Diversidad

Un 32% de los españoles tuvo que «volver al armario» en su primer empleo

La tolerancia sigue siendo una asignatura pendiente en muchos espacios de trabajo. Según un estudio realizado por Vodafone junto a OutNow, uno de cada cinco encuestados del colectivo LGTBI+ considera que haber ‘salido del armario’ en su empresa es «lo más difícil que han hecho nunca».

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
Jul
2018

Los españoles pasamos, de media, casi treinta y ocho horas semanales en nuestro puesto de trabajo. Más allá de las distintas relaciones entre superiores y empleados o de los protocolos y códigos de vestimenta, no todos los entornos laborales son iguales para todo el mundo. El pasado día 1 de julio se cumplían trece años desde que en España entrase en vigor la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo –algo aún ilegal en 173 países del mundo–, pero la discriminación por orientación sexual o identidad de género es algo todavía cotidiano para miles de personas. También en el mundo de la empresa.

Según una encuesta realizada por Vodafone junto a OutNow para conocer la experiencia de miembros del colectivo LGTBI+ en el ámbito laboral, la tolerancia sigue siendo una asignatura pendiente en muchos espacios de trabajo. La encuesta –realizada a más de 3.000 personas de quince países– afirma que, aunque la mayoría de los encuestados españoles se declara «abierto» con respecto a su orientación sexual o identidad de género en su puesto de trabajo, uno de cada cinco reconoce que haber salido del armario «es lo más difícil que han hecho nunca». De hecho, quienes compartían esa información sin problemas en su vida personal y académica, tuvieron reticencias a hacerlo en su trabajo, al menos al principio: un 32% de los encuestados decidió «volver al armario» ante sus jefes y un 17% ante sus compañeros en su primer empleo.

Más de la mitad de los encuestados reconoce haberse sentido incómodo por comentarios negativos

Esta decisión radica, para muchos de ellos, en el miedo a que este hecho afectase negativamente a su carrera profesional o por temor ante una reacción negativa de su entorno laboral. En ese ámbito, más de la mitad de los españoles encuestados reconoce haber escuchado comentarios negativos sobre el colectivo LGTBI+ en su primer trabajo que les hicieron sentir incómodos. En otros países, como Alemania, la cifra apenas supera el 20%.

Sin embargo, la situación parece haber mejorado algo con el paso del tiempo. Dos de cada tres de ellos ya se muestra abierto con respecto a su orientación sexual en su puesto de trabajo actual –aunque el porcentaje asciende al 87% en Holanda o al 79% en Reino Unido–. ¿Cómo llegar, algún día, a superar esas cifras? La mayor parte de las personas consultadas reconoce que la visibilización del apoyo al colectivo LGTBI+ desde las grandes corporaciones es algo fundamental para mejorar el clima laboral: cuatro de cada cinco cree que tener puestos de mando abiertamente comprometidos contra la discriminación por orientación sexual es importante para sentirse más cómodos en sus puestos de trabajo. Y, en todos ellos, desde las cafeterías a las multinacionales, la reivindicación por la tolerancia y el respeto es una tarea de todos, más allá de fechas y banderas arcoíris.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

España, país de acogida

Guadalupe Bécares

La acogida de los seiscientos refugiados del Aquarius pone de nuevo el foco en la crisis humanitaria del Mediterráneo.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME