Cultura

Las siete mejores bibliotecas del mundo

Las bibliotecas han evolucionado a la vez que lo ha hecho la historia: primero se mantuvieron exclusivamente para los eruditos, pero posteriormente se convirtieron en el epicentro del conocimiento democratizado. Además de la importancia de los ejemplares que albergan, existen en todo el mundo edificios que son auténticas obras de arte por su arquitectura, historia y decoración.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
15
Nov
2022

La escritora británica Caitlin Moran define las bibliotecas como «catedrales de la mente, hospitales del alma, parques temáticos de la imaginación». Estos espacios del saber nacieron en los templos de las ciudades mesopotámicas, pero no cobraron especial relevancia hasta el periodo helenístico, cuando nacieron las grandes bibliotecas legendarias –como la de Alejandría o Pérgamo–, creadas con el propósito de reunir todo el conocimiento social de su tiempo y ponerlo a disposición de los eruditos.

Desde sus orígenes a la actualidad, las bibliotecas han ido evolucionando, pasando de ser exclusivas para los altos estamentos a estar disponibles para la población general. Una democratización del saber que ha llevado a erigir múltiples bibliotecas, algunas de ellas impresionantes obras de arte que se pueden visitar en la actualidad. A continuación, una lista de las más llamativas.

Biblioteca del Trinity College (Dublín)

El Trinity College de Dublín posee la biblioteca de investigación más grande de Irlanda. Más de cuatro millones de libros son custodiados por este famoso edificio que, desde el año 1801, recibe un ejemplar de todos los volúmenes publicados en Gran Bretaña e Irlanda. En su interior destaca la long room, la sala más antigua, repleta de infinitas estanterías de madera, bustos de mármol, pequeñas escaleras y un arpa antiquísima que se ha convertido en la insignia nacional. También es posible admirar aquí el Libro de Kells, un manuscrito cristiano minuciosamente decorado y cuyos orígenes se remontan al siglo IX.

Real Gabinete Portugués de Lectura (Río de Janeiro)

Río de Janeiro alberga uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del llamado estilo neomanuelino. Este tipo de edificios, levantados entre mediados del siglo XIX y principios del XX, rescataba el estilo gótico-renacentista vigente en la época de los descubrimientos del reinado de Manuel I de Portugal. Cuenta con más de 350.000 ejemplares, entre los que se encuentran obras de gran valor relativas a la cultura en lengua portuguesa.

La abadía de Admont (Alpes austríacos)

El monasterio más antiguo existente en toda Estiria, Austria. Posee a su cargo 27 iglesias. Fundado en 1074 por el Arzobispo Gebhard de Salzburgo, en el siglo XVIII  llevó a cabo una colosal obra que daría lugar a una de las bibliotecas más bonitas del mundo. El arquitecto al cargo fue Joseph Hueber, un artista barroco que creó una auténtica «catedral de luz» para albergar los libros del monasterio. Considerada por muchos como la Octava Maravilla del Mundo, la biblioteca destaca por sus cúpulas decoradas con coloridos frescos, sus bellas estanterías con tonos blancos y dorados, las curiosas puertas secretas y las esculturas de Josef Stammel.

Biblioteca Nacional de Austria (Viena)

También en Austria se puede encontrar una biblioteca impresionante, en este caso en su capital. Construida en el siglo XVIII bajo el mandato del emperador Carlos VI, la Biblioteca Nacional es una de las más bonitas del mundo. En su Sala Imperial se respira un ambiente idílico, rodeados por estatuas de mármol, frescos, estanterías de madera de castaño y más de 200.000 libros impresos entre los años 1500 y 1850.

Biblioteca George Peabody (Baltimore)

En la ciudad más poblada del Estado de Maryland se encuentra este edificio construido a finales del siglo XIX gracias a George Peabody, conocido como el padre de la filantropía moderna. Su impresionante sala de lectura destaca por sus pisos repletos de columnas y balconadas de hierro forjado.

Biblioteca Joanina (Coimbra)

Cuando en un único espacio se reúnen un tesoro literario de incalculable valor y la opulencia de la arquitectura y de las artes de principios del siglo XVIII, el resultado es una de las más espectaculares y originales bibliotecas barrocas europeas. Techos pintados, estanterías con pan de oro hechas con maderas exóticas y valiosísimos ejemplares de libros antiguos componen esta colección. Un dato curioso: cada noche, una colonia de murciélagos contribuye al mantenimiento de la biblioteca eliminando a los insectos que se puedan colar en el recinto.

Biblioteca pública de Stuttgart (Alemania)

La vanguardia también tiene un hueco en este ranking y la biblioteca de Stuttgart es su representante. Se trata de un archivo de lo más moderno donde el minimalismo y los colores claros son los protagonistas. El edificio, inaugurado en 2011, fue diseñado por el arquitecto coreano Eun Young Yi y cuenta con once plantas repartidas en 20.000 metros cuadrados de superficie. Muchos de sus visitantes comparan a este lugar con un gigantesco cubo de Rubik.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Elogio de la lectura y el libro

Carlos Javier González Serrano

En un mundo envenenado por la velocidad, leer es capaz de sanar multitud de males contemporáneos.

Elegía a ese cine

Iván Escobar

¿Cuántos amoríos y tertulias desaparecerán para siempre con el cierre de las salas de cine?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.