Biodiversidad

Por qué están desapareciendo los insectos

El cambio climático está provocando la desaparición global de insectos: en algunas zonas agrícolas, el número ha descendido hasta un 63%. La disminución ha hecho saltar las alarmas entre la comunidad científica, consciente de que la desaparición de estos animales supondría un desequilibrio fatal para el medio ambiente y, por tanto, para el sistema productivo.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
31
May
2022
insectos

Artículo

Desde lo más pequeño hasta la inmensidad más absoluta, todo es imprescindible en el planeta que habitamos. El origen y resultado de un equilibrio en el que la más mínima alteración, por insignificante que pueda parecer, repercute instantáneamente sobre la totalidad de sus habitantes. Antes de que el ser humano pusiera en marcha la globalización, como se conoce al proceso que conecta los sistemas productivos de la mayor parte de territorios del mundo, la naturaleza se encargó de realizar una conexión similar en cuanto a especies se refiere.

Todos los habitantes del planeta son necesarios para mantener la armonía natural. En el momento en que una de las especies corra el riesgo de desaparecer, también lo hará el resto, o al menos su forma de vida establecida hasta entonces. Por este motivo, la situación en la que se encuentra una clase animal tan importante como son los insectos es una de las principales preocupaciones de la comunidad científica.

Según un reciente estudio realizado por el Centro de Investigación de la Biodiversidad y el Medioambiente del University College de Londres, las tierras de cultivo sometidas a estrés climático tienen la mitad de ejemplares de insectos y un 25% menos de especies que las zonas de hábitat natural. De esta manera, el resultado principal de una de las mayores evaluaciones de la disminución de insectos en el mundo pone de manifiesto una situación verdaderamente preocupante y que reclama de medidas inmediatas.

En Europa, el número de mariposas se ha desplomado entre un 30 y un 50%

Los insectos son, sin caer en exageraciones, fundamentales. Ubicados en un eslabón clave dentro de la cadena natural, ayudan a mantener las plagas bajo control y descomponen la materia inerte para liberar nutrientes en el suelo. No es su única función: los insectos voladores son también los principales polinizadores de muchos de los principales cultivos alimentarios, labor que, de no estar cubierta, pondría en jaque el sistema productivo mundial. Es una amenaza de primer orden.

A la hora de indagar más a fondo en este palpable descenso de especies de insectos, estudios similares apuntan a que esta situación es si cabe más grave en las zonas agrícolas de alta intensidad de los países tropicales, donde los efectos combinados del cambio climático y la pérdida de hábitat son más profundos. Si tal y como se cree, la mayoría de las 5,5 millones de especies del mundo viven en estas regiones, esto significa que las zonas con mayor abundancia de insectos del planeta pueden estar sufriendo un colapso silencioso pero de consecuencias letales.

Ampliar la diversidad de cultivos puede ser una de las soluciones más efectivas para recuperar insectos

Si centramos el foco en Europa, la situación no es diferente. En Gran Bretaña ya se han identificado pérdidas generalizadas de polinizadores. Por su parte, el número de mariposas ha disminuido entre un 30 y un 50 % (en toda Europa) y se ha registrado una reducción del 76 % de la biomasa de insectos voladores en Alemania.

Todos los retos relacionados con la supervivencia del planeta tienen un denominador común: la posibilidad de evitar el colapso a través de medidas inmediatas y efectivas. En este caso concreto, reducir la intensidad de la agricultura utilizando menos productos químicos, ampliar la diversidad de cultivos y preservar algunos hábitats naturales se revelan como las claves para frenar la disminución de insectos. Condiciones de absoluta necesidad para salvaguardar nuestra propia especie. Si los insectos terminan por desaparecer, también lo harán con ellos buena parte de las oportunidades para salvar el planeta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.