Cambio Climático

Salvemos los humedales de Doñana

La iniciativa Water Balancing tiene como objetivo recuperar tres humedales en el Parque Natural de Doñana, uno de los entornos más amenazados de la geografía española.

Artículo

Sara Maroto
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
16
Jun
2017
heineken doñana laguna san lazaro

Por un lado, los propios ecosistemas. Por otro, la agricultura, la producción de energía, el sector industrial y el abastecimiento público de agua. Todos ellos son importantes y se disputan este limitado recurso. La pregunta es: ¿cómo lograr un uso más eficaz del oro líquido? 

España, declarado uno de los países con mayor estrés hídrico, acoge uno de los ecosistemas más amenazados: el Parque Natural de Doñana. La Unesco ya advirtió que podría incluir a Doñana en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Reivindicado hasta la saciedad por organizaciones ecologistas y locales, el parque natural carece de un marco legislativo que lo proteja y busca respuestas gubernamentales para su recuperación y la de sus recursos hídricos, esquilmados por actividades ilegales y accidentes mineros.

La Unesco ya advirtió que podría incluir a Doñana en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro

Ante este lento avance de las resoluciones estatales, el sector privado toma la iniciativa. La cuenca del Guadalquivir, que nutre el espacio natural de Doñana, es también una de las fuentes de la marca cervecera Heineken para sus fábricas de Sevilla y Jaén. Entre 2014 y 2016, la compañía implantó medidas en sus cuatro fábricas (estas y las situadas en Valencia y Madrid, en las cuencas del Júcar y el Manzanares respectivamente) para la optimización de procesos asociados al consumo de agua. Con ello, la multinacional logró reducir un 10% su consumo de agua en 2016, un total del 28’6% menos que en el año 2008. Sin embargo, esta reducción progresiva es solo el primer paso de un objetivo mayor: la restauración del balance hídrico, esto es, devolver al medio cada gota de agua. En la industria cervecera, esto compensaría el agua de imposible retorno que se evapora durante la elaboración y la que contiene la propia cerveza.

Para ello, el proyecto internacional Water Balancing explora actuaciones en las regiones de alto estrés hídrico donde se sitúan fábricas de Heineken para minimizar el impacto de la compañía en ese entorno. En España, las iniciativas en torno a sus cuatro centros de elaboración tienen como objetivo ahorrar 1’4 millones de metros cúbicos de agua. «La sostenibilidad no son actuaciones ajenas a las actividades de tu empresa; es un valor moral implícito en cada paso que das», apuntó el director de Relaciones Corporativas de Heineken, Jorge Paradela, durante la finalización de los trabajos del primer proyecto de Water Balancing.

Heineken redujo un 10% su consumo de agua en 2016

En efecto, esta mejora del entorno ya es una realidad en el Parque Natural de Doñana. Heineken, los municipios andaluces de Hinojos y Villamanrique de la Condesa y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía han trabajado juntos durante seis meses en la recuperación de tres humedales, gracias a la inversión de 300.000 euros por parte de la compañía cervecera. Para el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, el proyecto es un ejemplo de cómo «el desarrollo sostenible, el respeto a la naturaleza y lo ambiental deben impregnar cada actividad; y esto no solo es posible, sino que es el único camino que debemos tomar en estos tiempos».

heineken doñana pardillas

En el municipio de Hinojos, la Laguna de las Pardiñas está drenada desde los años 70 para evitar la reproducción del paludismo. Ahora, la tendencia se revierte y la eliminación de esta práctica permite incrementar la capacidad de almacenamiento de agua y, por tanto, su mayor persistencia en el tiempo. Un fenómeno intensificado por la creación de una orla perimetral en la que los pinos piñoneros son sustituidos en un 50% por especies de ribera como el alcornoque, generando una masa mixta que mejora la biodiversidad. Esta mejora de la diversidad forestal también se da en el antiguo barrero del Arrayán, del que se extraían materiales para la construcción de los caminos asfaltados del parque, ahora reconvertida en laguna.

Jorge Paradela: «La sostenibilidad es un valor moral implícito en cada paso que das»

Tan importante como dar un giro de 180 grados a estos parajes maltratados es evitar esa necesidad mediante una conservación adecuada. Es el caso de la Laguna de San Lázaro, en el término de Villamanrique de la Condesa. Además de la creación de la orla lagunar, ahora dispone de trampas de arena en sus inmediaciones para reducir la entrada de sedimentos en ella y protección en sus márgenes para impedir paso tráfico rodado.

Como próximo proyecto y de la mano del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA), Heineken trabajará durante cuatro años en la investigación e implementación de cultivos integrados de cebada en plantaciones de olivos con suelos degradados en la cuenca del Guadalquivir, para favorecer la mejora de la gestión del agua y del suelo y su conservación. El programa tiene como objetivo ahorrar cerca de 700 millones de litros de agua al año mejorando la infiltración de agua de lluvia en el suelo. La cebada actuará como cubierta para ayudar a recuperar los suelos, que normalmente de “limpian” antes de cada nueva siembra provocando una falta de nutrientes y de humedad que acentúan la erosión y dificultan la recarga de los acuíferos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME