Siglo XXI

Las consecuencias colaterales del Brexit

La salida de la Unión Europea continúa alterando la realidad de Reino Unido en múltiples detalles que, hasta ahora, habían pasado desapercibidos: es el caso de la extensa burocracia a sortear para las industrias, pero también del hundimiento del programa Erasmus o el uso de datos móviles fuera de los límites nacionales.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
Oct
2021
brexit

Artículo

Más de cinco años han transcurrido desde que en junio de 2016 el 52% de los británicos decidiera en referéndum separarse de la Unión Europea, liquidando una relación de casi cinco décadas. Sí, Reino Unido ya tiene su Brexit, pero ¿a qué precio?

Ambas partes acordaron respaldar el libre comercio, por lo que no se aplican aranceles sobre los bienes que cruzan las fronteras, así como tampoco hay limitaciones a la cantidad de productos destinados al intercambio comercial. Inglaterra pensó que deslindándose de la Unión Europea fortalecería su economía y, sin embargo, aunque el periodo de transición coincidió con la segunda ola de la pandemia, lo cierto es que el proceso está resultando una concatenación de desastres. Basta recordar la imagen que las pasadas navidades nos ofrecieron los miles de camioneros atrapados en el puerto británico de Dover. Ese suceso sin precedentes advirtió de una de las consecuencias directas del Brexit: el sobrecoste burocrático, con pérdidas económicas aún por cuantificar.

A raíz de ese suceso, de hecho, se produjo una desbandada de trabajadores dentro del sector de los transportes. Según la Unión de Transportistas Ingleses (RHA), los trámites aduaneros entre Inglaterra y la Unión Europa está provocando serias pérdidas a los trabajadores, pues al cobrar por distancias recorridas éstos no pueden permitirse el lujo de estar horas parados rellenando impresos; ahora mismo hacen falta mil trabajadores en el sector. No obstante, este no es un caso único: algo similar ocurre en la construcción y en el sector hotelero y de restauración. Muchos de los no residentes que trabajaban en suelo británico –alrededor de unos tres millones de europeos– han regresado a sus países de origen, lo que ha producido una importante falta de mano de obra que ha llevado a algunos empresarios a contratar a presos con permisos especiales para trabajar.

La imagen de miles de camioneros atrapados en Dover advirtió de una de las consecuencias directas del ‘Brexit’: el sobrecoste burocrático

La industria cárnica es una de las más afectadas, en concreto aquella relativa al tratamiento del pollo, que supone la mitad de toda la carne que se consume en el Reino Unido. La cadena de restaurantes Nando’s –cuya factura órbita alrededor de los novecientos millones de dólares– ha tenido que cerrar 45 de sus 450 establecimientos por falta de suministros; su competidor, KFC, se ha visto obligado a eliminar algunos productos de su menú. Algo similar está sucediendo en los locales de McDonald’s. La situación es tal que el Consejo Británico de las Aves de Corral ha pedido con carácter de urgencia al Gobierno británico que agilice los trámites para contratar mano de obra extranjera.

También los estudiantes se han visto seriamente perturbados por el Brexit, sobre todo quienes disfrutaban –o tenían pensado hacerlo– del programa Erasmus, el cual permite la movilidad de alumnos en las universidades europeas. Las dificultades económicas para sostener este sistema de estudio ha llevado a Reino Unido a ofrecer un sustituto, Turing, pero este no considera la llegada de estudiantes extranjeros a las universidades británicas ni cuenta con las infraestructuras suficientes para garantizar su viabilidad. Hasta ahora, los universitarios que querían viajar a Inglaterra abonaban la matrícula en su centro de origen, pero ahora se verán obligados a asumir íntegramente el coste, por lo que cabe imaginar que muchos jóvenes descartarán Inglaterra como destino principal.

Las relaciones sociales también se han resentido a propósito del Brexit: familias, parejas y amigos han sufrido cómo las distintas opiniones sobre el proceso los distanciaban. A ello se suma que el 62% de los británicos afirma que el proceso de salida de la Unión Europea ha repercutido negativamente en su salud mental. Tanto es así que el consumo de antidepresivos, tal y como recoge un estudio del King’s College de Londres publicado en The British Medical Journal, ha aumentado: al igual que ocurre con cualquier ruptura, también el Brexit implica un trauma y un duelo.

El 62% de los británicos afirma que el proceso de salida de la Unión Europea ha repercutido negativamente en su salud mental

Por si fuera poco, hay cientos de pequeños detalles diarios que se han visto alterados. Este es el caso, por ejemplo, del carnet de conducir: los turistas británicos deben solicitar ahora un carnet internacional, además de una carta verde y una pegatina que identifique el origen de su automóvil en el caso de que viaje con él. Y si salen de viaje, además, han de contratar un seguro médico, puesto que el sistema de salud británico ha dejado de estar vigente.

Otras cuestiones –no menores– quedan pendientes de resolución, como la itinerancia de datos móviles. Hasta ahora, no suponía un coste adicional utilizar un operador diferente al contratado dentro de la Unión Europea, pero habrá que ver qué decide cada compañía telefónica. Solo es posible estar atentos los próximos meses para calibrar y evaluar con precisión esa letra pequeña en la que no todos pensaron al votar en referéndum.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La Europa refugio

Bruno Latour

En vías de desmembramiento, Europa vale lo que una nuez en un cascanueces. Esta vez no puede contar con Estados Unidos.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.