Derechos Humanos

Casi un centenar de violaciones en la plaza Tahrir

Casi un centenar de agresiones sexuales se produjeron en la plaza Tahrir de El Cairo y sus alrededores en un par de días y al margen de las protestas contra el presidente Mohamed Mursi.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
15
Jul
2013

Artículo

Daniela Coello

Casi un centenar de agresiones sexuales se produjeron en la plaza Tahrir de El Cairo y sus alrededores en un par de días y al margen de las protestas contra el presidente Mohamed Mursi, según ha denunciado la ONG Human Rights Watch.

La organización, con sede en Nueva York, ha recogido al menos 91 casos de asalto que podrían considerarse como violación desde el 28 de junio, con datos aportados por asociaciones locales de lucha contra este fenómeno, que se convirtió en un fenómeno recurrente y al margen de las manifestaciones en Egipto.

El escenario más común descrito por las víctimas es el de un grupo de jóvenes «que identifican a una mujer, la rodean y la separan de sus amigos» antes del ataque, y luego rasgan su ropa e incluso la violan. En algunos casos, la víctima fue arrastrada por el suelo suelo para seguir siendo atacada en otro lugar.

En muchos casos, estos ataques, algunos de los cuales llegaron a durar casi una hora, terminaron en lahospitalización de la víctima. HRW informa que algunas mujeres fueron «golpeadas con cadenas de metal, palos, sillas y hasta con cuchillos».

La ONG lamenta «la negligencia del Gobierno» con este problema, que podría desembocar en una cultura de «impunidad».

Dada la magnitud del fenómeno, se han establecido grupos en El Cairo dedicados durante meses a identificar el abuso sexual y proteger a las mujeres durante las protestas. Estos ataques están en muchos casos dirigidas a periodistas extranjeras.

A falta de detenciones, los responsables de estos actos no se han podido identificar correctamente. No obstante, algunos de ellos pertenecen a grupos de matones que se aprovechan del hecho de que la policía ha dejado de estar presente en Tahrir para cometer los asaltos.

Grupos de militantes contra la violencia creen que estos actos tienen por objeto disuadir a las mujeres de participar en manifestaciones contra el gobierno y empañar la imagen de los emblemáticos eventos que tienen lugar en la plaza en favor de los movimientos pro-democracia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.