10 cosas que (tal vez) no sabías de Google

google

Según medios especializados, de los 38 millones de beneficios en España, solo pagó 38.000 euros en impuestos en 2015

La compañía tiene más de un millón se servidores repartidos por todo el mundo

Comparte este artículo

Google se ganó la simpatía (en muchos casos, hasta la adoración) de medio planeta hace casi dos décadas, cuando demostró que encontrar información en Internet no tenía por qué suponer tediosas esperas y pasar por infinidad de páginas hasta dar con lo buscado. El algoritmo que desarrollaron unos jovencísimos Larry Page y Sergey Brin obraba el milagro. Y gratis.

A día de hoy, tiene más de un millón de servidores y centros de datos por todo el globo, su página de búsqueda es la más visitada del mundo y se ha convertido en una empresa gigantesca con una compañía matriz, Alphabet, y miles de millones en beneficios cada año, la mayoría por publicidad. Por otro lado, en todas las encuestas sale como la compañía en la que la mayoría desearía trabajar por sus extensos programas de conciliación, en los que incluso los trabajadores pueden intercambiarse o prestarse los días de vacaciones.

Pero no es oro todo lo que reluce. Google ha estado, y está, en el ojo del huracán por colaborar con determinados países en la censura de Internet con el fin de expandirse comercialmente en ellos, y por la infracción reiterada de derechos de autor. Además, es objeto de críticas por realizar ingeniería fiscal en diferentes países, y por ser una de las empresas que colaboran con las agencias de inteligencia en la red de vigilancia mundial, sacada a la luz en 2013. En las próximas semanas, Bruselas podría anunciar la sanción que exigirá a la empresa por posición dominante en el mercado, según el Financial Times. Se rumorea que podría ser una multa récord, bastante mayor que los 1.100 millones de euros que se le impuso a Apple, y que podría llegar a un 10% de las ganancias del buscador.

No cabe duda de que Google, como cualquier líder en su sector, despierta pasiones y odios y, sobre todo, polémicas por doquier. Nosotros te contamos algunas cosas de la empresa de California que tal vez no sabías, y te ayudará a conocerla un poco mejor.

1. Todo empezó con un paseo

Sergey Brin y Larry Page se conocieron por causalidad. Cuando este último llegó, con 22 años, a la Universidad de Standford a estudiar un postgrado, los profesores de Brin (que, con un año menos, ya cursaba allí) le propusieron que le enseñara el campus. Lo demás, ya es historia.

2. El nombre original era mucho más feo

Cuando los dos estudiantes de ingeniería empezaron a desarrollar en 1996 un rastreador web, lo llamaron BackRub, que significa masaje. Se dice que era un juego de palabras con backlinks (búsqueda por hipervínculos). Estuvo en los servidores de Stanford un año. Por suerte, se replantearon el nombre. En 1997 registraron el dominio Google, que viene de googol, o gúgol en nuestro idioma: un número elevado a la 100.

3. Antes que ‘nerds’, festivaleros

Brin y Page no eran dos ratones de biblioteca con un celo pegado a la patilla de las gafas. Les iba la música y el cachondeo, como a cualquier joven. El primer ‘doodle’ de la historia de Google (esos dibujos con mensaje que añaden al logotipo en días señalados) era el emblema del Burning Man, el festival más alocado del mundo. Efectivamente: estuvieron allí en 1998 y, de esa forma, advertían de que no atenderían al teléfono.

4. También empezó (cómo no) en un garaje

Como toda startup de Silicon Valley que se precie, esta también tuvo su primera ‘oficina’ en un garaje. En este caso, alquilado a una amiga, en la avenida Santa Margarita en Menlo Park, California.

5. La segunda oficina fue un Starbucks

La delegación de Nueva York empezó en un Starbucks: contrataron a una persona de ventas, que trabajaba desde una de estas cafeterías porque eran de las pocas con conexión a Internet. Hoy, la sede neoyorquina tiene miles de metros cuadrados, en un edificio de la Octava Avenida.

6. Compraron Youtube comiendo palitos de queso

Los de la hamburguesería Denny´s, donde cerraron el acuerdo con uno de los fundadores de la plataforma online de vídeos, Steven Chen, que recibió, junto a sus socios, 1.300 millones de dólares.

7. Gmail empezó como una inocentada

Las startups de Silicon Valley tienen tradición en gastar bromas del Día de los Inocentes. Para presentar el que hoy es el servicio de correo electrónico más utilizado del mundo, Brin y Page anunciaron en su nota de prensa que lanzaban una bebida refrescante, Google Gulp. Desde luego, lograron acaparar la atención.

8. La empresa más rentable… ¿y menos solidaria?

El medio especializado en tecnología Xataka, recogía en 2015 los datos de la auditora externa Deloitte, según los cuales Google había tenido ese año, solo en España, un impacto económico de 7.000 millones de euros. Esta estimación se tomó a partir de la utilización de productos Google por empresas de todo el país. Sin embargo, Xataka también desvela que las grandes tecnológicas, Google, Apple, Amazon, Facebook, Yahoo, eBay y Microsoft, solo ingresaron en nuestro país vía impuestos 1,2 millones de euros. En el caso de Google, 33.000 euros, de unos beneficios de 38 millones. Una cifra sorprendente, si se tiene en cuenta que el impuesto de sociedades en España es el 28%. Muchos analistas critican a Google por su intrincada ingeniería fiscal, estableciendo su sede europea en Irlanda (el país con el impuesto de sociedades más bajo) y realizando complejas operaciones a través de un paraíso fiscal por determinar. Las oficinas de España, en la torre Picasso y el Campus Google de Madrid (se dedican fundamentalmente a labor comercial), han sido investigadas por inspectores de Hacienda, pero no se ha observado ninguna actividad ilegal por parte de la empresa. Otra cosa, claro, es el factor ético.

9. Ecología ‘offline’

Según la propia Greenpeace, Google es una de las empresas tecnologías de la información más respetuosas con el medio ambiente, especialmente implicada contra el calentamiento global. Miden su impacto energético (un millón de servidores consumen mucho y ocupan mucho espacio) y apuestan por las energías renovables: la compañía tiene desplegados paneles solares en los tejados de sus oficinas centrales y ha invertido, por el momento, 38,8 millones de dólares en dos plantas de energía eólica en Dakota del Norte, con una capacidad de generación de 169,5 megavatios que podrían abastecer a 55.000 hogares. También dispone de programas de coche compartido entre sus trabajadores, así como de una red de bicicletas para moverse por las extensas instalaciones.

10. Juez y parte

Google Chrome incluirá por defecto un bloqueador de anuncios a partir de principios de 2018. Esto tendrá muchas más consecuencias de las que parece. Puesto que la propia Google decidirá qué publicidad es adecuada y cuál no, las empresas que todavía no estén en su plataforma saltarán en masa, ante la sospecha de que el gigante tecnológico no sea imparcial. Esto podría suponer el monopolio definitivo de la publicidad. Tal vez Bruselas debería esperar un poco antes de multarle a Google por posición dominante. La cuantía podría ser mucho mayor.


COMENTARIOS

  1. Pero no pasa nada tu y yo a cotizar y estos después hacen una donación para un colectivo que este sufriendo y pasan de ladrones a Santos y lo pasao pasao. País de pandereta


  2. Pues que pague” aquí estamos hasta los mismisimos” de evasores, DEFRAUDADORES Y corruptos.


  3. Luego no tenemos para pagar pensiones… No si…. Asi estamos


  4. #hayquejoderse