Opinión

Diez años de Ethic

Cinco mil noticias después llega nuestro décimo aniversario. Y lo que más nos importa es que nuestro proyecto le sirva a la sociedad.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
06
Sep
2021
Ethic

Artículo

Apenas nos hemos dado cuenta. El tiempo ha pasado a toda pastilla, como cuando estás pasándolo en grande en una buena fiesta, pero hace ya diez años que lanzamos la edición online y el número uno en papel de Ethic. El tiempo, ya lo sabemos, es elástico, escurridizo, en ocasiones despiadado. Pero que ya lo sepamos no significa que no nos quedemos estupefactos cada vez que lo constatamos.

Diez años de Ethic. Guau. Recuerdo la primera entrevista para ese número uno: una persecución y una encerrona monumental a Mario Vargas Llosa, que tuvo la gentileza de no hacernos lo que Joe Biden le hizo hace unos meses a Pedro Sánchez. En mi caso, todo hay que decirlo, el premio nobel hubiera estado en su derecho. Fue una charla de apenas diez minutos, pero lo cierto es que nos dimos por satisfechos; más que una entrevista eso había sido un conato de secuestro. Llamé enseguida a la imprenta. Qué ganas teníamos de decir eso de «¡Parad las máquinas!». Ethic es una aventura trepidante y, en cierto modo, pensar en estos años es conectar con esa «gozosidad del paso del tiempo» que reivindicaba ese detective salvaje que fue Roberto Bolaño.

«Frente a esa delirante polarización política que nos divide, una apuesta decidida por el sentido común y la pluralidad»

Ciento veinte meses de Ethic. Guau. Nuestro equipo de periodistas, diseñadores, programadores y expertos en ética y sostenibilidad –a quienes quiero dedicar este número 50– lleva una década subiendo cada día al ring editorial para ayudarnos a comprender un poco mejor este mundo que nos ha tocado vivir; un mundo convulso, sí, pero probablemente tan enloquecido como el de cualquier otra época. No sé si, por saltar con tanto afán al cuadrilátero, estaremos ya tan sonados como un boxeador de los de la vieja escuela, esos a los que en sus libros y columnas rendía tributo David Gistau, pero lo que sí tengo claro es que nuestras obsesiones editoriales no han hecho más que agravarse con el paso del tiempo: frente a la cutrez del clickbait, una búsqueda constante de la calidad; frente a esa delirante polarización política que nos divide y que por desgracia cotiza al alza, una apuesta decidida por el sentido común y la pluralidad. El disenso es parte de la democracia, por supuesto, igual que un cierto enfrentamiento, pero la discusión civilizada y la diferencia cabal no tienen nada que ver con ese odio político que se extiende como una metástasis por los andamiajes de nuestra sociedad.

Tres mil seiscientos cincuenta días de Ethic. Guau. Esto va muy deprisa. Cinco mil noticias, reportajes, tribunas, análisis y entrevistas publicados en nuestra edición online. En nuestras sociedades, detenerse se ha convertido en un acto revolucionario. ¿Servirá esta edición de papel para hacernos parar, aunque solo sea un poco? En cualquier caso, espero que disfrutes este número 50 tanto como nosotros haciéndolo. Gracias de veras por estar ahí. Vamos a por los diez siguientes. Y, como dice Fernando Savater, que la ética sirva para abrir todos los debates, pero nunca para zanjarlos


Escribe Pablo Blázquez, editor de Ethic.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.