Medio Ambiente

OFRECIDO POR
Banner

Empresas frente al cambio climático: de la teoría a la práctica

En 2023 se va a realizar el primer balance global sobre lo comprometido en el Acuerdo de París, y los científicos alertan de que no vamos al ritmo adecuado. El sector privado, como señalan desde la OCDE, debe jugar un papel clave en la descarbonización.

Artículo

Ilustración

Yvonne Redín
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Pisar el acelerador frente al cambio climático

Artículo

Ilustración

Yvonne Redín

Los expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) han sido claros: hay que acelerar las políticas de transición energética y reducción de emisiones para evitar una subida de temperatura superior a la fijada en el Acuerdo de París. Tal y como recogía The New York Times el mes pasado en un extenso reportaje, ninguno de los mayores emisores del mundo (China, Estados Unidos, la Unión Europea e India) ha reducido sus emisiones lo suficiente como para cumplir, por el momento, los objetivos marcados para 2030. El IPCC aporta datos: «Si no cumplimos con la agenda, nos enfrentamos a un calentamiento global de hasta 2,7 grados centígrados, y ya se están alcanzando condiciones climáticas mucho más erráticas de lo previsto, y récords de temperatura global».

El panorama tiene una doble cara: por un lado, la tecnología acompaña a una transformación de proporciones épicas, que supondrá el mayor cambio de paradigma de nuestra historia reciente. Por otro, la agenda internacional lleva ritmos desiguales: algunas empresas y países confían en llegar a los compromisos climáticos adoptados a tiempo, si bien por el momento gran parte de los firmantes van claramente por detrás.

En breve, tendremos una radiografía clara de en qué punto estamos, más allá de conjeturas: cada cinco años se evalúa la implementación del Acuerdo de París y el progreso colectivo hacia el logro de su propósito y objetivos a largo plazo, incluido el de la temperatura, la adaptación a largo plazo y la financiación. Este balance tendrá lugar por primera vez en 2023, pero los datos que se han ido desgranando por el momento no son muy halagüeños. El consenso científico es claro: «Hay que pisar el acelerador».

El valor del conocimiento

El mundo empresarial ha tomado nota. Casi 1.000 de las mayores compañías del mundo firmaron un manifiesto urgiendo a tomar medidas para alcanzar las cero emisiones en 2050 (y a los poderes legislativos urgiendo a crear un marco regulatorio propicio para semejante reto). La reacción de las empresas más cotizadas de Estados Unidos cuando Donald Trump decidió salirse del Acuerdo de París (Apple, BHP Billiton, BP, DuPont, General Mills, Google, Intel, Microsoft, National Grid, Novartis Corporation, PG&E, Rio Tinto, Schneider Electric, Shell, Unilever y Walmart), exigiendo la vuelta al consenso internacional para la descarbonización, da una muestra de que el sector privado ha asumido la urgencia social ante el calentamiento global.

Casi 1.000 de las mayores compañías del mundo se comprometen a alcanzar las cero emisiones en 2050

Son algunos ejemplos, pero la pregunta es inevitable: ¿se ha dado el salto definitivo de las buenas intenciones a los hechos? Según un estudio reciente de Morgan Stanley Capital Internacional (MSCI), incluso si el calentamiento global se limita a menos de dos grados centígrados este siglo, «el mundo seguirá enfrentándose a fenómenos meteorológicos extremos cada vez mayores, como olas de calor, fuertes precipitaciones e intensos ciclones tropicales». Y añade que «solo una cuarta parte de las empresas están en vías de cumplir sus objetivos».

El papel del sector empresarial en un reto medioambiental sin precedentes es irrebatible: no solo por su capacidad económica, sino también (y más importante, si cabe) por lo que pueden aportar desde su experiencia en diversos sectores. A este respecto, los representantes de los países miembros de la OCDE han comunicado que están involucrando cada vez más al sector privado para movilizar inversiones sostenibles, promover el desarrollo del sector privado verde y, sobre todo, «aprovechar sus habilidades y conocimiento para abordar el cambio climático».

Pasar a la acción

Existen algunos ejemplos que abren una puerta al optimismo. Es el caso de Naturgy (que tiene especial relevancia al tratarse de una compañía energética), que ha vuelto a ser reconocida como empresa líder mundial por su acción frente al cambio climático por parte del prestigioso índice Carbon Disclosure Project (CDP), una organización sin ánimo de lucro que analiza anualmente la acción climática y la gestión de los bosques y recursos hídricos de las principales compañías y gobiernos a nivel internacional.

Naturgy ha vuelto a ser reconocida como empresa líder mundial por su acción frente al cambio climático

Forma parte de este índice desde el año 2010, y es la duodécima ocasión en la que su puntuación la coloca entre el grupo de líderes mundiales por su acción en favor del clima. Además, ha sido reconocida con un nivel de «Dirección» por la gestión que la empresa realiza de los recursos hídricos.

«Este reconocimiento avala las actuaciones que desde Naturgy estamos llevando a cabo para ser un actor clave en la transición energética y la lucha contra el cambio climático», ha declarado su directora de Medioambiente y Responsabilidad Social, Nuria Rodríguez, que informó de que su Plan Estratégico 2021-2025 recoge el objetivo de cero emisiones en 2050 y una potencia instalada de fuente renovable cercana al 60% en 2025. Rodríguez concluyó su comparecencia con un mensaje en línea con lo que pide la comunidad científica, así como con el camino que debe seguir el sector privado: «En el contexto actual, las compañías jugamos un papel destacado en el cambio hacia un modelo descarbonizado».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Que no baje el telón

Cristina Suárez

Estrella Damm aprovecha la belleza natural de la costa mediterránea para concienciar en su tradicional anuncio estival.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.