Cultura

¿Es esta la camiseta más ecológica del mundo?

Algodón producido con agua reutilizada, colorantes naturales, reciclable y por 7 euros. Esta prenda es la muestra de que la industria textil puede ser 100% sostenible.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
May
2017

Artículo

William McDonough es arquitecto pero, ante todo, uno de los grandes impulsores del desarrollo sostenible. El estadounidense, que empezó aplicándolo al diseño, ha recibido a lo largo de su vida el galardón Hero of the Planet de la revista Time o el Green Award de la Universidad de Columbia, entre otros. Ahora pone el foco en una de las industrias más impactantes en el medio ambiente: la textil.

Ha fundado una iniciativa global, Fashion for Good, que propone cinco claves para que la moda sea sostenible; no en parte, sino del todo: «Buenos materiales, buena economía, buena energía, buena agua y buenas vidas», enumeraba durante la presentación de las políticas de sostenibilidad de C&A.

Algodón producido con agua reutilizada, colorantes naturales, reciclable y por 7 euros

Esta multinacional holandesa de ropa es la primera en obtener el Cradle to Cradle Certified™ Gold que concede el prestigioso Product Innovation Institute: la organización evalúa a las diferentes firmas y las puntúa en los niveles Basic, Bronze, Silver, Gold, y Platinum. Cuanto más se acercan a un proceso de producción totalmente sostenible o, dicho de otra manera, a una economía circular, más se acercan a la categoría Platinum.

«La certificación Cradle to Cradle Certified™ evalúa la salubridad de los materiales y su reutilización, el uso de energía renovable, la administración del agua y la equidad social», explica McDonough. Precisamente su organización, Fashion for Good, ha colaborado con C&A para la creación de una camiseta femenina que, hoy por hoy, cuenta con la mayor certificación de sostenibilidad posible, y que se comercializará en los 19 mercados europeos en los que opera C&A.

«Nuestros consumidores quieren vestir bien; pero también quieren sentirse bien», explica Donald Brenninkmeijer, responsable de Sostenibilidad de C&A, y lanza una pregunta: «¿Cómo nos verán las siguientes generaciones cuando echen la vista atrás y valoren nuestras acciones? Tenemos un responsabilidad en lo que hacemos, en el futuro de nuestros hijos, y eso es lo que marca la diferencia a la hora de hacer las cosas. Hay que trabajar con colaboradores, proveedores, las plantas de producción… Es necesario que la industria textil llegue a ser totalmente sostenible. Y nosotros estamos en el camino».

El punto de partida es la mencionada camiseta, cuyo sistema de producción irán adaptando al resto de sus prendas: «Es de algodón orgánico en su totalidad, hasta la etiqueta de dentro. No se usa poliéster o nylon, que requieren miles de años para degradarse. Y es totalmente reciclable», explica Brenninkmeijer. Se produce en India, y el uso del agua y de los colorantes está trazado y regulado, para garantizar que se aplica la reutilización y el uso de productos no tóxicos. Y añade un dato crucial: «La ropa sostenible no tiene por qué ser más cara. Dependiendo del país en el que se venda, el precio oscilará entre los siete y los nueve euros».

Esta camiseta es la primera prenda del mundo en obtener el prestigioso galardón Cradle to Cradle Certified™ Gold

Philomena John, directora de la planta donde se manufactura la prenda en India, explica: «No siempre se hacen mal las cosas en los países emergentes. Desde que empezamos, nos propusimos no dañar el medio ambiente. Y desde el principio reciclábamos el agua. El 90% es reutilizada, y el resto, evaporada. Tenemos certificación ISO y empleamos a miles de trabajadores. El resultado es esta camiseta. Y demuestra que se puede hacer. Que la economía circular es posible».

Al respecto, McDonough añade: «Estamos en el camino, pero aún hay que ir más allá. Hay que eliminar el concepto de gasto. No reducirlo, ni minimizarlo… Eliminarlo del todo, y aplicar la economía circular. Hay que tener en cuenta siempre el uso futuro de una prenda antes de fabricarla. Y a partir de ahí, emplear materiales saludables, capaces de preservar la salud del ser humano y el entorno, en cualquier esfera». Y remata con un aviso a toda la industria, incluida C&A: «Para llegar a una economía circular plena, hay que tener claro que ser menos malo no es ser bueno. Esta camiseta de algodón es un ejemplo de que podemos ser buenos del todo. Y precisamente por esto, tengo que decir que es una de las cosas más bonitas que he visto en mucho tiempo».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

1984

Jean-Christophe Derrien | Rémi Torregrossa

El cómic '1984' (Planeta Cómic) aborda la historia de Winston Smith, un empleado que se encarga de borrar el pasado.

Artemisia y la justicia

Ariadna Romans

Detrás de su obra maestra se esconde un trágico secreto: una artista violada por su maestro y una sociedad en silencio.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.