Innovación

Los drones que controlan el tendido eléctrico

Endesa ha anunciado el despliegue de 14 drones que realizarán tareas de supervisión y revisión del tendido eléctrico en nuestro país.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
May
2015

Artículo

«Su peso ronda los cuatro kilos y tienen una dimensión de unos 75 centímetros de diámetro, incluyendo las aspas, que pueden ser cuatro, seis u ocho. Para garantizar una buena visibilidad, las cámaras de los drones están dotadas de estabilizadores giroscópicos que permiten captar imágenes de la línea eléctrica con una gran calidad y nitidez».

Así describen desde Endesa los drones (aparatos teledirigidos están equipados con cámaras de alta resolución y termográficas) que la compañía ha desplegado en España para revisar sus líneas eléctricas.

El uso de estos aparatos aéreos no tripulados sirve como complemento de las inspecciones con helicóptero, sobre todo para revisar las zonas de difícil acceso. «De este modo, se facilita la labor de los técnicos, lo que supone una mejora en la seguridad de la ejecución de las tareas», añaden desde la compañía.

En Cataluña, Endesa los utiliza desde 2013 y han obtenido a las grabaciones de alta calidad. La utilización de los drones permite agilizar las inspecciones, ya que, al evitar el trabajo de los técnicos sobre la red, no se tiene que cortar el suministro. Además, mejora la calidad y continuidad del servicio al mismo tiempo que ofrece mayor seguridad a los trabajadores que realizan las inspecciones.

La compañía utiliza también estas aeronaves no tripuladas para controlar el estado de los corredores de seguridad que se encuentran ubicados por debajo y a los lados del tendido eléctrico y que actúan como cortafuegos. Los drones pueden utilizarse también para hacer reconocimientos aéreos de estas zonas en caso de emergencia.

Estos aparatos son capaces de despegar y aterrizar por sí solos mediante propulsión eléctrica, y pueden mantener la posición y altura de forma automática gracias a un GPS y un control barométrico. Además, como medida adicional de seguridad, incorporan un sistema que, en caso de pérdida de señal, retorna el aparato al punto de partida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Innovar para cambiar el futuro

Cristina Sánchez

Debemos adaptarnos sin miedo a las nuevas necesidades del planeta: nuestra salud (y nuestro futuro) depende de ello.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.