textil y con semillas, por lo que, como muchos de sus productos, se podrá plantar después de su uso para dar vida a una planta. Un producto resistente que cuenta con asas de algodón y con semillas de zanahoria, celosía y zinnia. Con esta iniciativa, SHEEDO no solo ha creado la primera bolsa que elimina el impacto negativo del embalaje en el medio ambiente, sino que además suma creando nuevas vidas.

La primera bolsa que no necesita talar árboles para su fabricación

Una alternativa real para sustituir a las bolsas de plástico, cuyo uso indiscriminado y gran poder contaminante sigue ofreciéndonos cada año unos datos escalofriantes. Según Greenpeace, la producción de plásticos se acercará en 2020 a los 500 millones de toneladas (un 900% más que en 1980). Estas cantidades, su fácil dispersión y su lento proceso de degradación convierte al plástico en el enemigo número uno de mares y océanos. Y es que se calcula que cada minuto se usan 1 millón de bolsas y menos del 5 % de las bolsas son recicladas a nivel global.  Además, lamentablemente, se necesitan hasta 1.000 años para que el plástico sea degradado por la naturaleza, y cerca del 10% del total de los plásticos en el mundo terminan en los océanos. Exactamente, cada 2,59 kilómetros cuadrados de océano tiene unas 46.000 piezas de plástico flotando.

Para intentar invertir estos alarmantes números, el papel de los consumidores es fundamental. Cambiar viejas rutinas y apostar por productos con impacto positivo en el medio ambiente es de vital importancia para la salud del planeta. Pequeñas acciones del día a día, como sustituir una bolsa de plástico por una de papel con semillas puede ser a simple vista un gesto innovador y curioso, pero son las que están marcando el futuro de nuestros nietos.

Con las bolsas plantables de papel con semillas, SHEEDO sigue apostando por los productos ecológicos y por un merchandising sostenible y de calidad, que aporte valor y tenga un impacto positivo tanto en las empresas y las personas como en el medio ambiente.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aromas que curan

Pranarôm, desde su laboratorio de aromaterapia científica, desarrolla aceites esenciales 100% sin químicos y en frío.

La vida sobre ruedas

Alegría Bikes apuesta por la bicicleta artesana y de calidad para lograr una movilidad y una ciudad sostenibles.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME