Opinión

La sostenibilidad y las lecciones de la diosa Aurora

La llegada de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2015 fue algo similar a una epifanía. No obstante, los progresos realizados hasta hoy destacan tan solo por su escasez y lentitud. ¿Cuánto nos importa, en realidad, la sostenibilidad?

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
03
Nov
2021
sostenibilidad

Acabo de terminar Volver a dónde, el último libro de Antonio Muñoz Molina, y me acuerdo de lo que nos enseño Benedetti: que el gozo no es una herejía y compartirlo nunca es una ofensa. He disfrutado tanto con las reflexiones del Premio Príncipe de Asturias nacido en Úbeda, he gozado tanto con la lectura de su libro que tomo la decisión –nada dolorosa– de volver a leerlo inmediatamente, sin solución de continuidad, y regalarlo a todas las personas, amigos o no, que me importan. Es un texto donde se reivindica la memoria con una belleza sobrecogedora y donde se conjugan, sin estorbarse, la incertidumbre y el dolor de la pandemia con los recuerdos del pasado más lejano y una hermosa metáfora del tiempo: «Ayer mismo, de pronto, es nunca jamas…».

Aurora, a la que los griegos llamaron Eos, era la divinidad del amanecer para los romanos. Cada mañana, Aurora se levantaba del mar y cabalgaba por el cielo delante del Sol, en un carro tirado por briosos caballos y portando una jarra desde la que esparcía el rocío sobre la Tierra. Hija de titanes, era tan hermosa Aurora que el dios Marte se interesó por ella, lo que enfureció a Venus, quien a su vez consiguió que Aurora se casara con Titono, un bello mortal al que Zeus, padre de todos los dioses, convirtió en inmortal a ruego de la propia Aurora.

«Los 17 ODS presentaron como principal novedad la fijación de 169 metas y el interés por la implicación empresarial y ciudadana»

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) llegaron en 2015 como una epifanía, como si hubiéramos descubierto otra vez el Nuevo Mundo. Es cierto que los 17 ODS son fruto de un equilibrado consenso pleno de intereses afines y contrapuestos, así como de un esfuerzo muy ambicioso –aunque incompleto, pues, por ejemplo, nada se decía sobre los inmigrantes– y algunas veces impreciso, pero presentaban entonces como principal novedad el interés por la implicación empresarial y ciudadana, la fijación de 169 metas y el establecimiento de indicadores que, como parecía lógico, permitirían su análisis cada cierto tiempo. Los ODS no incluían guías sobre cómo había que alcanzarlos porque, probablemente, los propios objetivos son en el fondo la guía que deberíamos seguir, mientras las herramientas a usar para alcanzar las metas de sostenibilidad era cosa de cada quien.

Su naturaleza holística y un colorido pin identificativo prendido a partir de entonces en las vestiduras de hombres y mujeres dirigentes, le dieron a los ODS un éxito mediático sin precedentes. Si en cualquier discurso el orador no hablaba de su apuesta –o la de su empresa, institución u organismo– por los Objetivos de Desarrollo Sostenible podía ser declarado anatema. Así estaban las cosas entre 2016 y 2018, cuando el fundamental objetivo número 17, el de las alianzas para lograr los objetivos –es decir, el diálogo–, no se había estrenado: quedaba tiempo, decían.

De nuevo, importaban más las apariencias que los contenidos y, también como siempre, en España nos retrasamos más de la cuenta. Hay que reconocer que el horno político no estaba –ni está– para muchos bollos. Era un mundo donde Trump y su America First habían penetrado como un elefante en una chatarrería, llevándose por delante los Acuerdos del Clima que se habían firmado en París. En España, así, se creó en 2018 la figura de la Alta Comisionada, la cual contaba con una dependencia directa de la Presidencia del Gobierno. Al año siguiente se aprobó la creación del Consejo de Sostenibilidad, un órgano asesor del Gobierno que nunca se reunió y que, ahora, en 2021, se ha modificado para hacerlo depender de la Secretaria de Estado de la Agenda 2030. Al tiempo, sigue existiendo en España un inoperante Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas (CERSE) que se halla integrado en el Ministerio de Trabajo, el cual también quiere modificarse, si bien, con o sin cambios, se constatará una curiosa duplicidad de funciones con el Consejo de Sostenibilidad. Así nos va.

«Hay demasiados mercenarios de los ODS y la constante exhibición del pin multicolor es solo un trampantojo»

Titono, esposo de Aurora, consiguió la inmortalidad por concesión de Zeus, pero por olvido no obtuvo la juventud eterna. Y así, como puede ocurrirle a los ODS, se fue agostando, haciéndose cada vez mas viejo, arrugado y encogido, hasta su transformación en un grillo. Este es el destino que también amenaza a las metas por la sostenibilidad; un destino contra el que hay que luchar –tal como nos enseñó Séneca– sin resignarse, siendo esta la única forma que existe de contribuir al necesario cambio. «Hoy es siempre todavía», escribió Antonio Machado. Esa condición de inmortalidad que los políticos y dirigentes atribuyen a los ODS es, desgraciadamente, falaz. Muchos tenemos la impresión de que, desde hace algún tiempo (y también lo hemos denunciado), los ODS se han convertido en commodities; es decir, en productos para los que existe una creciente demanda en el mercado. En consecuencia, se acaban comercializando sin diferenciación cualitativa. Hay, no debemos olvidarlo, demasiados mercenarios de la sostenibilidad, y la constante exhibición del pin multicolor es solo un trampantojo, una ilusión óptica con la que se engaña a la gente para que vea algo distinto a lo que en realidad ve: nada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Radiografía de los ODS en España

Alejandra Espino

Nuestro país terminó 2020 con una ligera mejora con respecto a 2019 en cuanto a cumplimiento de los ODS. ¿Cómo se logró?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.