Ciudades

Las ciudades españolas suspenden en trabajo decente

El trabajo decente y el crecimiento económico, que constituyen el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8, aún no se ha logrado en ninguna ciudad española, según un reciente informe de la Red Española para el Desarrollo Sostenible. Los mejores resultados se alcanzan en los objetivos 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y 3 (salud y bienestar).

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
16
Oct
2018
CIUDADES ODS

España alcanzó en 2017 el 80% de población urbana, según datos del Banco Mundial. Naciones Unidas estima que aún faltan 20 años para que ese mismo porcentaje se alcance a nivel mundial. En el último índice de calidad de vida de la OCDE, España obtuvo el puesto 19, principalmente, por sus buenos resultados en percepción de seguridad, salud y apoyo social derivado de la vida en comunidad. Tres aspectos muy relacionados con la estructura y el diseño urbano.

Las características demográficas en lo que a distribución geográfica se refiere, sitúan a las ciudades como centros neurálgicos de toma de decisiones económicas, tecnológicas, educativas, culturales y políticas. Pero, a la par, y según la Nueva Agenda Urbana Española, estas se enfrentan a multitud de retos como la pérdida de riqueza biológica; una gran vulnerabilidad frente al cambio climático con proliferación de sequías, incendios forestales e inundaciones por la alta contaminación del aire; y la creciente desigualdad social.

Es aquí donde la agenda global, vertebrada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), cobra especial protagonismo y se traslada a las acciones locales y urbanas. «La Agenda 2030 constituye una oportunidad y un marco de referencia para alinear las políticas municipales, así como las autonómicas con impacto en las ciudades y el territorio, con las agendas internacionales de desarrollo sostenible, para lograr ciudades más prósperas, sostenibles e inclusivas», dice el informe Mirando hacia el futuro: ciudades sostenibles elaborado por Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS) y presentado hoy en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Teresa Ribera: «El informe enfatiza el espíritu de corresponsabilidad entre administraciones, empresas, sociedad y académicos, y será clave para cumplir la Agenda 2030 a nivel local»

«El informe enfatiza el espíritu de corresponsabilidad entre administraciones, entidades privadas, sociedad civil y académicos, y será clave para identificar ámbitos de actuación para cumplir los ODS y la Agenda 2030 a nivel local», ha subrayado Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, durante la presentación. No en vano, este muestra una «foto fija» sobre el cumplimiento de los ODS en todas las capitales de provincia de España, las ciudades de más de 80.000 habitantes y las doce principales áreas metropolitanas del país. En total, «las 100 ciudades analizadas suponen casi el 50% de la población española», señala el estudio.

Inés Sánchez de Madariaga, coautora del informe, ha destacado la «coherencia» existente entre los resultados del análisis del cumplimiento de los ODS en las ciudades y a nivel nacional: «España ocupa el número 25 del ranking mundial y en las ciudades estudiadas los ODS están también en un punto intermedio tirando a alto, no hay ninguna urbe que haya alcanzado todos, pero hay avances y varios objetivos conseguidos». Por su parte, el senador Alberto Fabra ha afirmado que esto se debe a que «desde los ayuntamientos se estaban aplicando los ODS antes de que se inventaran».

Mientras que España, a nivel nacional, no ha cumplido aún ninguno de los objetivos, según el informe El índice de los ODS: Activando los compromisos para 2030, once ciudades sí tienen cuatro, cinco o seis objetivos en verde, es decir, logrados, y uno o ninguno en rojo -no se cumple ninguna de las metas vinculadas a ese objetivo-. Estas ciudades son Alcorcón, Las Rozas, Madrid, Móstoles, Pamplona, Pozuelo de Alarcón, Sant Boi de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Santa Cruz de Tenerife, Santander y Vitoria-Gasteiz.

Del informe se desprende que las ciudades analizadas son muy parecidas entre sí en lo que respecta al cumplimiento o no de los objetivos, lo que permite hablar de conclusiones generalizadas. El ODS 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) es el que mejor resultados logra con 61 municipios que han alcanzado el máximo rango y ninguna ciudad en rojo. A continuación, aparece el ODS 3 (salud y bienestar), con 46 ciudades en verde, pero con tres situadas en el peor de los rangos.

El ODS 8, relativo al trabajo decente, es el que peor resultados consigue, con 16 ciudades en rojo

En el lado opuesto de la tabla, se encuentra el ODS 8 (trabajo decente y crecimiento económico), «un problema estructural de nuestra economía» que acumula hasta a 15 ciudades que no han conseguido ninguna de las metas del objetivo. «Esto está provocando una clase empobrecida. Aunque no existe la extrema pobreza, sí existen situaciones preocupantes y no deseadas», ha reconocido Miguel Ángel Moratinos, presidente de REDS.

En lo que respecta los ODS centrados en el saneamiento de los recursos naturales, la descontaminación, la conservación de los ecosistemas y el cambio climático (ODS 6, 7, 11, 13, 14, 15), las ciudades españolas tienen mucho margen de mejora. «Las cifras reflejan una situación difícil», ha dicho Moratinos y ha destacado lo paradójico que resulta el hecho de que «Europa esté liderando las iniciativas medioambientales, pero que siga ofreciendo datos preocupantes». Los objetivos 6 (agua limpia y saneamiento) y 11 (ciudades sostenibles) no se han alcanzado en ninguna de las doce áreas urbanas analizadas y el 13 (acción por el clima) solo se ha logrado en el área metropolitana de Las Palmas y Tenerife.

Durante la mesa redonda celebrada después de la presentación de los resultados, Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha instado a crear una «Comisión de Seguimiento de los ODS en el Congreso» y ha reconocido la importancia de contar con una base cuantitativa: «Solo si los datos forman parte del debate público podremos avanzar». El informe es claro: «Los alcaldes y las alcaldesas tienen la capacidad de guiarnos hacia una nueva era de prosperidad inclusiva y sostenible».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Qué es una ciudad sostenible?

Rosa Martínez

«La sostenibilidad de las ciudades es urgente y necesaria, pero no un fin en sí mismo», escribe Rosa Martínez, de Equo.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME