Siglo XXI

El estado de la RSE en las empresas públicas españolas

Ricardo Trujillo, analista de RSE de Forética, analiza los retos y desafíos de la empresa pública española a la hora de incorporar la sostenibilidad a su estrategia en base a las conclusiones de un reciente estudio.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
noviembre
2011

Las empresas públicas españolas están trabajando de manera decidida en la integración de la RSE en su estrategia corporativa. Así lo refleja el estudio que desde Forética y en colaboración con Garrigues Medioambiente, Adif y Valenciaport hemos presentado en el marco del proyecto Acelerando la RSE en Empresas Públicas, apoyado por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Se trata de un estudio pionero que intenta reflejar la situación de partida en la RSE de las empresas públicas, cuál es su acercamiento, cómo la están gestionando y con qué herramientas y qué retos deben afrontar en su avance.

Simplificando los resultados del informe, que puede descargarse aquí en base a tres parámetros como son saber, querer y poder. Los resultados principales son los siguientes:

Saber: El grado de notoriedad de la RSE en la empresa pública es muy alto, de hecho, más del 90% de estas empresas afirman saber qué es la RSE. Es cierto que la muestra sólo refleja el estado de las empresas públicas de titularidad estatal, de las comunidades autónomas y de las principales capitales de provincia, es decir, aquellas de mayor tamaño.

Querer: Las empresas públicas reflejan un posicionamiento firme en cuanto a la RSE y no lo consideran algo ajeno a ellas. De hecho, no creen que sea una moda pasajera ni algo que sólo afecte a la imagen de la empresa. Sí creen, en cambio, que la RSE es ya un elemento central a la hora de mejorar las relaciones con su entorno, incrementar su transparencia y generar credibilidad y legitimación de cara a los ciudadanos.

Además, es preciso tener en cuenta la Ley de Economía Sostenible, que en principio afecta sólo a las empresas públicas de titularidad estatal, y que contiene varias disposiciones que finalmente convertirán en ocasiones este “querer” en “deber”.

Poder: Es quizá esta área donde exista mayor margen de mejora. La política de responsabilidad social como elemento central de una estrategia de RSE aparece todavía en muy pocas organizaciones de manera formal.

En cuanto a las áreas de gestión más maduras, éstas son el  lugar de trabajo (igualdad de oportunidades, conciliación, bienestar en el trabajo,…) y medio ambiente. Por su parte, el área de mercado (clientes y proveedores) aparece algo más retrasada y la de comunidad es a la que menos atención se le presta actualmente.

En cuanto a alguno de los retos específicos que tienen que afrontar este tipo de empresas, y siempre según el estudio que acabamos de publicar, el factor más determinante es la ausencia de una estrategia continuada dada su estrecha vinculación a las administraciones de las que depende.

También las empresas han señalado que existe una baja concienciación y ausencia de formación e información específica para empresas públicas. Desde Forética estamos trabajando en este punto y seguimos apostando por el proyecto Acelerando la RSE en Empresas Públicas como dinamizador y foro para que este tipo de empresas encuentren solución a estas barreras.

Así, como siguiente fase del proyecto, se creará una plataforma de empresas públicas que dote de contenido a un centro de recursos de RSE especializado en empresas públicas, ponga en marcha talleres de formación con contenidos vinculados a la Ley de Economía Sostenible y otros aspectos relevantes, y que constituya además un think tank de debate sobre los retos y las herramientas RSE.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La nueva lengua de los stickers

Raquel C. Pico

Las pegatinas que encapsulan emociones precisas y nuevos significados parecen arrebatarle el reinado a los emojis.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME