Ciudades

OFRECIDO POR
Banner

La ciudad conectada

El urbanismo del siglo XX fragmentó las ciudades al olvidarse de poner en su epicentro a las personas. El del siglo XXI, del que Madrid Nuevo Norte es un ejemplo, apuesta por cambiar el modelo y reconectar a sus habitantes.

Ilustración

Yvonne Redín
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
24
Ene
2023
ciudad

Ilustración

Yvonne Redín

Hace sesenta años se publicaba La muerte y la vida de las grandes ciudades, un libro en el que Jane Jacobs, periodista y teórica del urbanismo, trazaba una aguda reflexión sobre cómo el diseño urbano dejaba de lado hechos tan importantes como el capital social y humano que se generaba en las calles. Jacobs se convirtió en una defensora del bullicio que emergía entre los grandes rascacielos de Nueva York: allí surgía la ciudad como producto de la vida de sus habitantes.

Durante el siglo XX no era extraño que los grandes proyectos urbanos derribaran barrios residenciales enteros o grandes parques. Estos espacios, sus habitantes y sus dinámicas se consideraban incompatibles con los grandes centros económicos que iban a impulsar el desarrollo de las grandes ciudades.

En el siglo XXI, la coyuntura es distinta y los grandes cambios económicos, ecológicos y sociales nos han dotado de una nueva perspectiva: la integración social, el cuidado medioambiental o la variedad y accesibilidad a todo tipo de servicios se alzan como elementos esenciales para construir ciudades en las que el impulso a la economía venga acompañado de una mejora de las condiciones de vida de sus habitantes.

El proyecto con el que Madrid pretende convertirse en este modelo de ciudad es Madrid Nuevo Norte, un gran centro de actividad económica y conocimiento que no solo permitirá a la capital competir con las principales urbes del mundo en la atracción de inversiones y talento, sino que también albergará la creación de un parque de viviendas con un alto porcentaje vivienda protegida y de precio asequible como una de las principales herramientas para atraer y retener talento joven. Con esto, Madrid Nuevo Norte es un proyecto de gran ambición basado en la coexistencia de lo que hasta ahora eran espacios de la ciudad desconectados entre sí.

La región de los 45 minutos crea un gran nodo de comunicación que conecta infraestructuras de transporte público claves

Frente al caduco modelo de los Central Business Districts (distritos centrales de negocios), donde la vida se apaga una vez finalizada la jornada laboral, Madrid Nuevo Norte suma a su apuesta por la vivienda asequible otra por los usos mixtos, sustituyendo así el modelo anterior por el del Affordable Mixed-use District (distrito de usos mixto y asequible). Así, se proyectan iniciativas como la creación de un bosque urbano que articule la reconexión entre la ciudad y la naturaleza o de espacios destinados a la cultura y el ocio que refuercen la oferta de entretenimiento de la capital.

Recientemente se han popularizado ideas como la ciudad de los 15 minutos, un modelo urbano en el que la ciudadanía tiene acceso a todo aquello que necesita para vivir en un radio a pie de un cuarto de hora. En una apuesta por una innovación aún mayor, Madrid Nuevo Norte plantea la región de los 45 minutos, que pretende dar acceso a los mejores puestos de trabajo creando un nodo de conexión entre las principales infraestructuras de movilidad, como el aeropuerto o la estación de tren de Chamartín.

En resumidas cuentas, a medida que la conciencia sobre el estilo de ciudad en el que se quiere vivir crece, también lo hace la necesidad de impulsar espacios urbanos que se adapten a los criterios de sostenibilidad ambiental, accesibilidad, conciliación o dinamización de la economía local esperados. Las ciudades del futuro serán urbes que pongan el foco en la necesidad de reconectar todos los aspectos de una vida hasta ahora fragmentada por un urbanismo que olvidó poner en el centro a las personas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.