Derechos Humanos

Por una generación libre de sida

El sida mata a 7 veces más personas que las guerras. Atendiendo al número de muertos y afectados, la pandemia es ya una de las mayores catástrofes de la historia.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
30
Nov
2012
Sonsoles García

El sida mata a 7 veces más personas que las guerras. Atendiendo al número de muertos y afectados, la pandemia es ya una de las mayores catástrofes de la historia. Sólo en 2011, la enfermedad causó la muerte de 1,7 millones de personas, de los cuales 230.000 eran niños menores de 15 años, según datos de Médicos Sin Fronteras.

34 millones de personas viven con el VIH en el mundo, casi 70% de ellas en el África subsahariana. Pese a las mejoras en las medidas de prevención, según Onusida solo en 2011 hubo 2,5 millones de nuevas infecciones, de las cuales 330.000 en niños.

Estos niños contrajeron el VIH porque sus madres eran seropositivas y se infectaron durante el embarazo, el parto o la lactancia. Ese mismo año, el sida mató a cerca de 230.000 menores de 15 años. Infecciones y muertes evitables ya que existe un tratamiento eficaz y sencillo que puede prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo. En 2011, menos de 200 niños se infectaron en Europa Occidental y Central, frente a 300.000 en África subsahariana.

“Nos encontramos en un momento crucial en la lucha contra el sida: por primera vez, el control de la pandemia está a la vuelta de la esquina” explica el presidente de Médicos Sin Fronteras, José Antonio Bastos.

“Tenemos métodos de diagnóstico y tratamientos que salvan vidas. La ciencia ha demostrado que la terapia con antirretrovirales también previene la transmisión del virus y que el tratamiento de prevención de la transmisión de madres a hijos puede evitar el nacimiento de niños con sida. Contamos con la voluntad de los países afectados y con el compromiso de las comunidades y pacientes”.

Aunque el apoyo de los países donantes ha flaqueado, se puede plantear, por primera vez en 30 años de pandemia, una primera generación de niños nacidos sin VIH. Y todo comienza con las mujeres embarazadas.

El tratamiento de Prevención de la Transmisión del VIH de Madre a Hijo (PTMH) evita el 95% de las infecciones durante el embarazo, el parto o la lactancia. En los países ricos, estas terapias han reducido casi a cero el número de bebés nacidos con VIH. Sin embargo, en los países pobres, cerca de la mitad de las mujeres embarazadas VIH-positivas no tienen acceso al mismo, con consecuencias devastadoras para ellas mismas y sus hijos. Sin tratamiento, hasta un 40% de los bebés de madres VIH-positivas nacerán con el virus, y casi la mitad de ellos morirán antes de cumplir los 2 años de edad.

“Frenar el sida es un objetivo realizable con los medios diagnósticos y terapéuticos disponibles hoy día, un objetivo basado en la experiencia acumulada de lucha contra la pandemia y en los avances científicos. Pero para ello tenemos que pisar el acelerador, y poner en tratamiento cada mes a más personas que el mes anterior” afirma José Antonio Bastos. “Las mujeres embarazadas son la clave, porque un niño nacido sin VIH es un niño sano, que sobrevivirá, y es un adulto sano, que no propagará el virus. Así es como pararemos la pandemia”.

Malik es el símbolo de esa nueva generación libre de la pandemia: representa a los hijos de decenas de miles de madres que han tenido la oportunidad de acceder a los programas de PMTCT en todo el mundo. Médicos Sin Fronteras quiere conseguir que Malik haga amigos que le ayuden a él y a otros niños, así como a sus madres, a esquivar la condena del VIH. Para ello, lanza una campaña de microdonaciones: mediante el envío de un sms con la palabra AMIGO al 28033. Todas aquellas personas que quieran acompañar a Malik estarán donando a MSF el importe íntegro del coste del mensaje (1,20 euros). El sencillo gesto del sms será también la llave de acceso a la web www.amigosdemalik.org, en la que los amigos de Malik podrán saber más de su vida.

“La profilaxis antirretroviral administrada a las mujeres embarazadas es beneficiosa para el niño, pero no olvidemos que también lo es para la madre, ya que le permitirá llevar una vida saludable, y también previene el contagio del virus a su pareja, tal y como ya se ha demostrado científicamente», explica Paula Farias, portavoz de la campaña ‘Amigos de Malik’.

«El impacto del tratamiento se multiplica y, si queremos cambiar el rumbo de la pandemia, frenar el sida en las madres embarazadas es la primera línea de defensa”, concluye.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.