Cultura

Los videojuegos que han cambiado el mundo

Los videojuegos han logrado cambiar la forma de narrar historias y atraer al gran público. Seleccionamos 10 videojuegos decisivos en nuestra forma de ver y contar el mundo.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
21
Dic
2021
videojuegos

Los videojuegos han cambiado nuestra forma de relacionarnos: su tecnología ha logrado influir en el cine y en la forma de narrar en el resto de productos culturales, desde las novelas hasta las películas y series de televisión. Su industria, de hecho, mueve millones de euros en todo el mundo, e incluso algunos juegos se pueden considerar –según su contexto– auténticos hitos culturales. Tal y como sugiere Rollán en Play Historia: Los 50 videojuegos que cambiaron el mundo, el resultado de su influencia en nuestras sociedades no es tan sorprendente como pueda parecer: los videojuegos los diseñan y los juegan personas.

‘Pong’

Desarrollado por la empresa –casi mitológica– Atari en 1972, Pong es el videojuego más sencillo que pueden conocer los más viejos del lugar: al igual que en una partida de tenis de mesa, dos barras se mueven a través de la pantalla mientras una línea fija actúa como red. La revolución de Pong, no obstante, llegaría en 1975, cuando para combatir las copias de la competencia, Atari desarrolló una versión casera que logró un éxito absoluto.

‘Pac-Man’

También conocido en España como «el comecocos», aunque no haya cocos por ninguna parte. Nacido en 1980, este fue el primer videojuego que podemos calificar como fenómeno mundial, hasta el punto de que sus 293.822 máquinas de arcade vendidas le valieron aparecer en el Libro Guinness de los récords.

‘Super Mario Bros’

Los juegos más famosos de la historia lo son por algo: Super Mario ya había nacido en 1983 como un juego de arcade, pero en 1985, junto a su hermano Luigi, adquirió todas las características que conocemos y que le convirtió en éxito comercial. Aquí surgieron las diferentes plataformas (o mundos), la princesa Peach y el malvado Koopa. La mayoría de expertos consideran que Mario –que por cierto, se apellida Mario, su nombre completo es Mario Mario– «salvó» la industria del videojuego en la década de 1980 en Estados Unidos y la lanzó al siguiente nivel.

Las 293.822 máquinas de ‘Pac-Man’ vendidas le valieron aparecer en el ‘Libro Guinness de los récords’

‘Tetris’

No podía faltar. Y sí, es posterior a Super Mario, de 1989. Técnicamente el juego lo había creado el desarrollador Alekséi Pázhitnov, casi 10 años antes en la Unión Soviética. Por las circunstancias que fuesen, convertirlo en un éxito comercial desde allí no era tan fácil. No obstante, la posterior versión para Game Boy, de nuevo de la mano de Nintendo, lo convirtió en el videojuego más popular del mundo: antes de la serpiente de los viejos móviles, antes de cualquier juego que consiga volverte poco productivo en horas de trabajo, estuvo Tetris.

‘Street Fighter’

Nacidos como juegos de arcade, el primero, de 1987, fue más o menos popular, pero sería Street Fighter II, de 1991, el que reventaría los recreativos de todo el mundo. Con sus personajes, mitad estereotipo mitad surrealismo, cada uno con habilidades especiales y una curva de aprendizaje para el usuario, y su mecánica de torneo, las versiones de Street Fighter han llegado hasta nuestros días e inspirado múltiples «descendientes». El más destacado, de hecho, se convertiría en su competencia directa, Mortal Kombat, nacido en 1992. Por primera vez el diseño y la narrativa de los videojuegos demostraban un nivel de complejidad similar al de otros medios.

‘Super Mario 64’

Sí, el fontanero bigotudo, ese estereotipo con patas sobre los migrantes italianos en Estados Unidos, sale dos veces. Y es que la Nintendo 64, que le da su nombre, venció –y convenció– en 1996 gracias a ser capaz de presentar el primer juego de plataformas que no solo incorporaba la tecnología 3D: la narrativa de este Super Mario es directamente imposible de desarrollar en otro formato. Fue el salto cualitativo que permitió todo lo que vino después.

‘Half-Life’

Desarrollado por Valve Corporation en 1998, es el shooter que estableció las reglas para todos los shooter, esos videojuegos en los que nos convertimos en el «tirador» en primera persona y debemos ir acabando con enemigos, monstruos y jefes. La gran victoria de Half-Life, con su científico atrapado en mitad de un experimento que sale demasiado mal, es dotar de una historia y un ambiente complejos a su excusa para disparar contra bichos.

‘World of Warcraft’

El primer juego de la serie, Warcraft: Orcs & Humans, nació en 1994, pero el Word of Warcraft (o WoW) que conocemos hoy en día es de 2004. Fue el gran salto de las dinámicas del juego de rol tradicional, el de tablero, al videojuego y la red. El gran triunfo de Blizzard Entertainment fue la accesibilidad: la rapidez entre transiciones y la facilidad para aprender los rudimentos básicos, permitieron un mayor enganche de jugadores ocasionales y, a la larga, de fieles seguidores.

La gran victoria de ‘Half-Life’ es dotar de una historia y un ambiente complejos a su excusa para disparar contra bichos

‘League of Legends’

El popular League of Legends (o LoL) nació en 2009 y fue el siguiente paso. Los desarrolladores de Riot Games querían un juego que fuese su propio mundo, que nunca se detuviese y que su acceso, además, fuese gratuito. También querían controlar su escena competitiva. LoL, hoy en día, es uno de los e-sports más importantes del mundo, y su accesibilidad y complejidad en la construcción de personajes y escenarios lo han llevado a ello.

‘Minecraft’

Creado en 2009, pero altamente popular desde 2011, Minecraft es el juego que usan los youtubers para hablar de política. El juego de los bloques –que Microsoft acabó comprando por 2500 millones de dólares en 2014 después de que vendiese 54 millones de copias– cuenta con una jugabilidad casi infinita y un diseño tan sencillo que permite millones de opciones a cada jugador. El juego de los bloques ha conquistado el mundo y no nos hemos dado cuenta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.