Sociedad

OFRECIDO POR
Banner

La silenciosa presencia de las mujeres en la historia del arte

La cultura, tanto desde la perspectiva de la creación artística como desde la del disfrute de las obras realizadas por otros, debería resultar accesible a todas aquellas personas con discapacidad que pretendan desarrollar sus capacidades y sus aficiones.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Oct
2022
discapacidad

El Grupo Social ONCE, como institución socialmente responsable, pone especial atención en garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los niveles y ámbitos de la actividad de nuestra organización. Los principios de igualdad de oportunidades, no discriminación, acción positiva y accesibilidad universal impregnan transversalmente todas las actuaciones del Grupo Social ONCE, tanto internamente como en el exterior. Por ello, no podemos obviar esa igualdad de oportunidades y no discriminación en el acceso a la cultura.

Durante siglos, la historia ha ignorado de manera sistemática los importantes aportes que las mujeres han realizado en distintos ámbitos de la vida. ¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas de la importancia de Picasso, Rubens o Miguel Ángel? Los manuales empleados para enseñar historia han mostrado un perfil de mujeres cercano a la santidad y la sumisión, como es el caso de Santa Teresa, Agustina de Aragón o Juana de Arco. Por ello es fácil entender el papel pasivo de las mujeres en la sociedad.

La silenciosa presencia de las mujeres en la historia del arte se debe a que el hombre ha construido el mundo social, intelectual, artístico y religioso a su imagen y semejanza. En este sistema, centrado en un mundo de hombres, las mujeres han tenido muy pocas oportunidades de desarrollar sus capacidades con el mismo alcance que ellos. Y si esto ha sido así para el conjunto de las mujeres, es fácil entender cómo apenas existen registros que permitan conocer qué aportaron las mujeres con discapacidad. Rastrear la huella que han dejado las mujeres con discapacidad en la historia es una tarea muy complicada.

Rastrear la huella que han dejado las mujeres con discapacidad en la historia es una tarea muy complicada

El arte es el reflejo de la sociedad en la que se desarrolla, además de una herramienta para su cambio. Menos del 5% de los artistas de la mayoría de los museos del mundo son mujeres, si bien el 85% de los desnudos de las obras son femeninos.

Por este motivo, la mayoría de las obras las producían los hombres con mensajes que reflejaban los sueños de un público masculino. Además, a finales del siglo XIX, en las academias de arte no se admitía la entrada de mujeres a las clases de dibujo de desnudo (si bien, en cambio, se presentaban menos obstáculos para que la mujer se dedicara a las artes menores como la cerámica o el bordado).

Estas cuestiones se han convertido, no por casualidad, en uno de los territorios más fructíferos y enriquecedores de las prácticas artísticas contemporáneas. Este es el motivo también por el cual, desde nuestra organización, no podemos dejar en el olvido su acceso a la cultura. La Bienal de Arte Contemporáneo de Fundación ONCE es un ambicioso proyecto cuyo objetivo primordial es reconocer y difundir la obra de artistas con algún tipo de discapacidad (o de aquellos que encuentran en la discapacidad su inspiración).

Su misión es conseguir los dos objetivos fundamentales de la Fundación ONCE: empleo –es decir, el acceso de artistas con discapacidad al circuito del mercado del arte, consiguiendo así su inclusión social y la inserción laboral– y accesibilidad en cuanto a una cultura accesible para todos. La cultura, tanto desde la perspectiva de la creación artística como desde la del disfrute de las obras realizadas por otros, debería resultar accesible a todas aquellas personas con discapacidad que pretendan desarrollar sus capacidades y sus aficiones.

Por todas estas razones, en esta edición, la Bienal de Arte Contemporáneo de Fundación ONCE, tendrá una temática centrada en el género y la discapacidad, dando la importancia que se merece a artistas –con y sin discapacidad– de la talla de Louise Bourgeois, Meret Oppenheim, Ángela de la Cruz o Paloma Navares. El arte es la actividad más inclusiva que existe, una que nos engloba a todas las personas, con y sin discapacidad.


Miguel Carballeda Piñeiro es presidente de Grupo Social ONCE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El sentido de la cultura

Antonio Monegal

La cultura logra vertebrar nuestras sociedades a través de la cohesión de las identidades individuales y colectivas.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.