Medio Ambiente

OFRECIDO POR
Banner

Conservar la biodiversidad para mitigar el cambio climático

En un planeta necesitado de equilibrio, la coexistencia de todas las especies no hace sino blindar un correcto desarrollo.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
Sep
2022

Artículo

«Una hoja de hierba no es menos que el día de trabajo de las estrellas», escribía el poeta Walt Whitman en una de sus obras más celebradas, defendiendo un punto clave que, como sociedad, parece habérsenos olvidado. Según datos recogidos por Naciones Unidas, la actividad humana ha alterado el medio ambiente terrestre en un 75% y el marino en un 66%, dirigiendo a un millón de especies vegetales y animales hacia el riesgo de extinción.

Esto ocurre a pesar de que dependemos de la naturaleza y sus recursos no solo para desarrollar entornos saludables y sostener nuestras economías y sociedades, sino también para sobrevivir. Por tanto, la gran cuestión está en cómo encontrar el equilibrio para aprovechar lo que la naturaleza ofrece, pero evitando ese elevado peaje.

Compañías como Agbar, avalada por sus 150 años de gestión hídrica sostenible, ejemplifican el camino a seguir. Además de su compromiso con el ahorro de agua, reutilización, eficiencia energética o reducción de residuos, define tres líneas de actuación en biodiversidad: naturalizar las instalaciones con vistas a la resiliencia climática y el fomento de la salud, realizar programas educativos y contribuir a la naturalización de los entornos urbanos mediante la construcción y operación de infraestructuras basadas en la naturaleza. De esta forma, la compañía no solo trata de generar el mínimo impacto posible en el entorno, sino también de recuperar los hábitats para proteger la biodiversidad y regenerar así los servicios ecosistémicos que ofrecen.

Los proyectos de naturalización son especialmente eficaces, pues hacen que la huella sea tan imperceptible como la de una pluma

Agbar gestiona más de 900 plantas de tratamiento de agua con el 85% de ellas a menos de 15 kilómetros de un espacio protegido. De hecho, 70 están dentro de los espacios naturales incluidos en la Red Natura 2000. Así, naturalizar estas instalaciones contribuye a conservar el patrimonio natural del país.

El plan de biodiversidad en las instalaciones establecidas en espacios protegidos de la Garrotxa, en Girona, es ilustrativo. Para llevarlo a cabo se ha implementado una gestión diferenciada de las zonas herbáceas con el objetivo de crear áreas en las que disminuir la frecuencia de siega y, además, se han preparado áreas sembradas con semillas recolectadas de prados locales de buena calidad ecológica. A ello se suman jardines donde se han seleccionado especies vegetales autóctonas para favorecer a las mariposas y a los insectos polinizadores y se han incluido hoteles de insectos, microhábitats con troncos de madera, rocalla, cajas nido y balsas de anfibios.

En las instalaciones de la Garrotxa también se ha llevado a cabo la restauración ambiental de unos humedales de depuración en desuso. Así, Agbar ha mejorado la calidad ecológica de los ecosistemas acuáticos estableciendo balsas de agua permanentes para crear hábitats que favorecen a diversas especies, ayudando además a la mitigación del cambio climático.

La actividad humana ha alterado el medio ambiente terrestre en un 75% y el marino en un 66%

Las plantas de la compañía, que recibieron la visita de más de 5.300 personas en 2021, desarrollan una importante labor de divulgación ambiental: los proyectos de naturalización permiten dar la visibilidad al necesario compromiso con el medio ambiente y, por tanto, contribuir a la educación de la sociedad.

Asimismo, la empresa también fomenta la sensibilización de sus trabajadores y comunidades locales con acciones como el programa BiObserva Voluntariado, una iniciativa en la que colaboran cerca de 200 profesionales de Agbar para registrar las especies de avifauna observadas en los centros de trabajo. También impulsa la imbricación de la biodiversidad en zonas urbanas con dos objetivos principales: hacerlas más resilientes frente al cambio climático y me- jorar la calidad de vida.

Acciones como estas se hallan estrechamente relacionadas con la preservación de la biodiversidad. En la mano de todos los que formamos parte de la sociedad está sentar las bases para conseguirlo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

La ruta hacia la diversidad

Pelayo de las Heras

Empresas como GLS Spain convierten las distintas capacidades humanas en uno de sus rasgos más definitorios.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.