Siglo XXI

Seis ingredientes para el liderazgo en la era de la digitalización

La velocidad a la que se mueve el mundo actualmente demuestra que muchos de los problemas que envuelven nuestras rutinarias vidas son ya una emergencia. Para suplir la demanda de transformación tecnológica y ecológica de las sociedades es necesario un verdadero ejercicio de liderazgo.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Ene
2022
Digitalización

Artículo

Decía Arnold Glasgow que una de las verdaderas pruebas de liderazgo es la capacidad de reconocer un problema antes de que se convierta en una emergencia. La velocidad a la que se mueve el mundo actualmente ya ha demostrado que muchos de los problemas que envuelven nuestras rutinarias vidas son ya una emergencia. La digitalización y la sostenibilidad están dentro de esa lista de temas prioritarios a la hora de liderar de forma eficiente un equipo.

Un buen líder debe saber interpretar los signos que esta rutina muestra para anticiparse y enfrentar los problemas antes de que sea demasiado tarde. Y más en la era actual, que exige un verdadero ejercicio de liderazgo que ayude a suplir la demanda de transformación tecnológica y ecológica de las sociedades y, en concreto, de las empresas. Podríamos recopilar decenas de competencias necesarias que todo líder debe tener en esta era del desarrollo digital y sostenible, pero me gustaría hacer una selección de las que yo considero prioritarias.


1- Adoptar una nueva mentalidad

Un buen líder se adapta al tiempo y a las circunstancias, a los imprevistos y a las necesidades de su entorno. No solo eso, sino que trata de capacitar a todo su equipo en las demandas de los nuevos tiempos. Esto no es una tarea fácil, pues requiere inevitablemente de un cambio de mentalidad respecto a la que suelen tener los empresarios en nuestro país. El común y habitual miedo a lo desconocido ha de sustituirse por un salto fuera de la zona de confort, asumiendo que hay que hacer las cosas de otra manera y que no vamos a volver nunca a estar en esa zona. Eso empieza (y termina) con la adopción de una nueva mentalidad.


2- Tomar decisiones en base a datos

Joseph Juran decía que lo que no se mide no se puede cambiar y esto es, exactamente, lo que tiene que entender el líder del siglo XXI. Un buen liderazgo en la era digital y sostenible no debe estar fundamentado solamente en emociones e intuiciones. El estudio y análisis de datos es fundamental para que las decisiones del líder estén alineadas con la realidad.


3- Ser innovador (o intentarlo) siempre

Un buen liderazgo también pasa por buscar la vanguardia y la innovación en cada decisión y siempre poniendo el foco en frenar los problemas a los que se enfrenta no solo su equipo y empresa, sino la sociedad.


4- Ser empático

Las relaciones verticales son cosa del pasado. Para alcanzar un liderazgo sólido es imprescindible aprender a trabajar con equipos frente a hacerlo con departamentos. Aunque puede parecer una simple diferencia de conceptos, no lo es. La comunicación entre equipos se mueve de una forma vertical, sin jerarquías robustas que impiden la colaboración, y se fundamenta en un grado alto de empatía. El líder actual escucha y entiende al resto del equipo.


5- Preocuparse por la cultura de la empresa

Especialmente en las empresas familiares o en las pymes, fijar la cultura de la compañía en el centro del liderazgo ayudará a fortalecer la filosofía de la misma. A su vez, esto mejorará los vínculos entre los diferentes miembros del equipo, que se sentirán parte importante de algo, como si de una familia se tratase.


6- Tener un ojo puesto en los ODS

Basta con imaginarnos la reacción más común de la mayoría de profesionales al frente de un equipo en nuestro país cuando se les plantea tener en cuenta los OMS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). La primera posiblemente sea la del desconocimiento y, la segunda, restarle importancia a algo que parece alejado y que «no tiene impacto» en el negocio. Por eso el líder actual tiene que entender que los tiempos han cambiado y que el impacto que se genera tanto en la sociedad como en el medio ambiente es responsabilidad de toda empresa y, por lo tanto, de todo equipo.

Tenemos la mejor de las oportunidades hoy en día para crear líderes cercanos, adaptados a las nuevas necesidades y preocupados por el impacto que dejan sus decisiones. La tecnología es la herramienta facilitadora para llevar a cabo todos estos cambios en el liderazgo y poder reconocer los problemas y solventarlos antes de que se conviertan en emergencias. Por lo tanto, el liderazgo digital y sostenible en estos tiempos inciertos es cosa de todos.


Gianni Cecchin, CEO de Verne Technology Group.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.