Derechos Humanos

La ONU denuncia el secuestro de 600 niños en África central

Entre 2009 y 2012, al menos 591 menores, entre ellos 268 niñas, fueron secuestrados y reclutados por el ejército de Resistencia del Señor (LRA), principalmente en la República Democrática del Congo.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
11
Jun
2012
Carmen Gómez Cotta

Naciones Unidas ha revelado en un informe que la guerrilla ugandesa conocida como Ejército de Resistencia del Señor (LRA) es uno de los grupos armados que más sistemáticamente ha violado los derechos de la infancia.

«El LRA proyecta una larga sombra en África Central y causa un enorme sufrimiento a los niños», afirmó la representante especial de la Secretaría General de la ONU para la Infancia y los Conflictos Armados, Radhika Coomaraswamy.

Según el informe de la ONU entre 2009 y 2012, al menos 591 menores, entre ellos 268 niñas, fueron secuestrados y reclutados por el LRA, principalmente en la República Democrática del Congo, pero también en República Centroafricana y en el sur de Sudán.

En 2010, se detectó un cambio en el modo usado por ese grupo armado ugandés, que se incrementó durante 2011. Pasó a raptar niños durante cortos periodos de tiempo para labores de saqueo, antes de que éstos lograran escapar o de dejarlos atrás.

En el caso de las niñas, el informe denuncia que fueron forzadas a casarse con los combatientes. Las que consiguieron huir, con bebés nacidos de violaciones, fueron estigmatizadas por sus comunidades.

Sin embargo, el número de niños asesinados o mutilados parece haber descendido desde 2008. Los expertos que han elaborado el informe lo atribuyen a los esfuerzos desplegados por la ONU en ese sentido, el desplazamiento masivo de civiles que huyen de la amenaza de la guerrilla y a la presencia de fuerzas de seguridad en su área de operaciones.

«Es alentador ver la renovada atención internacional que se presta a este asunto y las medidas tomadas para detener todas las violaciones perpetradas por el LRA contra la infancia», agregó Coomaraswamy.

Contra las amnistías

Ban apunta en el informe que las defecciones son una estrategia para debilitar al grupo armado. Por ello, indicó que no deben aprobarse amnistías que dejen impunes los crímenes de guerra y contra la humanidad.

Además, incide sobre la escasa presencia del Estado en aquellas zonas en las que el LRA opera. Por esta razón, instó a los países afectados por su violencia a extender el Estado de derecho y a invertir en actividades encaminadas a la pacificación a largo plazo.

El LRA, integrado por 500 combatientes desde 2009 está dirigido por Joseph Kony. Nació hace veinte años con el propósito inicial de luchar contra la marginación de la etnia Acholi en el norte de Uganda, según datos de la ONU.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.