Siglo XXI

OFRECIDO POR
Banner

Un proyecto pionero en economía circular

Cepsa producirá hidrógeno verde en su Parque Energético San Roque (Cádiz) reutilizando agua reciclada, procedente de una estación depuradora de aguas residuales.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
economía circular

Artículo

Cepsa producirá hidrógeno verde en su Parque Energético San Roque (Cádiz) reutilizando agua reciclada, procedente de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR). Se trata de uno de los proyectos pioneros de economía circular en España a través del uso de aguas urbanas para uso industrial, una práctica que, según la Unión Europea, puede llegar a reducir de forma global el consumo de agua potable en un 5%.

Para ello, la compañía ha llegado a un acuerdo con la empresa pública de Aguas y Servicios del Campo de Gibraltar (Arcgisa) para que sus instalaciones industriales puedan abastecerse de agua reciclada proveniente de los efluentes urbanos de los municipios de San Roque y Los Barrios. De esta forma, la compañía energética avanza en la creación del Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, el mayor proyecto de hidrógeno verde de Europa, que Cepsa establecerá en sus Energy Parks de Huelva y San Roque, mediante una inversión de 3.000 millones de euros.

4,2 millones de metros cúbicos anuales de aguas residuales ya no se verterán al mar sin reutilizarse en las instalaciones

El tratamiento y depuración de las aguas urbanas para uso industrial se realizará en la nueva estación depuradora de aguas residuales que la Mancomunidad de Municipios y Arcgisa tienen previsto construir en unos terrenos cercanos a las instalaciones del Parque Energético y que fueron cedidos hace años por Cepsa al Ayuntamiento de San Roque. Esta nueva instalación dispondrá de tratamiento terciario para aguas residuales que ascenderá a 4,2 millones de metros cúbicos anuales, que ya no se verterán al mar, sino que serán reutilizadas por Cepsa en sus instalaciones. Se trata de una cifra equivalente al consumo de agua de más de 21.000 hogares medios, de cuatro personas, durante un año.

Rosero Rivero, director del Parque Energético San Roque, ha puesto de manifiesto «la apuesta de Cepsa por reducir su huella en el entorno y descarbonizar su actividad y la de sus clientes mediante la estrategia Positive Motion, que nos lleva ahora a tomar una acción innovadora, como es usar por primera vez en el Campo de Gibraltar aguas residuales urbanas para uso industrial. Este tipo de actuaciones consolidan nuestra apuesta de convertirnos en un actor relevante de la transición energética en nuestro país».

Por su parte, Mar Perrote, directora de Seguridad, Protección Ambiental y Calidad de Cepsa, ha señalado que «nuestro compromiso con el desarrollo sostenible nos lleva a impulsar nuevos modelos productivos y por eso, al uso de agua reciclada, vamos a unir todo nuestro potencial tecnológico e innovador para buscar una segunda vida a los residuos urbanos de la comarca, manteniéndolos en la cadena de valor y facilitando la transición de un modelo lineal a un modelo de gestión basado en la circularidad».

Además del acuerdo para el suministro de agua reciclada, Cepsa se ha comprometido también con el impulso de acciones vinculadas a la economía circular que afectan a los residuos urbanos que gestiona Arcgisa. Estas acciones estarán orientadas a la valorización y recuperación de desechos orgánicos, aceites usados de origen doméstico, lodos biológicos de las EDAR que gestiona la empresa pública mancomunada, así como otros residuos y rechazos provenientes de las instalaciones de la empresa pública.

Cepsa se ha fijado el objetivo de reducir en un 20% la captación de agua dulce en zonas de estrés hídrico en 2025

Cepsa, dentro de su compromiso con el medio ambiente y en el marco de su plan de transformación, se ha fijado el objetivo de reducir en un 20% la captación de agua dulce en zonas de estrés hídrico en 2025, respecto a 2019. Esta decisión, que es una de las más ambiciosas del sector energético a escala internacional, supondrá un ahorro de más de 3 millones de metros cúbicos de agua dulce al año.

La compañía acometerá diferentes iniciativas para reducir su consumo de agua dulce. Entre otras, destaca el proyecto de reutilización en la planta de aguas residuales de su Parque Energético San Roque, que contará el año que viene con una nueva planta de tratamiento de aguas para el reciclaje de hasta un 20% del agua empleada por estas instalaciones industriales, la cual será reutilizada en sus operaciones industriales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.