http://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=24981083&PluID=0&ord=[timestamp]&rtu=-1

Siglo XXI

¿Tu seguro te protege frente a un huracán?

Tsunamis, huracanes, secuestros, rescates, ciberataques… ¿Cubren las aseguradoras este tipo de riesgos? Repasamos algunas de las contingencias que ya incluyen algunos seguros y que todavía son desconocidos para el gran público.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
26
Nov
2018
seguros

El huracán Harvey (Texas, 2017) está considerado el segundo más devastador en la historia de Estados Unidos, después de Katrina (Costa del Golfo, 2005). Un desastre natural que provocó unas pérdidas de 180.000 millones de dólares, de los cuales solo 19.000 millones estaban asegurados, según datos del informe ClimateWise, del Consejo Asesor de Seguros del Instituto Cambridge para el Liderazgo de la Sostenibilidad.

Ante una situación así, son principalmente los Gobiernos y negocios quienes tienen que hacer frente a los costes y recuperación de los daños materiales. Por norma general, los seguros de inmuebles no tienden a cubrir desastres naturales en zonas de riesgo. Es decir, áreas propensas a las inundaciones, los tsunamis o los huracanes. En estos casos, los propietarios tienen que hacerse con seguros extras, específicos para este tipo de situaciones.

Pero, en los últimos años, y ante los cada vez más frecuentes e intensos efectos derivados del cambio climático, tanto empresas privadas como administraciones públicas están tomando cartas en el asunto. Los últimos seis meses del pasado año fueron «excepcionalmente caros» para la industria aseguradora, afirma el informe.

La diferencia entre la cantidad asegurada y las pérdidas supone una amenaza, no solo para los propietarios de inmuebles, sino también para la industria aseguradora y los Gobiernos. Uno de los planteamientos del Acuerdo de París subraya que las aseguradoras son la principal forma de lidiar con los crecientes daños y pérdidas de los países más pobres que sufren un clima más severo. También los bancos juegan aquí un papel relevante, pudiendo evaluar de manera más precisa los riesgos climáticos a la hora de hacer préstamos.

Los «seguros de riesgos especiales» protegen en caso de rapto, chantaje o extorsión

¿Y los secuestros? ¿Cubren las aseguradoras casos de raptos, chantajes o extorsiones? Hoy en día, sí. Se llaman «seguros de riesgos especiales» y están diseñados para proteger a personas y organizaciones que operan en zonas de alto riesgo. Imaginemos, por ejemplo, a un periodista cubriendo un reportaje sobre la guerra en Siria que viaja a la zona para hacer un trabajo de campo. Se trata de una situación verdaderamente peligrosa con un alto riesgo de secuestro, pero existen coberturas especiales.

Sin embargo, no es necesario acudir a zonas en guerra para vivir casos de rapto o extorsión. Varios lugares en el mundo son potencialmente de riesgo para otros perfiles, como prominentes figuras públicas, potentes empresarios o incluso empleados que viajan representando a compañías con un alto valor patrimonial.

Solo en México, considerado el país del mundo donde más secuestros se producen, se calcula que se generan hasta 50 millones de dólares en pagos por rescate al año. A nivel global, se estima que este tipo de extorsión alcanza los 1.500 millones de dólares, según la web Investopedia y datos de la organización Havocscope, especializada en recabar información sobre el mercado negro global. Los secuestros y chantajes son una actividad en aumento. Cada año tienen lugar entre 15.000 y 20.000 secuestros alrededor del mundo. Los seguros de riesgos especiales son ya algo frecuente.

Ante el aumento de ciberataques, las organizaciones se están viendo obligadas a proteger sus activos digitales por medio de seguros cibernéticos

Los ciberataques también están creciendo exponencialmente en los últimos años y las organizaciones se están viendo obligadas a proteger sus activos digitales por medio de seguros cibernéticos. No solo cada vez son más frecuentes, sino que cada vez son más sofisticados y sus consecuencias más destructivas.

Un estudio de la Oficina Estadística Nacional sobre fraude y cibercrimen de Inglaterra y Gales (CSEW), pone de manifiesto que en 2016 hubo 5,6 millones de incidentes sobre fraude y cibercrimen solo en Inglaterra. La tendencia de los hackers ahora es alejarse de consumidores individuales y atacar a negocios más rentables. Solo los casos de fraude relacionados con bancos y tarjetas de crédito han aumentado un 39%, señala el informe.

Vivimos en un mundo en el que los datos y la información se han convertido en algo muy preciado, en un activo que hay que proteger a toda costa. Y los ciberseguros se han vuelto algo necesario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El orgullo de ser banquero

Ignacio Cayetano

José Ignacio Goirigolzarri y Jaume Giró dialogan sobre la importancia de los intangibles.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME