Economía

OFRECIDO POR
Banner

Cuando los olivos dan mucho más que aceite

Los olivares españoles no solo producen el mejor aceite del mundo: también pueden ofrecer experiencias inolvidables. Estos paisajes rurales se están convirtiendo en destinos turísticos esenciales, ayudando a revitalizar las economías locales y capturando el corazón de los viajeros.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
07
julio
2024

El turismo rural en España está viviendo una auténtica revolución, y en el epicentro de esta transformación se encuentran los olivares, extensas tierras que ofrecen mucho más que aceite de oliva. Estas áreas, dotadas de una Denominación de Origen Protegida (DOP), se están convirtiendo en destinos turísticos destacados gracias a su combinación única de paisaje, cultura y gastronomía. Los viajeros, especialmente las familias, encuentran en estos pueblos un refugio para desconectar de la rutina mientras los anfitriones locales logran beneficios económicos.

El atractivo paisajístico de los olivares ha convertido a estos pueblos en un destino ideal para aquellos que buscan una escapada tranquila, donde la naturaleza, las tradiciones y la gastronomía son los ingredientes principales. Según datos de Airbnb, ha habido un incremento sustancial de la actividad turística en estas zonas. En 2023, alrededor de 150 pequeños pueblos y municipios (el 99% situados en zonas rurales) acogieron a su primer huésped, y ya son más de 5.000 las localidades que están representadas en la plataforma.

Los ingresos de los anfitriones de casas en localidades caracterizadas por el aceite DOP sumaron casi 24 millones de euros en 2023, lo que supone un aumento del 16% respecto al año anterior y de más del 50% respecto a 2019. Este crecimiento no solo refleja el interés de los viajeros por este tipo de destinos, sino también el impacto positivo en las economías locales, proporcionando un impulso a las comunidades rurales: los anfitriones también recomiendan negocios locales, así como restaurantes y bares que se benefician del gasto de los turistas.

«El aceite de oliva es sin duda uno de los tesoros más preciados de la cultura española, profundamente arraigado a nuestra historia por su importancia en la gastronomía y el impacto económico en el país. En Airbnb valoramos el interés que suscita entre los viajeros, tanto nacionales como internacionales, y reconocemos el papel fundamental que desempeña el oleoturismo al distribuir a los visitantes hacia áreas más rurales y menos saturadas, promoviendo así un desarrollo turístico más equilibrado y sostenible», afirma Sara Rodríguez, directora de Políticas Públicas y Campaña en Airbnb Marketing Services.

Los ingresos de los anfitriones en localidades con DOP sumaron casi 24 millones de euros en 2023

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor crecimiento en el oleoturismo —con ocho de sus nueve DOP—, duplicando el número de huéspedes en un año. Zonas como Antequera, Montes de Toledo y Navarra son ejemplos de regiones donde los anfitriones han obtenido ingresos significativos, superando los 4.000 euros anuales.

Y uno de los aspectos más destacados de este auge es la participación de las mujeres en la hospitalidad rural. En estas localidades, el 55% de los anfitriones en Airbnb son mujeres, con una media de casi 50 años, que obtienen ingresos cruciales para sus familias, permitiéndoles mejorar su calidad de vida y sostenerse económicamente.

El florecimiento del oleoturismo en España está revitalizando las regiones agrícolas y ofreciendo a los viajeros una experiencia auténtica e inmersiva, además de contribuir a un desarrollo turístico más equilibrado y sostenible. Promueve un turismo que respeta y preserva las comunidades locales y sus tradiciones, mientras que se distribuyen los beneficios económicos de manera más equitativa. Con un paisaje cautivador, una rica cultura gastronómica y la hospitalidad de sus gentes, los olivares españoles se consolidan como un destino imprescindible para quienes buscan algo más que unas simples vacaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Otra forma de vivir la historia

Ramón Oliver | Carmen Gómez-Cotta

El turismo patrimonial permite establecer una conexión más profunda y sostenible con la historia y cultura del entorno.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME