Derechos Humanos

El Estado número 54, Sudán del Sur

«Nosotros, los representantes del pueblo democráticamente electos, declaramos a Sudán del Sur un Estado soberano e independiente». Así se ha proclamado la total independencia de Sudán del Sur.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
May
2011

Artículo

Lucía Carbajo

«Nosotros, los representantes del pueblo democráticamente electos, declaramos a Sudán del Sur un Estado soberano e independiente». Así ha proclamado  la total independencia el presidente del Parlamento, James Wani Igga, en el acto oficial en la capital provisional, Juba, en que se constituía la República de Sudán del Sur como el país número 54 del continente africano.

La independencia se ha gestado en un largo proceso pacífico y democrático tras la firma, en 2005, del acuerdo de paz en Naivasha (Kenia) entre el norte y el sur del país africano y que permitió la consulta popular vinculante que se realizó en el mes de enero de 2011 sobre la autodeterminación del país. El 98,83 por ciento de los votos fueron para el “sí”.

El nuevo país, que también será el Estado número 193 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) esta semana, tiene una población estimada en 8,3 millones de personas anglohablantes mayoritariamente y está conformado en su mayoría por descendientes de las etnias próximas al río Nilo (etnias nilóticas), y de religión cristiana y animista. En la actualidad, cerca del 78 por ciento de la población depende de la agricultura y de la ganadería.

El presidente de Sudán del Sur será el general Salva Kiir Mayardit, miembro fundador del Ejército Popular de Liberación de Sudán (EPLS), quien ya ostentaba el cargo en funciones desde que en 2005 falleciera John Garang. Su antecesor alcanzó un reparto del poder de Sudán en los acuerdos de paz con el presidente de Sudán, Omar al-Bashir (actualmente en el cargo).

De estrenos e incógnitas

Pero no son los únicos estrenos del país africano recién nacido. También ha sido proclamado como el primer país que recibirá ayuda conjunta de la Unión Europea, de la cual, 20 millones de euros los aportará España. Esta cooperación se producirá en 2012 y en 2014, según acordaron Los Veintisiente.

Y, por último, Sudán del Sur se ha estrenado a nivel nacional con una política de amnistía para todas aquellas personas que empuñaron las armas durante la segunda guerra civil en Sudán contra las autoridades de sus vecinos del norte, en un conflicto que ha durado 56 años y que tiene entre sus consecuencias directas el constante empobrecimiento de la población.

La política actual de Sudán del Sur contempla que un 80 por ciento de los presupuestos se destine a armamento y defensa, mientras que sólo el 16 por ciento cubra algunos de los servicios básicos.

Sin embargo, la confianza de los actores internacionales, la autorización de ayudas a la cooperación y las nuevas líneas políticas presentadas por Kiir Mayardit hacen pensar que el presidente del país número 54 de África tiene razón, y que “la guerra ha terminado” y éste “es un sueño hecho realidad”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.