Sociedad

El momento de las empresas conscientes

Tras la pandemia, el propósito corporativo parece convertirse una vez más en la tendencia más destacada de las compañías: hoy, casi la mitad trabajan en integrarlo cuanto antes en sus modelos de negocio.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Jun
2022
empresas conscientes

Artículo

En el informe que publicamos recientemente, Approaching the Future 2022, los datos constatan que, aunque llevamos tiempo debatiéndolo, ya podemos afirmar que las empresas avanzan cada vez más hacia modelos de gestión vinculados con la sostenibilidad. 

Si en 2021 la agenda de las empresas estuvo marcada por la adaptación a la pandemia, en 2022 el propósito corporativo es la tendencia más relevante para los más de 600 profesionales encuestados en 55 países, subiendo hasta cuatro posiciones en la clasificación.

Pero el propósito no es el único tema vinculado con la sostenibilidad que predomina entre las prioridades de las organizaciones, como concluye la séptima edición de este estudio de tendencias que elaboramos desde CANVAS Estrategias Sostenibles y Corporate Excellence. En el informe se destaca que los ámbitos que más crecen en relevancia son precisamente aquellos vinculados al impacto social, ambiental y de gobernanza: diversidad, equidad e inclusión; métricas y reporte de criterios ASG (o ESG, por sus siglas en inglés); gobierno corporativo y ética y Agenda 2030.

Un 33,7% de las compañías están trabajando en integrar los criterios ASG dentro de sus propios consejos de administración

La gestión de la diversidad, equidad e inclusión responde a uno de los principales retos del crecimiento sostenible que tienen las compañías y que supone una reinvención cultural para avanzar hacia entornos de trabajo diversos, inclusivos y equitativos. Cada vez más empresas tienen entre sus principales objetivos activar y cuidar el valor de las personas, comprobándose como una ventaja a largo plazo que fortalece la resiliencia y la capacidad de innovación. En este sentido, un 42,8% de las compañías asegura estar trabajando para impulsar un crecimiento inclusivo; un aumento significativo respecto a 2021, donde esta cifra se situaba tan solo en el 26,5%. 

Entre las principales acciones destaca la implementación de planes de igualdad y diversidad, así como la comunicación interna para promover estos valores. Uno de los principales retos, al fin y al cabo, es demostrar el impacto de las políticas de inclusión y diversidad en el negocio.

Relevancia de las cuestiones ASG

La mayor relevancia de la tendencia sobre gobierno corporativo y ética es una muestra de cómo las cuestiones ASG ganan presencia en los órganos de gobierno de las organizaciones. Un 33,7% de las compañías están trabajando en integrar los criterios ASG en sus consejos de administración –lo que supone 15 puntos más que en 2021– y, para ello, el 39,2% de las empresas trabaja en la implementación de códigos éticos de conducta, así como en la formación a empleados y directivos (con un 28,8%) y el fomento de canales de denuncia internos (con un 23,2%). 

No obstante, aún persisten ciertos retos, como el de lograr la vinculación de los sistemas de retribución con el desempeño ASG, un desafío en el que solo están trabajando un 4,6 % de las organizaciones.

Las métricas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Cuando hablamos del cambio de las prioridades empresariales hacia la sostenibilidad no podemos dejar de mencionar que la Agenda 2030 vuelve a ganar la relevancia que perdió en 2021, debido a la profunda incertidumbre en la que estábamos inmersos. De esta forma, crece cuatro puestos en el ranking de relevancia y aumenta en 4,5 puntos las compañías que trabajan en su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

En este sentido, la meta de las empresas es alinear sus estrategias de negocio y de sostenibilidad con los ODS, pero el reto clave es la medición de su progreso con objetivos cuantificables. La regulación de sostenibilidad está impulsando la transparencia en los informes acerca de esta clase de aspectos. Prácticamente se duplican las organizaciones que trabajan de forma prioritaria en este tema, pasando de un 13,5% en 2021 a un 26,7% este año. 

Casi la mitad de las empresas (48,2%) están trabajando en definir e integrar el propósito en su negocio

Por otra parte, un 33,3% de las empresas encuestadas aseguran estar avanzando en establecer y medir indicadores de forma prioritaria, siendo este es uno de los principales retos que mencionan los profesionales, así como la necesidad de demostrar el impacto de los criterios ASG en el negocio (29,1%).

Estas tendencias –diversidad, equidad e inclusión; métricas y reporte de criterios ASG; y gobierno corporativo y ética, y Agenda 2030– están totalmente vinculadas con las dos que se posicionan en primer y segundo puesto en el ranking general de prioridades: el propósito corporativo y el liderazgo responsable. Casi la mitad de las empresas (48,2%) están trabajando en definir e integrar el propósito en su negocio como un activo de transformación clave en un contexto en el que las expectativas sociales y regulatorias son cada vez mayores. Mientras, cuatro de cada diez empresas se esfuerzan por impulsar un liderazgo responsable, lo que ha supuesto un crecimiento de hasta un 42,3% de las empresas que apuestan por nuevas formas de liderar que sean capaces de aportar confianza y compromiso con la sociedad.

Estos resultados dejan entrever que los intangibles como la reputación, el propósito corporativo o la comunicación han adquirido cada vez mayor protagonismo durante los últimos años, convirtiéndose en activos estratégicos para las organizaciones debido a las reclamaciones sociales de una mayor implicación, compromiso y activismo con el entorno. La buena noticia es que existe una mayor conciencia colectiva en las empresas del rol que el sector privado tiene para responder ante los principales retos globales, así como del valor tangible e intangible que la gestión sostenible aporta al desarrollo corporativo. Es el momento de las empresas conscientes.


Claudina Caramuti es co-fundadora y directora de desarrollo de CANVAS Estrategias Sostenibles.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ser verde ya no es suficiente

Jean-Marc Ollagnier | Domingo Mirón

En Europa, lo verde ya es una norma: las miradas están puestas en el continente que ha de liderar la sostenibilidad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.