Energía

POWERED BY

Hidrógeno verde, la próxima gran revolución energética

Inmersos en pleno proceso de transición energética, el hidrógeno verde, una fuente de energía libre de emisiones de CO2, podría resolver algunos de los principales retos actuales como el almacenamiento de la energía o la eficiencia en la movilidad creando millones de nuevos empleos.

Artículo

Ilustración e infografía

Valeria Cafagna
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Jun
2021
Hidrógeno

Artículo

Ilustración e infografía

Valeria Cafagna

En los últimos años, el hidrógeno verde se ha erigido como una fuente energética clave para impulsar el desarrollo sostenible. De hecho, en octubre de 2020, el Consejo de Ministros aprobó la Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable, un plan orientado a desplegar la tecnología necesaria para incorporar este gas a un sistema eléctrico 100% renovable de cara a 2030. Y no se trata de un brindis al sol: según un estudio elaborado por la consultora inglesa Mckinsey, el hidrógeno supondrá una quinta parte de toda la energía consumida en 2050. Pero ¿en qué consiste esta energía? ¿Cómo se consigue? ¿Qué ventajas presenta frente a otras energías?

Actualmente, el hidrógeno es un elemento fundamental en las industrias, ya que se utiliza como materia prima para el refinado de petróleo y la fabricación de fertilizantes y productos químicos. Pero no hablamos de hidrógeno de origen renovable, sino que, un altísimo porcentaje de esos 70 millones de toneladas que según el último informe de la Asociación Internacional de la Energía (IEA) se producen al año, se genera a partir de combustibles fósiles. Ahí es donde se diferencia el hidrógeno verde, que es aquel producido a partir de fuentes de energía renovable y que tiene bajas (o cero) emisiones asociadas. El método de producción más utilizado es el de electrólisis, que consiste en aplicar una corriente eléctrica constante al agua para separar las moléculas de H2O en oxígeno e hidrógeno. De esta forma se obtienen ambos elementos en forma pura. Es un proceso sencillo de entender (aunque tiene un alto coste) que se puede observar cogiendo un vaso de agua, una cucharada de sal, una pila de petaca y el brazo de un lápiz o dos hojas de afeitar: las burbujas que se desprenden al mezclar los ingredientes son, ni más ni menos, hidrogeno verde.

Las ventajas del hidrógeno verde

Endesa ha presentado 23 proyectos de hidrógeno renovable con una inversión de 2.900 millones de euros

Una de las ventajas es que el hidrógeno verde es que «se puede producir localmente, a partir de los recursos que tengamos disponibles. A partir del sol, el viento o la biomasa. Esto nos permite reducir la actual dependencia que tenemos del exterior en cuanto a derivados del petróleo o el gas natural», apunta África Castro, Responsable de Desarrollo de Negocio de H2B2. Un proceso limpio que contribuye a la puesta en marcha de un sistema eléctrico 100% renovable que, además, mejoraría la flexibilidad y seguridad del suministro.

Los expertos explican que esta forma de obtener energía se podría trasladar incluso a nuestros hogares.  «Podríamos llegar a tener calderas de hidrógeno y se generarían unas viviendas más limpias. Además, en nuestra vida diaria, lo veríamos implantando tanto en coches, como en ordenadores y dispositivos móviles a través de las baterías, ya que van a tener, en general, más autonomía», explica Miguel Ángel Laguna, Investigador del Instituto de Ciencias de Materiales de Aragón. Podría incluso llegar a sustituir al gas natural: «El hidrógeno verde busca convertirse en generador de su propia energía, ya sea en forma de electricidad, calor o incluso combustible para los vehículos de sus inquilinos. Puede tener un papel complementario a la electricidad renovable, como sistema de almacenamiento (estacional incluso) o abriendo la opción de la movilidad con hidrógeno», aclara Castro.

 

Hidrógeno

Un nuevo escenario laboral

Las instalaciones de Endesa que antes utilizaban carbón serán renovadas por instalaciones modernas que produzcan hidrógeno

Como toda revolución tecnológica, el paso al uso del hidrógeno verde como combustible supone la creación de nuevos empleos, no solo en cuanto a cantidad, sino también en cuanto a variedad de puestos de trabajo en áreas relacionadas con la energía y su distribución. Este puede ser el caso de ingenieros y técnicos químicos y eléctricos que puedan especializarse en el hidrógeno. Según Hydrogen Council, el sector del hidrógeno supondrá unos 30 millones de puestos de trabajo para 2050 en el mundo. «Algo comparable a lo que hoy supone, en empleos directos e indirectos, el sector del Oil & Gas», asegura Felipe Benjumea, presidente de H2B2.

La industria española apuesta por el hidrógeno verde

Aprovechando la voluntad del gobierno español de apostar por el hidrógeno, el grupo Endesa ha presentado al Ministerio de Transición Ecológica su interés por desarrollar 23 proyectos de hidrógeno renovable, lo que supondrá una importante inversión de 2.900 millones de euros, que abarcan toda la cadena de valor de este vector energético. «Una inversión inteligente de ese dinero, promoviendo proyectos clave, desarrollando tecnología, ayudando a recorrer la curva de la experiencia, y fomentando la creación de puestos de trabajo especializados en este sector es clave para que España ocupe el papel relevante que se merece en la Economía del Hidrógeno», explica Benjumea.

Todos estos proyectos juntos rondarán la producción de casi 2.000 megavatios renovables. «Queremos poner de manifiesto nuestra clara apuesta por el hidrógeno verde como clave en el proceso de transición energética y la descarbonización de la economía», explica el director general de Generación de Endesa, Rafael González. Los principales proyectos se desarrollarán en Andorra (Teruel), Compostilla (León), As Pontes (A Coruña), Litoral (Almería) y Alcudia (Mallorca). Las instalaciones que antes utilizaban carbón serán renovadas por instalaciones modernas que produzcan hidrógeno y estén alimentadas por energía verde.

«Son áreas especiales donde hemos estado muchos años y queremos seguir presentes. Ahora se abre una oportunidad para transformar estos centros de generación basados ​​en carbón y queremos construir plantas con tecnologías innovadoras como la fotovoltaica, la eólica y la producción de hidrógeno. La combinación de estas tecnologías puede hacer que sea un complejo moderno y sostenible», explica González.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

El viaje (circular) de la energía

Cristina Suárez

El sector energético se encamina hacia un sistema circular que permitirá generar riqueza y empleo cuidando del planeta.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.