Cultura

Diez retratos de Afganistán en el cine

Seleccionamos una decena de largometrajes que retratan la crisis afgana desde diferentes perspectivas y que pueden servir de herramienta para comprender lo que está por venir tras el golpe talibán.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
24
Ago
2021
Afganistán
Fotograma del documental ‘Love Crimes of Kabul’, dirigida por Tanaz Eshaghian. Fuente: Youtube

Las noticias no descansan en Afganistán. Mientras se debaten las prórrogas de las evacuaciones desde Kabul y se critica a numerosos gobiernos, entre ellos el holandés, por la lentitud de las evacuaciones, los talibanes ya han anunciado que, a partir del 1 de septiembre, se harán con el control absoluto del aeropuerto. En las últimas semanas, los análisis geopolíticos han recuperado la fama de Afganistán como la tumba de los imperios a colación de la crisis humanitaria que se está dando en el territorio. Y es que, desde Alejandro Magno hasta Estados Unidos, pasando por el Imperio Británico o la Unión Soviética, numerosas grandes potencias se han topado en el paisaje afgano con más problemas que facilidades para controlar un espacio tan estratégico como complicado.

A lo largo de la historia más reciente, los eventos de los siglos XX y XXI se han tendido a procesar a través del cine. A veces con un tinte más político, y otras de forma meramente documental, las producciones han querido desgranar –o denunciar– lo que ocurre en nuestro planeta. Y Afganistán no podía ser menos. Desde la más que conocida perspectiva estadounidense hasta su vecina Irán, o incluso desde España, aportamos una lista de títulos basados en el conflicto afgano.

‘Rambo III’ (1988)

Quizás hoy, Rambo III, pueda interpretarse más desde la ironía que desde el enfoque propagandístico que supuso en su momento. Ejemplo del cine de acción, la tercera entrega de las aventuras de John Rambo trata, en la Era Reagan, la colaboración del protagonista con los muyahadines, considerados aliados contra el peligro soviético y cuyo integrismo religioso se concibe como una guerra sagrada a respetar. El argumento no va más allá: el coronel Truman es secuestrado por los rusos, Rambo debe rescatarlo y lo ayudan un grupo de yihadistas.

‘La guerra de Charlie Wilson’ (2007)

La misma historia que vive Rambo, pero mejor desarrollada. Con la dirección de Mike Nichols y el guión de Aaron Sorkin, dos reconocidos votantes del Partido Demócrata buscan encumbrar la figura de Charlie Wilson, un senador republicano de la Era Reagan que a finales de los setenta consiguió que Estados Unidos armase a los muyahidines y otras facciones contrarias al dominio soviético sobre Afganistán. Pero, como evidencia la escena final, nadie se preocupó de lo que ocurriría después de que la Unión Soviética abandonase el territorio.

‘Kandahar’ (2001)

Premiada por el Festival de Cannes en el año del estreno, el largometraje se sitúa en los meses previos al atentado de las Torres Gemelas, cuando el régimen afgano aún era una mera anécdota en el telediario por destruir budas. El director iraní, Mohsen Makhmalbaf, cuenta la historia de una joven periodista afgana exiliada en Canadá tras la guerra civil talibán de 1996 que decide volver al país para salvar a su hermana pequeña, dispuesta a suicidarse con tal de no seguir viviendo bajo la opresión religiosa.

‘Afghan Women Behind the Wheel’ (2009)

Documental sobre las primeras mujeres afganas que pudieron conducir tras la caída del régimen talibán en los 2000. Vuelve a estar de actualidad ya que su directora, Sahraa Karimi, fue de las primeras artistas en abandonar Afganistán el pasado 13 de agosto, pidiendo ayuda a la comunidad internacional ante la tormenta humanitaria que se avecinaba. Karimi es, además, directora general de Afghan Film, la agencia estatal de cine afgano, y una de las pocas cineastas conocidas internacionalmente.

‘El pan de la guerra’ (2017)

Esta película de animación irlandesa, dirigida por la prestigiosa Nora Twomey y nominada al Oscar en su categoría en 2018, es una de las más conocidas a la hora de relatar el régimen talibán de los noventa. Presenta el sistema de opresión ultrarreligioso desde el punto de vista de una niña de 11 años que debe disfrazarse de niño para poder trabajar y ayudar a que su familia pueda comer, ya que su padre está arrestado y su madre no puede salir a la calle por ser una mujer.

‘Osama’ (2003)

La primera película de ficción rodada en Afganistán tras la invasión estadounidense. Dirigida por el afgano Siddiq Barmak y ganadora del Globo de Oro, cuenta la misma historia que El pan de la guerra pero, en esta ocasión, apoyándose en un caso real. Está protagonizada por una niña de Kabul, actriz no profesional.

‘Zona hostil’ (2017)

Pequeña aportación española, aunque nuestra cinematografía es poco dada al cine bélico. Un intento loable que responde más a un testimonio de todos los países que participaron en la coalición internacional para tomar el país y que se preguntan para qué sirvió el coste humano de mantener la paz en un país que se vuelve a dejar en manos de los mismos extremistas a los que se quiso expulsar.

‘Restrepo’ (2010)

Un documental donde los periodistas Tim Hetherington y Sebastian Junger conviven durante más de un año con los soldados estadounidenses del pelotón Restrepo, que recibe su nombre por el Sargento de Primera Clase Juan Sebastián Restrepo, colombiano nacionalizado norteamericano e integrante médico del pelotón fallecido en combate. Premiada en numerosos festivales, se considera el largometraje de no ficción que más cerca ha conseguido estar de la experiencia de los soldados occidentales en Afganistán. No hay idealizaciones, ni épica, ni morbo.

‘Love Crimes of Kabul’ (2011)

Otro documental, dirigido por la iraní Tanaz Eshaghian, que consiguió seguir tres juicios por «crímenes morales» en el Afganistán posterior a los talibanes. Todos son casos de mujeres jóvenes que se enfrentan a penas de cárcel o incluso de muerte por motivos como el sexo premarital o huídas de casa.

‘Las golondrinas de Kabul’ (2019)

Cerramos con otra cinta de animación, esta dirigida por los franceses Zabou Breitman, Eléa Gobbé-Mévellec y basada una novela del argelino Yasmina Khadra. De nuevo ambientada en el Afganistán del primer golpe talibán, en 1998, cuenta la historia de amor imposible entre dos jóvenes vecinos de Kabul y su lucha por mantenerse con vida y vivir su amor en libertad en un entorno de odio y violencia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.