Sociedad

La oportunidad de la innovación frente al reto demográfico

El nuevo impulso económico y la palpable posibilidad de un futuro distinto nos sitúan frente a la oportunidad de equilibrar las agendas rural y urbana. Hacer frente al reto demográfico es imperativo si queremos compartir el común futuro del país.

Artículo

Ilustración

Aleks
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
16
Nov
2021
reto demográfico

Artículo

Ilustración

Aleks

Vivimos una época de transiciones, de grandes transformaciones que nos obligan a repensar las bases de nuestra sociedad y los ejes de nuestro modelo de desarrollo socioeconómico. Dentro de este profundo debate que debemos acometer como sociedad emerge con voz propia la realidad del reto demográfico, que por primera vez adquiere protagonismo en la agenda pública.

Décadas de desarrollo de un modelo basado en la concentración urbana han propiciado un escenario de fuertes desequilibrios entre las zonas urbanas y una zona interior eminentemente rural, donde se dan cita brechas a nivel social, digital o de género, así como una tendencia hacia la vulnerabilidad territorial que debe revertirse de forma decidida. Es el momento de avanzar hacia un equilibrio entre las agendas rural y urbana y hacia una vertebración del territorio que sitúe en el primer plano, desde una perspectiva integradora, la innovación y el emprendimiento.

Estamos ante una oportunidad única para generar ecosistemas rurales innovadores e impulsar una acción territorial transformadora que haga frente al fenómeno de la despoblación. Desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se está desplegando una política transversal frente al desafío demográfico; una política pública de Estado para afianzar la cohesión social y territorial.

Estamos ante una oportunidad única para generar ecosistemas rurales innovadores

El Plan de 130 medidas frente al Reto Demográfico, aprobado por el Gobierno en marzo de 2021 con una inversión de 10.000 millones de euros para el periodo situado entre 2021-2023, constituye una gran ‘caja de herramientas’ para avanzar hacia ese horizonte. Esta planificación pretende impulsar la dinamización económica y una igualdad de oportunidades real; es decir, para todas las personas en todos los territorios.

En el marco de su ejecución se están promoviendo iniciativas que permitirán identificar proyectos transformadores y prestar servicios que faciliten la innovación y el emprendimiento, como los Centros de Innovación Territorial. También es el caso de los Centros orientados al Networking Empresarial, la Cooperación y el Teletrabajo (Red de Centros CONECT), que estarán situados en zonas en declive demográfico para favorecer la inclusión social y digital.

El objetivo es, en definitiva, colocar la innovación en el epicentro de la política frente a la despoblación, utilizando los recursos para canalizar las demandas existentes en cada zona, liberando todo el potencial disponible. Nuestros pueblos son entornos vivos que atesoran enormes recursos y una inteligencia de la que emergen nuevas comunidades de innovación, las cuales comienzan a recorrer su camino bajo enfoques colaborativos.

Nuestros pueblos son entornos vivos que atesoran enormes recursos e inteligencia

Es importante también propulsar un cambio en las mentalidades, concibiendo el medio rural y las zonas de la España interior como un espacio fértil para proyectos de I+D+i. Desde la Secretaría General para el Reto Demográfico vamos a acompañar este proceso de transformación, ofreciendo las herramientas para que cada territorio, en función de sus necesidades, transite por sus propias sendas de innovación. El desafío es grande, como enorme será también el impacto que estos ecosistemas innovadores van a tener en términos de desarrollo económico, inclusión social y sostenibilidad medioambiental.

Liberar todo el potencial de nuestros territorios con la ayuda de los fondos públicos –tanto europeos como estatales– y con las capacidades y recursos que atesoran nuestros pueblos es hoy un objetivo compartido por los distintos niveles gubernamentales y privados. Podemos –y debemos– actuar para acabar con las asimetrías en el desarrollo territorial y contar así, de forma homogénea, con un tejido socioeconómico sólido que tenga en la cohesión su principio inspirador. Aprovechemos la oportunidad que se nos brinda para construir un futuro de prosperidad compartida basado en el equilibrio territorial, así como en la generación de riqueza y bienestar a través de la innovación y el emprendimiento económico y social.


Paco Boya es secretario general de Reto Demográfico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La gran burbuja demográfica

Jaime Silos

La competencia por el suelo será feroz, como las consecuencias geopolíticas del influjo de los desplazados climáticos.

La crisis de identidad ‘rurbana’

Julián Briz Escribano | Teresa Briz | Isabel de Felipe Boente

Nos hallamos ante un nuevo paradigma que diluye los límites del mundo urbano y rural: lo 'rurbano'.

POWERED BY

Hacia la granja del siglo XXI

Ethic

Nace la plataforma 'Granjas Next Generation', un programa para garantizar el futuro del sector agrícola y ganadero.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.