Sociedad

OFRECIDO POR
Banner

La circularidad como seña de identidad presente y futura

Empresas e instituciones apuestan desde hace años por aprovechar los recursos de la industria para nuevos usos. BASF y el Club de Excelencia en Sostenibilidad han otorgado, por quinto año, los galardones que reconocen los proyectos más innovadores en economía circular.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
14
noviembre
2023

«No puedes pasar un solo día en la Tierra sin causar un impacto en el mundo; lo que haces marca una diferencia, y tienes que decidir qué tipo de diferencia quieres hacer». Con esa frase, la antropóloga y primatóloga Jane Goodall ya lo había adelantado hace años: todas las acciones tienen consecuencias en el medio ambiente, todos los agentes pueden decidir mejorar dinámicas y procesos en pro del bienestar y la salud del mundo.

El sector de la industria es, lógicamente, uno de los principales agentes implicados en la deriva medioambiental. El proceso habitual de producir, consumir y desechar que ha regido los modelos tradicionales parece quedar obsoleto cuando tenemos en cuenta que habitamos un planeta con unos medios naturales finitos. Aprovechar los recursos generados en la industria para reciclarlos, reutilizarlos y prolongar su vida útil en otras funciones y con nuevas formas: en eso consiste la economía circular, un modelo por el que cada vez optan más compañías, aunque todavía precise de un profundo desarrollo.

Por ello, y para reconocer esta labor de innovación, se crearon los Premios BASF a la Mejor Práctica de Economía Circular en España, que este año cumplieron su quinta edición. Su objetivo principal pasa por reconocer aquellos proyectos o investigaciones que contribuyen de forma sustancial al desarrollo de la competitividad empresarial, con especial atención en aquellos proyectos que incluyan la perspectiva de la sostenibilidad ambiental y social en su desarrollo. «Cada año va aumentando el número de personas que se suman a la circularidad», señaló Carles Navarro, director general de BASF España que mantuvo un diálogo sobre economía circular con Arturo Larena, director de Medio Ambiente y Ciencia de la Agencia EFE. Larena destacó que «el concepto ha venido para quedarse y las empresas tienen un reto complejo porque cada vez deben ser más sostenibles a la par que mantener su rentabilidad, ser competitivas y generar empleo».

Un centenar de propuestas han optado a recibir el galardón otorgado por BASF España y el Club de Excelencia en Sostenibilidad, que finalmente han recaído en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, Antolín y Volvo Cars, Cesvimap, Birziplastik, la revista Retema y la Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla La Mancha. Esta última destacó por su proyecto ‘Supercirculares Economía circular en tu Centro Educativo’, un concurso escolar destinado a fomentar la concienciación sobre la importancia del cuidado del planeta.

Carles Navarro (BASF España): «Cada año va aumentando el número de personas que se suman a la circularidad»

«Las empresas de la zona son las que nos empujan a hacer este proyecto. Ellas son las que quieren tener energía renovable, residuos bien recogidos. Solo hacemos que las cosas pasen», explica Beatriz Tena, adjunta a la dirección del área de urbanismo del Consorci, al que se ha reconocido el proyecto EcoCircularZF. La iniciativa pretende identificar sinergias entre empresas para resolver ineficiencias en el tratamiento de los recursos —materiales, energía, agua, espacio— que no se están aprovechando internamente y ponerlas en contacto.

El techo sostenible de Antolín para Volvo C40 Recharge resultó premiado por ser la primera cubierta del mercado producida a partir de residuos urbanos, plásticos posconsumo y neumáticos usados, con unas propiedades destacables en términos de calidad, coste y durabilidad. Además, se consigue una significativa reducción de peso, ayudando a reducir las emisiones de CO2 del vehículo. «Este reconocimiento es la mejor prueba de que estamos en el camino correcto», explica Enrique Fernández Salvador, director de Adquisición de Tecnología y de Enlace-Cliente del Grupo Antolín. «Llevamos mucho tiempo trabajando en distintas tecnologías y soluciones innovadoras para ser un referente por nuestros componentes sostenibles, tanto en materiales como en ligereza», añade.

Cesvimap y su actividad de recuperación de baterías de vehículos accidentados también se llevó el voto favorable del jurado. Desde 2021, desarrolla un proyecto para recuperar, reutilizar y reciclar  baterías de vehículos eléctricos siniestrados asegurados por MAPFRE, usándolas como acumuladores de energía. De esta forma reducen el impacto medioambiental del vehículo eléctrico y apoyan la transición hacia una movilidad descarbonizada. «Apostamos por la economía circular desde hace 40 años, haciendo primar la reparación frente a la sustitución de componentes; los métodos de reparación de plásticos creados por Cesvimap, que son un estándar en la posventa del automóvil, permiten a nuestros talleres evitar la producción de unas 1.200 toneladas anuales de plástico», afirma el director general, José María Cancer.

Por su parte, el proceso de reciclado de palas eólicas posconsumo de Birziplastik resultó premiado por su aprovechamiento de las palas que actualmente terminan enterradas mediante un proceso de reciclado mecánico-térmico, recuperando materia prima de fibra de vidrio reciclada y gasolinas de la matriz termoestable. «La urgencia de abordar la emergencia ambiental impulsa la necesidad de revalorizar materiales compuestos, especialmente aquellos que contienen fibras de carbono y fibras de vidrio. Estos suelen desecharse de manera inadecuada, lo que contribuye a la acumulación de residuos y a la presión ambiental», explica Rubén Zamora,  responsable de I+D en la joven empresa.

Alberto Casillas (Retema): «Estamos ante uno de los mayores desafíos de la historia de la Humanidad»

Por último, la revista Retema, referente para los equipos profesionales del sector ambiental, recibió el galardón por sus 36 años de trayectoria en una labor de comunicación y divulgación sobre la gestión de residuos, agua, sostenibilidad y economía circular, contribuyendo al desarrollo de la industria. Su director, Alberto Casillas, lo tiene claro: «Compartir conocimiento sobre medio ambiente se ha convertido en una urgencia, la comunicación es una de las principales palancas para avanzar en el cumplimiento de los objetivos medioambientales propuestos».

Casillas concluye con una afirmación que, a buen seguro, comparte cada persona alineada con la preservación del medio ambiente: «Probablemente estemos ante uno de los mayores desafíos de la historia de la humanidad». Un reto que, sin duda, necesita de todos los agentes sociales porque como recordó Navarro, «hasta ahora hemos sido parte del problema y situado al planeta en el punto en el que se encuentra, pero también somos parte de la solución». 

BASF

EFE/David Fernández

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME