Medio Ambiente

POWERED BY

Crisis climática y sanitaria, ¿una misma salida?

Hace un año y medio, la lucha contra la crisis climática era una prioridad para los países de todo el mundo. Sin embargo, cuando pandemia irrumpió en nuestras vida, paralizó cualquier actuación en ese ámbito. Ahora, en un momento de reconstrucción, la solución a ambas crisis –la climática y la sanitaria– parece confluir en un solo camino más sostenible y digitalizado.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Pandemia y cambio climático

Artículo

Cuando el planeta entero estaba inmerso en una contienda trascendental para su supervivencia como es la lucha climática, llegó otra variable que lo puso todo patas arriba: la pandemia. Ahora, casi un año y medio después de que el virus irrumpiera en nuestras vidas, la relación entre ambas crisis parece estrecharse. ¿Hasta qué punto la covid-19 ha influido en los esfuerzos colectivos por revertir la situación climática? ¿Qué efectos secundarios está provocando el virus sobre el cambio de paradigma al que se enfrenta el mundo en este periodo clave de su historia? Estas cuestiones han sido abordadas en el II Foro Medioambiental desde la perspectiva del seguro, Re-Construir el planeta – A little more, un evento organizado por Reale Seguros en el que un grupo de expertos analizaron la conexión entre la crisis ambiental y la sanitaria.

El Informe Pérdida de Naturaleza y Pandemias, elaborado por la oenegé WWF, es uno de los documentos que estudia la correlación entre la destrucción de la naturaleza, el cambio climático y el aumento del riesgo de pandemias. «Tres de cada cuatro enfermedades que sufren los humanos son de origen zoonótico –animal–, pero es la primera vez que uno de estos virus se propaga de forma planetaria y tan rápido», destaca Luis Suárez, coordinador de Conservación de WWF España.

Y es que los virus y las bacterias han convivido con los seres humanos desde siempre. «Pero en hábitats sanos, bien conservados, con diversidad de especies y una relación equilibrada entre ellas los efectos patógenos de estos virus se diluyen», explica este experto. El problema está, continúa, en «que estamos alterando esos equilibrios y destruyendo nuestro principal antivirus: los bosques».

La llegada de la covid-19 ha obligado redistribuir esfuerzos y prioridades. Y esto ha tenido consecuencias negativas para el medio ambiente. «Antes de la pandemia estábamos debatiendo sobre cómo reducir los plásticos de un solo uso para ser más sostenibles. Pero el virus ha traído un fuerte repunte en su uso», alerta Amaia Rodríguez, fundadora de Gravity Wave. Lo cierto es que, desde esta empresa social estiman que aproximadamente 25.000 millones de toneladas de mascarillas sanitarias han acabado en el mar. «Se trata de un residuo muy difícil de reciclar porque se va deshaciendo», señala la experta.

Más allá del clima

No obstante, la sostenibilidad no es únicamente una cuestión medioambiental, sino que engloba también numerosas variables como la demografía o la digitalización. «España es un país desequilibrado, en el que el 85% de la población vive en grandes ciudades y el resto se encuentra diseminada por pequeñas poblaciones», subraya Juanjo Manzano, fundador de Alma Natura, organización que recuerda que en nuestro país ya hay casi 5.000 pueblos con menos de 2.000 habitantes. El auge del teletrabajo impulsado por la pandemia podría estar despertando una nueva conciencia que se rebela contra la concentración urbana y reivindica el valor del entorno rural. «Cada vez más familias eligen cambiar de vida», confirma Manzano. Aunque quizá, no lo estén haciendo con suficiente celeridad.

pandemia y cambio climático.

Ignacio Mariscal, Consejero Delegado de Reale Seguros en el II Foro Medioambiental desde la perspectiva del seguro, Re-Construir el planeta – A little more.

Hacia un nuevo paradigma

La pandemia se ha presentado también como una oportunidad para iniciar el tránsito hacia un nuevo paradigma económico y social. En ese nuevo escenario, reducir la huella medioambiental de las activadas humanas es una de las principales prioridades. «La movilidad es un impulso consustancial al ser humano. Bienestar social y desarrollo económico están íntimamente vinculados a la movilidad. Pero el coche está en conflicto con el medioambiente y necesitamos encontrar alternativas», indica Francisco Aparicio, catedrático emérito de la UPM. Según este experto en movilidad y transporte, esas alternativas pasan por «la diversificación de los medios y los tipos de movilidad, la descarbonización, el uso eficiente de los vehículos o el tránsito a energías limpias».

La revolución también es tecnológica

La digitalización es otro impulsor de esa transición. Pero, sin olvidar, apunta Jaime García Cantero, director de contenidos de la revista Retina de  El País, que sostenibilidad y digitalización son dos palancas de distinta naturaleza. «La primera es un fin en sí mismo; la segunda, un medio. Tenemos que hacer ese match entre el medio y el fin, de manera que logremos llegar a una tecnología con propósito», concluye. Y teniendo en cuenta, además, que las actividades digitales no son inocuas para el planeta. «Tendemos a pensar que lo que hacemos en el mundo online no tiene consecuencias en el mundo físico. Pero todas nuestras actividades digitales requieren energía y dejan tras de sí una basura digital», señala María Laura Mosqueda, fundadora y CEO de TechHeroX.

María Laura Mosqueda de TechHeroX, Juanjo Manzano de Alma Natura y Amaia Rodríguez de The Gravity Wave, en la mesa redonda sobre cómo ha afectado el covid-19 al medioambiente moderada por Jaime García Cantero, director de contenidos de ‘Retina’ en ‘El País’.

La complejidad de los cambios que vivimos hace que estos afecten a prácticamente todos los órdenes de  nuestra vida. Incluso a aquellos que se manejan en intangibles. «La sostenibilidad ha entrado de lleno en el mundo de los seguros y en su regulación. Hay que tener en cuenta sus factores a la hora de diseñar productos y buscar soluciones que permitan dar cobertura y protección frente a los problemas vinculados al cambio climático», ilustra Leticia Feria, directora de Oferta y Producto de Reale Seguros.

Una complejidad que nos devuelve a la biodiversidad y la necesidad de preservarla. «España es el país más vulnerable al cambio climático, pero también el más rico en naturaleza y biodiversidad», dice Asunción Ruiz, CEO de SEO/Birdlife. Para esta ecologista, en la naturaleza está la respuesta a casi todo. Porque, concluye, «es la única variable que puede democratizar el modelo y no dejar a nadie atrás».

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

La buena (y nueva) energía

Manuela Sanoja

El sector energético se halla inmerso en una profunda transformación con la que avanzar hacia una transición sostenible.

POWERED BY

La ruta hacia la diversidad

Pelayo de las Heras

Empresas como GLS Spain convierten las distintas capacidades humanas en uno de sus rasgos más definitorios.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.