«Nos encontramos ante el mayor declive de libertad en los últimos 25 años»

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
08
Nov
2021
Libertad

Artículo

Recientemente, la institución líder en la defensa de la democracia, Freedom House, registró que solo una de cada cinco personas en el mundo vive en un país que garantiza plenamente la protección de sus libertades civiles y sus derechos políticos. Y esa es la cifra más baja en 25 años. Hablamos con el presidente de la organización, Michael Abramowitz, sobre este preocupante declive en la libertad global y las tendencias negativas, pero sin dejar de lado esa esperanza cuando aparecen brotes de libertad en lugares que antes eran autocracias y dictaduras.


Freedom House publicó a mediados de este año su informe anual, Libertad en el Mundo, sobre el estado de la democracia en el mundo. ¿Qué evidencias encontraron?

El informe mide el nivel de derechos políticos y libertades civiles que gozan los habitantes de todos los países en el mundo. Básicamente, investigamos si existen elecciones libres y justas, libertad de expresión y de religión, Estado de derecho y transparencia. Y calificamos a cada país con una puntuación de 0 a 100. Así, las naciones más fuertes en términos democráticos, que son normalmente las escandinavas, están cerca del 100, y las peores, como Corea del Norte y Siria, están cerca del 0. Agrupamos a los países en tres categorías: libres, parcialmente libres y no libres. Y este año India pasó de ser libre a ser parcialmente libre. Diría que ese es el hallazgo más interesante de este último informe, pues India es la democracia más grande del mundo y los retrocesos que ha tenido en aspectos como la protección de los periodistas, la sociedad civil y los derechos de las minorías han resultado en que ahora aproximadamente el 80% de la población mundial viva en países que no son totalmente libres. Es decir, sólo 1 de cada 5 personas en el mundo vive en un país que protege plenamente sus libertades civiles y sus derechos políticos. Y esa es la cifra más baja que hemos registrado en 25 años.

¿Qué está ocurriendo, concretamente, en América Latina con la democracia?

América Latina es muy similar a otras regiones del mundo. Después de un período de auge democrático, vemos que cada año hay más países que están teniendo retrocesos en derechos políticos y libertades civiles que los que están teniendo aumentos en ese ámbito. En las Américas, hay 21 países que consideramos libres y 11 que son parcialmente libres. Los tres países menos libres son Cuba, Venezuela y Nicaragua, que durante los últimos 10 años han ido por muy mal camino. Pero hay otros países que están retrocediendo. Creo que es muy preocupante que países como México se estén deteriorando también. De hecho, este reciente informe demostró que en 2020 el antiliberalismo y el comportamiento antidemocrático se intensificaron en todo el mundo. Eso se debe en gran parte a la pandemia.

«El caso del asesinato del periodista Jamal Khasoggi a manos de Arabia Saudita es solo la punta del iceberg»

También nos han alertado hacia una nueva tendencia que ustedes llaman ‘el autoritarismo digital’. ¿En qué consiste exactamente?

Esa es, definitivamente, una tendencia nueva promovida por China. Hace unos 10 años comenzamos a publicar otro informe llamado Libertad en la Red, que evaluaba la libertad de los individuos en Internet. En ese momento había muchas esperanzas de que Internet fuera una fuente de libertad para la gente, que promoviera la libertad de expresión y proveyera oportunidades para desafiar a los gobiernos autoritarios. Pero la libertad digital ha ido en la dirección opuesta. Y el Gobierno chino es probablemente el peor abusador de la libertad en Internet del mundo. La vigilancia y la censura han sido llevados a extremos sin precedentes en el último año.

Una de las tendencias actuales es la internacionalización, y hemos visto muchos gobiernos autoritarios exportando represión a otros países. Lo hemos visto en otras partes donde dictadores atacan a sus disidentes, a sus críticos, y los asesinan. ¿Esto es una tendencia mundial? 

La idea de que los países autoritarios van más allá de sus fronteras para atacar a sus disidentes o críticos no es completamente nueva. Pero creo que lo que ha ocurrido es que esa tendencia se ha acelerado y en Freedom House la consideramos una de las más preocupantes del mundo de hoy. Esto lo vemos en países como Rusia, China, Irán, Turquía, e incluso en países en los que no solemos pensar como Ruanda. El caso de Jamal Khashoggi, el periodista saudí que fue asesinado en Turquía por el gobierno de Arabia Saudita, es solo la punta del iceberg. En el primer estudio global de lo que llamamos ‘represión transnacional’ identificamos más de 600 casos de este tipo de represión en los últimos seis años. Por cierto, yo mismo fui sancionado por el gobierno chino el año pasado porque Freedom House había estado criticando de manera muy abierta sus esfuerzos para limitar la libertad en Hong Kong. Así que esto realmente es un fenómeno global que está creciendo.

«Hay países que dan esperanza: Taiwán, que hace 30 años era una dictadura, ahora es uno de los Estados más libres del mundo»

Cerremos esta conversación con un broche positivo. ¿Qué lo hace optimista? ¿Qué está marchando en la dirección correcta?  

Hay voces que me dan esperanza. Me inspiró mucho cuando más de tres millones de personas salieron a las calles de Hong Kong en el verano de 2019 exigiendo su libertad. También cuando cientos de miles de personas en toda Rusia exigieron su libertad durante el verano de 2020. Todo esto me dice que el corazón humano quiere libertad y que aunque los Gobiernos no respondan, esa demanda sigue existiendo. La otra cosa que diría es que hay algunos países que me dan esperanza. Por ejemplo, Taiwán, que hace 30 años era una dictadura militar, y ahora es uno de los más libres del mundo. Incluso implementaron una ley,  hace un año más o menos, que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Así que Taiwán me dice que la democracia puede surgir incluso en lugares donde la gente había dicho que no era posible.


Este contenido fue emitido en formato audiovisual por el programa de televisión ‘Efecto Naím’, una producción de Naím Media y NTN24. Forma parte de un acuerdo de colaboración de este programa con la revista Ethic.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.