Sociedad

La autoestima punk en nueve puntos

El ensayo ‘Autoestima punk’ (Vergara, 2023), del psicólogo Víctor Amat, plantea diferentes frases o «sentencias» que buscan responder a la pregunta sobre «cómo acabar con la autoestima ‘happy flower’».

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
13
febrero
2024

Autoestima punk. Cómo acabar con la autoestima ‘happy flower’ (Vergara, 2023) es un ensayo escrito por el psicólogo Víctor Amat en el que se pueden hallar diversas «sentencias» o frases para lograr una autoestima verdadera, no sometida a ciertos discursos enajenantes. Aquí las nueve principales.

1. «¿Quieres un secreto? Estás jodido. La vida se lleva mal con tus planes». Dicha frase sería antitética a aquella presente en la novela El alquimista, según la cual «si crees en ti mismo, el universo conspira a tu favor». A título personal, creo que, en ciertas circunstancias y tras realizar decisivas acciones, el universo sí puede conspirar parcialmente a favor de uno, pero no es el caso la mayor parte del tiempo. Aquí Amat quiere dejar muy claro que nadie regala nada, que hay que trabajar duro para lograr los objetivos personales, al tiempo que hay que rechazar toda forma de wishful thinking, ese «pensar» dominado por el deseo y la voluntad individual, que, en definitiva, no es un pensar real. El verdadero pensar no debe estar nunca mediado por nuestros intereses personales. El pensar ha de ser lo más objetivo posible, entre otras razones, para que sea eficiente.

2. «El verdadero objetivo de la vida es vivir, no pretender convertirte en un narcisista gilipollas al que le encanta conocerse». Esta afirmación lo que hace es rechazar la obsesión introspectiva propia de la literatura y los discursos de la autoayuda. En la introspección y el conocerse a sí mismo, tan prevalentes en dichos discursos, es posible hallar una especie de narcisismo disfrazado de práctica terapéutica, que solo lleva a una creciente obsesión con el yo, cuando lo saludable para las personas es salir de sí mismas e interactuar sanamente con el mundo y sus habitantes. Perder de vista el yo es una forma particularmente sana de existir al permitirnos interactuar con otros de modo más automático, más instintivo, menos autoconsciente.

3. «Te han hecho creer que, si estás mal, si quieres a alguien y sufres, si te chulean en el trabajo, si acabas haciendo favores a otros, es porque no tienes autoestima». Aquí, el autor lo que hace es tratar de quitar un peso de encima a aquellos que padecen las injusticias ajenas. No siempre que alguien nos maltrata es por nuestra falta de autoestima. Hay que saber discriminar cuándo estos acontecimientos son fruto de la maldad de otros, sin más. Cuando uno aprende a hacerlo, se torna consciente de los límites de la propia responsabilidad y la propia culpa. Adoptar dicho enfoque puede ser sumamente liberador, suponiendo un verdadero alivio para aquel que, en realidad, no es culpable de nada.

El cínico y el punk son aquellos que pueden permitirse decir la verdad, sean cuales sean las consecuencias

4. «Lo que me dispongo a deconstruir es lo que la psicología happy flower nos ha ido metiendo en la cabeza para sacarnos la pasta». Aquí de lo que se trata es de cuestionar abiertamente el discurso de ciertos gurús de la autoayuda que nos hablan de ponerse «las gafas de la felicidad» y cosas por el estilo. La visión del autor de estas sentencias es más cínica y realista, pero, muy probablemente, más efectiva a la hora de resolver problemas.

5. «Si a decir la verdad y a hacer llegar al público que la salud emocional también es sufrir le llaman «punk», entonces sí, soy punk». Nos topamos aquí con la relación milenaria entre el cinismo de Diógenes y el punk como fenómeno cultural originado en los años 70 del siglo pasado. Ambas corrientes se caracterizan por la desnudez y honestidad de sus planteamientos, contrarias a la convención, y ejecutoras de la llamada parresía o «discurso veraz». El cínico y el punk son aquellos que, entre otras cosas, pueden permitirse decir la verdad, sean cuales sean las consecuencias. La verdad ha de ser dicha aunque pueda ser desagradable y a pesar de las consecuencias negativas que entrañe dicha veracidad para el parresiasta.

6. «Vivimos en unos tiempos en los que la insatisfacción es grande y nuestra sociedad nos obliga a esforzarnos para convertirnos en seres de luz». Las sociedades complejas que habitamos, sometidas a los intereses de corporaciones, campañas de marketing y la cultura del lucro económico a toda costa, generan malestar, puesto que no es el ciudadano y su satisfacción los que están en el centro del tablero, sino su manipulación a manos de grandes empresas e intereses de ciertas élites económicas. El ser humano es una especie de hámster imbricado en muy diversas ruedas en movimiento, cada una de las cuales gira en torno a intereses particulares, ajenos a aquellos que representan la verdadera salud y bienestar del ciudadano medio. Las personas sometidas a tales oscilaciones, zarandeos y presiones alienantes poco pueden hacer por trascender la materialización eficiente de esas voluntades ajenas.

«La madurez se alcanza cuando tienes las expectativas adecuadas»

7. «Tu «teoría del amor» tiene sentido solo para ti. Puedes quedarte esperando años hasta que tu pareja se dé cuenta de lo que quieres». Es fundamental entender que la telepatía no existe y que las personas tienen cosmovisiones diferentes. La comunicación es una herramienta esencial a la hora de relacionarnos con otros, y muy particularmente con nuestras parejas. Nadie puede leer nuestros pensamientos y somos nosotros los únicos responsables de dar a entender lo que pensamos, deseamos y necesitamos.

8. «Lo que ha sido creído siempre por todos, en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser mentira». Esta es una frase de Paul Valéry que cita Amat. Pone de relieve que la opinión de la mayoría es generalmente espuria, que debemos aprender a pensar por nosotros mismos; que la opinión dominante es a menudo ideológica y falaz.

9. «La madurez se alcanza cuando tienes las expectativas adecuadas, en el grado exacto y en el momento oportuno». Uno ha de aprender a discriminar, así, en términos generales. Como se deduce de las frases citadas, una visión realista del cosmos es una herramienta idónea a la hora de operar en el mundo. Aunque la realidad no sea tan halagueña para con nuestros deseos y sensibilidad, el único modo de salir adelante de modo saludable es reconocer la naturaleza objetiva de los hechos, cuya independencia con respecto a nuestros deseos es una verdad manifiesta. Cuanto antes entendamos esto, nos dice Víctor Amat, mejor.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El amor en tiempos de Instagram

Guadalupe Bécares

Los psicólogos advierten: la sobreexposición en redes tiene consecuencias -y riesgos- para las relaciones de pareja.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME