Derechos Humanos

Nuevo escándalo de brutalidad laboral en Foxconn

Más de 300 trabajadores de la empresa que fabrica productos de consumo masivo en Occidente, como la Xbox de Microsoft o el iPad de Apple, amenazan con suicidarse.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
12
Ene
2012

Artículo

Íñigo Keller

Nadie ignora que las condiciones laborales en China, ese país tan alabado por su potente expansión económica, vulneran en muchas ocasiones los derechos humanos y se sitúan en los perímetros que definen la esclavitud en el siglo XXI.

Un ejemplo ilustrativo de esta brualidad laboral es la empresa Foxconn, con sede en Taiwán pero con la mitad de su plantilla (400.000 empleados) en territorio chino. Foxconn fabrica productos de consumo masivo en Occidente, como la Xbox de Microsoft o el iPhone y el iPad de Apple. Es, además, el mayor proveedor y fabricante de otras marcas como Dell, Hewlett-Packard, Motorola, Nintendo, Sony o Nokia.

El año pasado, después de que salieran a la luz más de una decena de casos de suicidios en la planta ubicada en Shenzhen, al sur de China, la empresa decidió subir los sueldos un 66% -hasta los 245 euros- a sus empleados de la línea de ensambleje. Poco después, incluiría una claúsula antisuicidio en sus contratos laborales.

Un informe de Sacom (Centre for Research on Multinational Companies and Students & Scholars Against Corporate Misbehaviour) sobre las condiciones laborales en China dedicaba un capítulo especial al caso Foxconn: las condiciones de trabajo eran atroces y se producían excesos de tiempo de empleo y humillaciones públicas.

Ahora una de la fábricas ubicadas en China vuelve  a ser noticia. Más de 300 empleados de la planta de Wuhan, donde se produce la Xbox, han amenazado con un suicidio colectivo. Los trabajadores han recurrido a la amenaza después de que los jefes de la fabrica incumpliesen su palabra sobre una indemnización por dejar sus puestos de trabajo. Microsoft ha asegurado que investigará la situación en la fábrica para comprobar si Foxconn ha incumplido su código de conducta. Lo cierto es que llueve sobre mojado: en distintas ocasiones se han identificado conductas irregulares en sus fábricas, como el trabajo infantil (que Apple llegó a admitir).

Se trata de un nuevo golpe a la imagen de Foxconn, pero también afecta a Microsoft ya que se trata de la planta de fabricación donde se produce su consola Xbox. Por este motivo, la compañía ha explicado en que investigará los incidentes.

«Microsoft se toma muy en serio las condiciones de trabajo en las fábricas que manufacturan sus productos y estamos investigando el problema. Contamos con un Código con estrictas normas de conducta que explican nuestras expectativas y hacemos un seguimiento muy cercano de las condiciones de trabajo de forma permanente, y tratamos los problemas a medida que surgen. Microsoft está comprometido con el trato justo y la seguridad de los trabajadores empleados por nuestros proveedores», ha señalado la compañía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.