Opinión

Más allá de la etiqueta única

Estamos en una época en la que los conceptos cambian aún más rápido que los acontecimientos, en la que estamos obsesionados con nombrar para visibilizar. Como ha escrito Kenan Malik, dedicamos demasiado tiempo a renombrar las cosas (en lugar de cambiarlas).

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Sep
2022
etiqueta
Giorgia Meloni.

Tras la victoria de la candidata italiana Giorgia Meloni, el periodista Antonio Villarreal definió muy bien en Twitter nuestra obsesión con las etiquetas en política: «El debate sobre qué etiqueta colocar a Fratelli d’Italia [el partido al que pertenece Meloni] –ultraderecha, derecha dura, neoconservadores, populista, fascista, posfascista– revela cómo los adjetivos están dejando de servir para definir a las cosas y usándose más para definirnos a nosotros mismos».

Es un tuit que define una época. Es una época en la que los conceptos cambian aún más rápido que los acontecimientos, en la que estamos obsesionados con nombrar las cosas para visibilizarlas. Pero es también una época en la que ese nombramiento es el fin último de la política. Como ha escrito Kenan Malik, estamos menos preocupados por cambiar las cosas que por renombrarlas. Esto, obviamente, es una exageración. Pero sí que es cierto que le dedicamos demasiado tiempo.

La etiqueta es necesaria, pero necesariamente simplifica. No es algo negativo per se. Pero a veces la etiqueta lo es todo. Durante años, una parte de la izquierda –la que se centraba más en lo cultural que en lo material–, pero también la derecha populista, ha defendido que el discurso es terreno de combate. Eso significa que las palabras son armas, algo exclusivamente instrumental.

«Si las palabras se utilizan solo como armas pierden su capacidad de evocación, de describir la realidad»

Y si las palabras son solo armas, pierden su capacidad de evocación, de describir la realidad. Las etiquetas políticas dejan de servir como atajo mental para el votante, para saber qué puede esperar de un político, a ser exclusivamente algo que lanzar al adversario. Ha pasado mucho con las etiquetas fascista o comunista, cuya capacidad de descripción se ha perdido casi completamente. ¿Significa eso que ya no existen fascistas o comunistas? No. Pero hay muchos menos de lo que el uso de esos conceptos sugiere. Y, sobre todo, son conceptos que se adaptan difícilmente a nuestra época, que es más híbrida y caótica.

A veces lo mejor es ir más allá del debate sobre la etiqueta única, aunque haya que usar más conceptos. Por ejemplo, Meloni puede ser definida como una populista con tendencias de derecha autoritaria y nostalgia del fascismo (o nostalgia del soberano, por usar el concepto de Manuel Arias Maldonado para describir a quienes quieren líderes autoritarios que estén por encima del parlamento y que den cierta seguridad psicológica); no tanto porque vaya a ser capaz de implementar un programa fascista (eso queda claro) sino porque la nostalgia fascista es una fantasía de la supuesta grandeza del pasado. Y la nostalgia es casi siempre una idealización, una construcción en la que solo recordamos lo que nos gusta.

«Estamos en una época en la que los conceptos cambian aún más rápido que los acontecimientos»

Nuestra obsesión con las etiquetas ideológicas responde simplemente a nuestra obsesión con definirnos, delimitarnos. El posicionamiento político suele ser simplemente auto-etiquetación.

Tiene que quedar claro lo que somos y lo que no somos. Al final, cuando discutimos sobre cómo definir a Giorgia Meloni o a los populistas de ultraderecha, estamos en realidad discutiendo sobre cómo definirnos a nosotros, que es lo único que nos preocupa en política.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Un hogar en el mundo

Amartya Sen

El premio Nobel de Economía viaja por los lugares –y las ideas– que formaron su particular visión del mundo.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.