Siglo XXI

20.000 empleados participan en el Día de la Solidaridad de Novartis

Un total de 19.000 de trabajadores de todo el mundo participaron en proyectos sociales en sus comunidades.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
19
Abr
2013

Artículo

Redacción

Ayer se celebró una nueva edición del Día de la Solidaridad en la que colaboradores de Novartis de 55 países realizaron actividades voluntarias en beneficio de las personas más necesitadas de sus comunidades locales.

Este año se ha celebrado la 18ª edición de esta jornada anual que conmemora la creación de Novartis en 1996. En esta ocasión, más de 19.000 colaboradores en todo el mundo participaron en una amplia gama de causas solidarias que pusieron de manifiesto el compromiso de la Compañía por la Responsabilidad Social Corporativa.

El Día de la Solidaridad es una iniciativa que goza de una excelente acogida por parte de los colaboradores de Novartis, que ven en ella una oportunidad de ayudar a quienes más lo necesitan en su entorno más próximo. Los empleados pueden escoger qué actividad de voluntariado desean realizar de acuerdo a diversas necesidades locales. En España, alrededor de 300 colaboradores del Grupo de todas las Compañías y Divisiones participaron en las distintas actividades organizadas en Barcelona y Madrid.

dia-solidaridad-2012_fundacio-tallers

Un grupo de colaboradores destinó la jornada a participar con la Fundació Viver de Bell-lloc “La Tavella, horta ecològica”, dedicada a la integración de personas con discapacidades intelectuales en el mundo laboral agrícola. Durante la jornada, los colaboradores se encargaron de diferentes tareas como rehabilitar una casa que servirá de vivienda a personas con discapacidad intelectual, y adecuar las 40 hectáreas de terreno que rodean la finca.

“La Fundació Viver de Bell-lloc quiere ser un referente en cuanto a acciones de RSC dentro de nuestra comarca. A nosotros, compartir el Día de la Solidaridad con Novartis nos ha dado la oportunidad de hacer visible la labor que realiza nuestra entidad en favor de la integración social de aquellas personas que tienen más dificultades. Se ha demostrado que las experiencias de este día acercan a dos tipos de empresas que pueden trabajar conjuntamente, ahora y en el futuro, por una sociedad mejor”, declaró Carlos Sopeña, gerente de esta entidad.

Otro grupo optó por participar en las actividades organizadas junto al Grupo Sifu, que tiene como objetivo la integración laboral de las personas con discapacidad, poniendo un especial énfasis en la inserción cultural, social y deportiva de sus profesionales. Los colaboradores de Novartis pudieron participar en diferentes disciplinas deportivas como el Tenis de Mesa, Aerobic, un partido de fútbol y otro de baloncesto adaptado en silla de ruedas. Estas competiciones entre empleados de Novartis y del Grupo Sifu se celebraron en las instalaciones del Velódromo de Horta, la sede central de Novartis en Barcelona y la pista polideportiva del centro de producción de Novartis en Barberà del Vallès.

“Es importante que una empresa líder en su sector, como Novartis, sea el modelo para otros muchos al destinar recursos tanto materiales como personales a la RSC y, además, con especial atención en la inserción social y laboral de las personas con discapacidad, colectivo que padece un alto porcentaje de exclusión y que, hoy en día,  se ve doblemente afectado por la crisis existente. Las personas con discapacidad se superan día a día gracias a su espíritu de lucha y a sus capacidades, junto con todas las acciones que la sociedad les destina, entre ellas, la RSC”, comentó Albert Campabadal, presidente de Grupo SIFU.

La donación de sangre en las oficinas centrales de Novartis es ya un clásico del Día de la Solidaridad y como en ediciones anteriores se realizó en colaboración con el «Banc de Sang i Teixits». Este año una vez más se unieron los centros de trabajo de El Masnou, y Barberà del Vallès, todos ellos en la provincia de Barcelona.

En Madrid, los empleados tuvieron la posibilidad de donar sangre en colaboración con Cruz Roja, participar en una campaña de recogida de productos de alimentación e higiene infantil con esta misma entidad y organizar un mercadillo solidario con la Fundación Juan XXII y la Fundación Altius.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Por qué necesitamos una ética espacial

Jorge Hernández Bernal | Santiago Pérez Hoyos

La conquista del espacio abre debates sobre la contaminación del turismo espacial o la idoneidad de colonizar planetas.

Los males de la ciencia

Juan Ignacio Pérez Iglesias | Joaquín Sevilla

A pesar de los avances, no todos los individuos pueden disfrutar actualmente de los diversos beneficios científicos.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.