Derechos Humanos

¡Que ningún niño se quede sin beca de comedor!

Save The Children España exige que se adopten medidas inmediatas para garantizar que ningún niño se queda sin beca de comedor el próximo curso.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
07
Jun
2013

Artículo

Save The Children España exige que se adopten medidas inmediatas para garantizar que ningún niño se queda sin beca de comedor el próximo curso porque este país se encuentra en una situación de «emergencia social» que ni el conjunto de la población ni sus representantes políticos pueden obviar, y que está suponiendo una «violación clara y evidente» de los derechos de la infancia, empezando por el derecho a la alimentación.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press quien era responsable de Incidencia Política de la organización, Yolanda Román, en relación a los 2.100 casos de menores mal nutridos que ha detectado el Ayuntamiento de Barcelona en un estudio en los centros escolares de la ciudad, una noticia que, según ha dicho, «no puede pillar a nadie por sorpresa» porque es sólo un apunte de la realidad que se vive en toda España.

«Hace muchos meses que venimos denunciando que en nuestro trabajo diario con niños y familias estamos detectando situaciones muy graves de carencias en la alimentación. Venimos detectando hace ya mucho que hay niños que no hacen tres comidas al día, que no tienen una ingesta suficiente, que no comen carne todas las semanas y cuya única dieta más o menos equilibrada es la comida de mediodía en el comedor escolar», ha explicado Román.

Por eso, la entidad considera «imprescindible» que se adopten medidas urgentespara «garantizar de cara a la vuelta al cole un incremento notable de las becas de comedor», así como emprender las reformas necesarias en ámbitos como los requisitos para la concesión de ayudas públicas porque «no puede ser que los niños paguen la situación económica de sus padres» o del resto del país.

La organización, que llegó a 63.000 menores en España en los dos últimos años, denuncia casos como el de una familia que perdió su negocio y con él, todo lo que tenía, pero no puede acceder a las becas de comedor para sus hijos por las deudas que aún no ha saldado con la administración pública. «¿Cómo es posible que los niños tengan que pagar por ello?», señalan desde la ONG, que exige una modificación de la normativa que impida casos como este.

La responsable de Save The Children recuerda que la mala alimentación es una vulneración de los derechos de los niños que afecta gravemente a su salud, su normal desarrollo y a su educación, lo que «pasará factura» en forma de abandono y fracaso escolar a largo plazo. «Rinden peor en el colegio, tienen comportamientos agresivos o rebeldes, no tienen atención, se portan mal y eso tiene mucho que ver con su dieta y su alimentación, que tiene que ser equilibrada al margen de coyunturas económicas», ha apuntado.

Como ejemplo, explica el caso de una de las familias con las que trabaja la organización y que perdió su casa por no poder hacer frente a la hipoteca. El padre gana 850 euros, que son todos los ingresos del hogar, y paga 500 euros de alquiler de la nueva vivienda y 200 euros de recibo del comedor escolar de sus dos hijos. «¿Cuánto dinero le queda a esa familia para alimentarse durante el mes?», plantea.

En su opinión, «no puede ser que la alimentación de una familia dependa de la red de apoyo familiar, de comer el fin de semana en casa de los abuelos». «Eso no puede asegurar una dieta equilibrada», ha añadido, para incidir en que son muchas las familias «desesperadas» que viven de la solidaridad de los vecinos o de las organizaciones sociales, lo que sirve para dar una respuesta de emergencia, pero es algo que «a largo plazo, la sociedad no se puede permitir».

La crisis tiene además otras consecuencias. En los hogares donde las deudas aprietan y la situación económica es complicada se vive una «tensión muy alta que puede generar situaciones de violencia, no necesariamente violencia física, pero sí una que genera miedo en los niños», conforme explica la experta, en relación a menores que temen por la posibilidad de perder su casa o por lo mal que encuentran a sus padres, entre otros motivos.

En la actualidad, tres de cada diez niños en España viven por debajo del umbral de la pobreza, lo que ha hecho sonar las alarmas en todas las organizaciones de acción social. Es ya conocido el caso de Mensajeros de la Paz, que transformó sus propias oficinas centrales en Madrid en un comedor para atender a niños que en palabras de su presidente, el padre Ángel García, se estaban yendo «a la cama sin cenar» todos los días.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.