Siglo XXI

España y ODS: qué podemos celebrar (y qué no) cuatro años después

El Gobierno reconoce que comienza «la década de la ejecución» para cumplir los 17 puntos marcados por Naciones Unidas en el año 2015.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
27
Sep
2019
ODS

Allá por julio de 2018, España se presentaba voluntaria al examen de las Naciones Unidas para evaluar el grado de cumplimiento de los ODS tres años después de su firma. Entonces la conclusión fue que, aunque se habían hecho avances, quedaba mucho por hacer. Más de doce meses después, el resumen general podría repetirse, pero lamentablemente las acciones llevadas a cabo en el último año han reducido unos cuantos pasos al camino.

Hace unos días se hacía público el informe de progreso La implementación de la Agenda 2030 en España, elaborado precisamente por el Alto Comisionado para la Agenda 2030, órgano dependiente directamente de Presidencia –y cuya creación fue una de las primeras medidas de Pedro Sánchez al llegar al Gobierno– que vela por el cumplimiento de los compromisos nacionales en materia de desarrollo sostenible.

En el documento se repasan los hitos que se han llevado a cabo hasta el momento para cumplir unos compromisos que juegan con el tiempo en su contra. «El punto principal es comprender la Agenda, no solamente saber que existe: tenemos que tomar conciencia de que es un instrumento muy útil y poderoso para el cambio. Como es algo tan amplio y abarca tantos aspectos a la vez, es muy importante su divulgación y presencia en medios. Esto requiere de liderazgo político, empresarial y de todas las capas de la sociedad para implicar a los individuos. Es imprescindible que continúe la implicación de los jóvenes. La máquina que hemos puesto en marcha ya no se puede parar. El reto del trabajo multilateral tampoco puede posponerse. El cumplimiento de esta agenda exige que se muevan en la misma dirección la UE, la ONU y todas las instituciones nacionales, regionales y locales. España tiene capacidad para ejercer liderazgos en estos tres ámbitos, y hemos puesto las bases para ello», afirmaba Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030 en una entrevista para la Revista Circle hace unos meses.

Además de detallar el trabajo y las funciones llevadas a cabo por los distintos órganos oficiales que velan por el cumplimiento de la Agenda 2030, también se destacan algunas medidas concretas desarrolladas para cumplir la misión y comunicarla a la ciudadanía, como el lanzamiento, en el mes de diciembre del año pasado, de un apartado específico en la página del Instituto Nacional de Estadística (INE) para difundir los indicadores del marco de Naciones Unidas disponibles para España. En los próximos meses, se ampliará el listado.

La Ley de Cambio Climático se encuentra en proceso de tramitación y se está trabajando en el documento final del Plan Nacional de Energía y Clima

Otro de los puntos clave para lograr los objetivos son las políticas palanca –por ejemplo, el Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020– referidas a aquellos programas capaces de acelerar la implementación de los ODS en nuestro país e «impulsar un desarrollo sostenible coherente y alcanzar un impacto más rápido y sostenido sobre aspectos clave para el progreso en el conjunto de la Agenda 2030». Los compromisos, de hecho, fueron detallados en el Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030, en cuya elaboración participaron todos los Ministerios, Comunidades Autónomas, entidades locales y organizaciones representativas de todo el espectro de actores sociales y económicos.

A partir de él, se detallan las medidas ya tomadas en los últimos meses y los próximos pasos que se deberán dar en áreas tan importantes como la prevención y lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión social, la igualdad de oportunidades, la economía circular, la investigación o el compromiso de las ciudades. También se menciona un punto clave para conseguir los ambiciosos objetivos de la Agenda: la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que se encuentra en proceso de tramitación según la Ley del Gobierno, antes de ser aprobado definitivamente como proyecto de ley por el Consejo de Ministros y remitido a las Cortes Generales para su aprobación. Igualmente, el documento recoge que se está trabajando en el documento final del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima –cuyo borrador fue el único aprobado de todos los miembros de la Unión hace unos meses– que tendrá que presentarse a la Comisión Europea, y en la Estrategia de Transición Justa para su actualización después del proceso de consulta pública.

Medidas transformadoras

Finalmente, este nuevo informe también aborda una serie de medidas transformadoras llevadas a cabo –unas «acciones e iniciativas políticas de rápida implementación y cuya capacidad de transformación es extraordinariamente alta en términos de sembrar las bases para el despliegue exitoso de las políticas palanca y de la futura Estrategia de Desarrollo Sostenible»– y los próximos pasos a tomar para asentar su cumplimiento. Impulsar las alianzas para los ODS entre todos los actores como vectores de transformación, alinear la compra pública con los ODS o fomentar la educación y la cultura se unen a una de las tareas principales de los próximos años: situar la Agenda 2030 en el centro de la identidad de España en el mundo, en la política europea y multilateral.

Además de medidas tomadas por el Consejo de Ministros de cara a cumplir los ODS en nuestro país, el pasado mes de febrero se hizo pública la Agenda del Cambio «como hoja de ruta que guía la acción del gobierno para abordar las reformas contempladas en la Agenda 2030 y sentar las bases de un desarrollo sostenible, que no deje a nadie atrás y mejore la vida de las personas». Asimismo, en el informe se detalla punto por punto el trabajo realizado por las distintas comunidades autónomas en materia de ODS y se establecen los compromisos de los distintos municipios y actores públicos y privados para alcanzarlos, desde el mundo empresarial a los sindicatos u organizaciones del tercer sector.

«Tras el cuarto aniversario de la aprobación de la Agenda 2030 se abre un nuevo tiempo. Una década para poner en marcha las actuaciones necesarias para lograr los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Comienza, pues, la década de la ejecución, por lo que es imprescindible la participación de todos los actores para acelerar el ritmo», concluye el documento. Y, a contrarreloj, la colaboración de todos es más necesaria que nunca para apretar el acelerador.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Un filósofo en Silicon Valley

Berta González de Vega

La inteligencia artificial podrá entender a los humanos, pero ¿quiénes van a enseñar a las máquinas a tomar decisiones?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME